El confinamiento por COVID-19 impulsa un marcado aumento del consumo de alcohol

Megan Brooks

Conflictos de interés

5 de octubre de 2020

Nota de la editora: Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus (SARS-CoV-2).

Los estadounidenses incrementaron fuertemente su ingesta de alcohol la primavera pasada mientras muchas regiones del país entraron en confinamiento a causa de la pandemia de coronavirus, muestran los resultados de una encuesta nacional.[1]

La frecuencia general de consumo de alcohol se incrementó 14% en adultos mayores de 30 años de edad durante la primavera de 2020 en comparación con el mismo periodo del año previo.

El incremento fue más evidente en adultos de 30 a 59 años, mujeres y caucásicos no hispanoamericanos, según los resultados de la encuesta.

"El consumo de alcohol puede tener consecuencias negativas para la salud importantes, por lo que esta información indica otra forma en que la pandemia puede afectar la salud física y mental de estadounidenses", dijo en un comunicado de prensa Michael Pollard, Ph. D., investigador principal y sociólogo en la corporación RAND.

Los resultados fueron publicados como una carta de investigación el 29 de septiembre en la versión digital de JAMA Network Open.

Negocio floreciente

Después que algunos estados de la Unión Americana emitieron órdenes de confinamiento para combatir la propagación del SARS-CoV-2, en un estudio se señaló un incremento de 54% en las ventas nacionales de alcohol para la semana que concluyó el 21 de marzo de 2020, en relación con un año antes y 262% de incremento en las ventas de alcohol en línea.

"Hemos tenido información anecdótica sobre las personas que compran y consumen más alcohol", dijo Pollard, pero el estudio de RAND proporciona la primera información basada en encuesta que demuestra cuánto ha aumentado el consumo de alcohol durante la pandemia.

Los hallazgos están basados en 1.540 adultos (media de edad: 56,6 años; 57% mujeres) del RAND American Life Panel, una muestra nacionalmente representativa de estadounidenses a los que se encuestó sobre su consumo de alcohol antes de la pandemia en la primavera de 2019, y de nuevo en la primavera de 2020 en los primeros meses del confinamiento.

En general, en la primavera de 2020, los informantes notificaron haber bebido alcohol 6,22 días en el mes previo en promedio, un aumento de 14% con respecto al promedio mensual de 5,48 días notificado en la primavera de 2019.

En adultos de 30 a 59 años, la frecuencia de consumo de alcohol aumentó de 4,98 días antes de la pandemia, a 5,91 días durante la pandemia, un incremento de 19%.

Las mujeres notificaron beber un promedio de 5,36 días en el mes previo en el periodo pandémico inicial, un incremento de 17% en relación con 4,58 días de bebida mensual antes de la pandemia.

Además, en comparación con la primavera de 2019, en la primavera de 2020 las mujeres refirieron un incremento de 41% de consumo intenso de bebidas alcohólicas: 4 o más bebidas en un par de horas.

Independientemente del nivel de consumo, casi 1 de cada 10 mujeres tuvo un incremento de problemas relacionados con el alcohol en el periodo pandémico, con base en las respuestas a la escala Inventario Breve de Problemas.

En el caso de individuos caucásicos no hispanoamericanos, la frecuencia global de ingesta de alcohol aumentó 10% en el periodo pandémico temprano.

"Los cambios al nivel de la población para mujeres, individuos más jóvenes y caucásicos no hispanoamericanos resaltan que los sistemas de salud necesitan informar a los consumidores a través de medios impresos o en línea sobre el incremento del uso de alcohol durante la pandemia, e identificar factores asociados con susceptibilidad y resiliencia a los efectos de la COVID-19", escriben Pollard y sus colaboradores.

Los autores señalan que será importante determinar si los aumentos del consumo de alcohol persisten a medida que continúe la pandemia, y si el bienestar psíquico y físico se verá afectado en consecuencia.

El estudio fue financiado por el National Institute of Alcohol Abuse and Alcoholism. Los autores han declarado no tener ningún conflicto de intereses económicos pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....