La infrautilización de biomarcadores significa pasar por alto oportunidades en el cáncer

M. Alexander Otto

Conflictos de interés

20 de octubre de 2020

En pacientes con cánceres que podrían tratarse con fármacos dirigidos a veces no se evalúan mutaciones genéticas y otros biomarcadores que los identificarían como elegibles.

"Las tasas de pruebas están rezagadas con respecto a las guías clínicas y los avances en el campo", de acuerdo con documentación técnica de la Red de Acción contra el Cáncer de la American Cancer Society (ACS CAN) y la Fundación LUNGevity, lo que impide que "pacientes con cáncer reciban tratamientos que podrían mejorar los desenlaces", escriben los autores.

Un ejemplo es la evaluación de mutaciones del receptor de factor de crecimiento epidérmico (EGFR) en pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas, que identifica a los elegibles para fármacos como erlotinib. En los consultorios oncológicos privados de Estados Unidos, en menos de 50% de los pacientes elegibles se evaluó el factor de crecimiento epidérmico en el 2016, varios años después que estas pruebas se convirtieran en el patrón asistencial.

Otro ejemplo son las pruebas de biomarcadores para pacientes con cáncer colorrectal metastásico, que se recomiendan en las guías clínicas; de 2013 a 2017, solo 40% de los pacientes en ámbitos académicos y privados fueron evaluados.

Un panorama más amplio es proporcionado por una encuesta realizada por la Red de Acción contra el Cáncer de la American Cancer Society en mayo/junio de 2020, que incluyó 933 pacientes con cáncer y sobrevivientes. Solo 39% de ellos refirieron que se les habían realizado pruebas con biomarcadores; otro 25% no estaba seguro. De 13% de los informantes con los que se habló sobre pruebas de biomarcadores pero que no fueron evaluados con ellas, casi un tercio las rechazó debido a que el seguro no las cubría o porque sus costos de desembolso eran demasiado elevados.

La cobertura de seguro es un obstáculo importante.

"Sin cobertura, los pacientes no tendrán acceso", puntualizan la Red de Acción contra el Cáncer de la American Cancer Society y la Fundación LUNGevity.

La cobertura en general ha estado aumentando, en especial para pruebas diagnósticas complementarias de un solo analito aprobadas con nuevos tratamientos, pero "difiere considerablemente entre los múltiples pagadores públicos y privados del sistema asistencial de Estados Unidos", comentan los grupos.

El problema es especialmente crítico en lo referente a paneles que verifican a la vez centenares de genes para identificar mutaciones. Muchos de los hallazgos de estas pruebas son utilizables, pero otros en la actualidad no tienen utilidad conocida. En consecuencia, algunos pagadores consideran que todo el panel es experimental o está en fase de investigación, y no lo cubren.

Esto debe cambiar, dicen los grupos: "Los pagadores deben proporcionar cobertura para pruebas de panel multigénico según lo indican las guías de la National Comprehensive Cancer Network (NCCN), cuando es más eficiente, cuando no se dispone de una prueba de un solo analito, o cuando la disponibilidad de tejido es demasiado limitada para utilizarse en múltiples pruebas de un solo analito".

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....