CASO CLÍNICO

Paciente deportista de 37 años con crisis de angustia sospechosas

Dr. Thomas J. Hemingway

Conflictos de interés

15 de julio de 2021

El tratamiento inicial de la taquicardia grave se describe en el protocolo de soporte vital cardiaco avanzado de la American Heart Association.[1] En muchos casos de taquicardia con complejo estrecho la adenosina puede ser útil para el diagnóstico, y según el tipo de arritmia subyacente, para detener el ciclo de la arritmia, pero teóricamente puede ser prejudicial en los pacientes con taquicardia por reentrada aurículoventricular con complejo estrecho asociada a síndrome de Wolff-Parkinson-White. Esto se debe a que la adenosina puede prolongar la conducción y el periodo refractario en el nódulo aurículoventricular, favoreciendo la conducción por la vía accesoria, y además implica riesgo bajo de precipitar fibrilación auricular.

Digoxina está contraindicada de manera absoluta en la fibrilación auricular porque puede acortar el periodo refractario y aumentar la conducción por la vía accesoria provocando conducción todavía más rápida a los ventrículos, y aumentando el riesgo de fibrilación ventricular. Si el diagnóstico se hace pronto las guías del American College of Cardiology/American Heart Association de tratamiento de la fibrilación auricular en los síndromes de Wolff-Parkinson-White son cardioversión mediante corriente continua, ibutilida para detener la fibrilación auricular, y procainamida como indicaciones clase I.[6] Amiodarona tiene indicación clase IIb. Digoxina y los calcioantagonistas no dihidropiridínicos se consideran clase III porque pueden ser perjudiciales.

Como se ha explicado antes, algunos pacientes con síndrome de Wolff-Parkinson-White tienen riesgo de muerte súbita. En estos pacientes un estudio electrofisiológico cardiaco y la ablación con catéter de radiofrecuencia pueden ser definitivos y curativos. Las recomendaciones del American College of Cardiology/American Heart Association de ablación por radiofrecuencia  incluyen a los pacientes con arritmias por vía accesoria resistentes al tratamiento convencional o la fibrilación auricular en síndromes de preexcitación como indicación clase I.[6,7]

El antecedente de muerte súbita cardiaca en pacientes con vías accesorias es una indicación clase IIa. Debido a la relación con antecedente familiar, en la actualidad están realizándose estudios para identificar los mecanismos genéticos y moleculares subyacentes que provocan la aparición de estas vías accesorias.[8,9] En los pacientes con estos síndromes es importante comprobar los antecedentes familiares. La paciente de este caso clínico no tenía antecedente familiar directo de muerte súbita cardiaca. Los datos también apoyan la ablación por radiofrecuencia en pacientes asintomáticos con riesgo alto de arritmia auricular en los estudios electrofisiológicos.[10] Las guías American College of Cardiology/American Heart Association incluyen una recomendación clase IIa en pacientes asintomáticos cuya profesión, estilo de vida o seguridad pueden verse afectadas adversamente por la arritmia.[6,7]

El servicio de electrofisiología recomendó la ablación por radiofrecuencia por los síntomas graves y la presentación con fibrilación auricular. Se realizó la intervención durante el ingreso y se recuperó sin complicaciones. A los 3 meses de seguimiento no tenía necesidad de fármacos antiarrítmicos. Además, no había vuelto a tener "crisis de angustia" desde entonces, y su médico de atención primaria estaba planeando la retirada el inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....