COVID-19: el resumen semanal (25 de septiembre al 1 de octubre)

Matías A. Loewy

2 de octubre de 2020

Nota de la editora: Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus (SARS-CoV-2).

Si se presenta un evento trascendente relacionado con COVID-19 (SARS-CoV-2) en su país, por favor póngase en contacto con nosotros para agregarlo al próximo resumen semanal.

Más de un millón de muertes… que podrían duplicarse antes de la vacuna

Las víctimas fatales por COVID-19 superaron el lunes 28 el primer millón en el mundo, según la base de datos de la Johns Hopkins University, con cuatro países de Iberoamérica en los primeros diez lugares: Brasil, México, Perú y España. Y si no se adoptan medidas de salud pública las muertes podrían duplicarse antes de que una vacuna efectiva sea ampliamente utilizada, señaló el viernes 25 un funcionario de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Salvo que hagamos todo eso, (2 millones de muertes) no solo son imaginables, sino que tristemente son muy probables", afirmó el Dr. Mark Ryan, director de Emergencias del organismo.

En la región de las Américas, se notificaron a la fecha más de 16,4 millones de casos y 550.000 muertes. Y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) "asume que la región experimentará olas epidémicas recurrentes y brotes intercalados con períodos de transmisión de bajo nivel durante los próximos 24 meses, en espera del desarrollo de una vacuna COVID-19 segura, eficaz y equitativamente accesible y del logro de una cobertura poblacional adecuada", según un documento presentado esta semana al 58º Consejo Directivo de la OPS.

La vuelta a la normalidad con vacunas puede ser una "suposición ilusoria"

Con 53 vacunas en investigación clínica, incluyendo 11 en fase 3, la carrera por una vacuna sigue con ritmo trepidante. La Agencia Europea de Medicamentos lanzó la primera evaluación en tiempo real del candidato de University of Oxford/AstraZeneca para acelerar su aprobación, mientras que resultados interinos de los ensayos de fase 3 de la vacuna rusa Sputnik V podrían ser anunciados tan pronto como el próximo 21 de octubre (o pocos días después).

Sin embargo, expertos insisten que las vacunas no serán la solución mágica que muchos esperan para volver a la normalidad.

"No podemos asumir que las vacunas contra COVID-19, incluso si resultan eficaces para reducir la gravedad de la enfermedad, reducirán en gran medida la transmisión del virus. La idea de que la inmunidad inducida por las vacunas permitirá que la población vuelva a la normalidad previa a la pandemia podría basarse en suposiciones ilusorias", señalaron en The Lancet los doctores Malik Peiris y Gabriel Leung, de la Escuela de Salud Pública de The University of Hong Kong.

Otros especialistas también advirtieron respecto de la posibilidad de que los protocolos en marcha habiliten la aprobación de vacunas basadas solo en su capacidad de prevenir casos leves, cuando en realidad lo que la gente espera de la inmunización es que "lo aleje del hospital y lo mantenga vivo", señaló William Haseltine, Ph.D., presidente de la asociación sin fines de lucro ACCESS Health International.

¿Riesgo de tromboembolismo después de alta?

Si bien ya nadie discute el valor de la anticoagulación en pacientes hospitalizados por COVID-19, emergen discrepancias sobre la necesidad de sostener esquemas de tromboprofilaxis luego del alta. Para el Dr. José Ramón González Porras, del Servicio de Hematología del Hospital Universitario de Salamanca-IBSAL, en Salamanca, España, no estaría indicado el tratamiento con heparina "ya que un trabajo retrospectivo cifra la tasa de tromboembolismo venoso sintomático en el 0,4%, cifra bastante baja y similar a la de un grupo control histórico con patología medica no COVID-19".

La misma posición defendió el Dr. Thomas DeLoughery, especialista en hematología y profesor de medicina da Oregon Health & Science University, en Oregon, Estados Unidos, para quien el riesgo de trombosis es inferior al 1% cuando el paciente no está hospitalizado: "Es muy reconfortante saber que, así como el paciente mejora, la tendencia protrombótica desaparece", manifestó.

Sin embargo, el Dr. José Luis Ferreiro, cardiólogo intervencionista del Hospital Universitari de Bellvitge, en Barcelona, España, afirmó que, al alta hospitalaria, los pacientes siguen teniendo riesgo de presentar fenómenos trombóticos, según lo reflejan muchas series. "Hay que plantearse seriamente continuar al menos 7 a 10 días con profilaxis anticoagulante, sobre todo en aquellos pacientes que han estado más graves durante su ingreso", expresó.

Autoanticuerpos podrían explicar por qué los hombres enferman más

Autoanticuerpos dirigidos contra interferón de tipo I, un conjunto de moléculas importantes para la respuesta inmune antiviral, fueron hallados en más de 10% de 1.000 pacientes que desarrollaron neumonías graves por COVID-19, según publicó Science. La mayoría (94%) era constituida por hombres, lo que podría explicar por qué desarrollan cuadros más graves que las mujeres.

"Lo que esto muestra es que hay personas, casi todos hombres, que, por razones que no están claras, tienen autoanticuerpos contra sus propias proteínas antivirales, el interferón de tipo I. Entonces, cuando alguien (infectado) les tose, pueden realmente meterse en problemas, porque su propio cuerpo está impidiendo una respuesta inmune innata", dijo Shane Crotty, Ph.D., profesora del Center for Infectious Disease and Vaccine Research en La Jolla Institute for Immunology, California, Estados Unidos.

Cáncer: menos diagnósticos y desabasto de medicamentos

Se estima que cerca del 40% de los tumores dejaron de ser diagnosticados durante el periodo de cuarentena, lo que implica que casi la mitad de la población mundial "perdió" la chance de una detección precoz y un tratamiento oportuno a causa de la pandemia, refiere el Dr. Raphael Brandão, jefe de Oncología y Hematología del Hospital Moriah, en San Pablo, Brasil, y miembro del comité editorial de Medscape en portugués.

En México, en tanto, el Movimiento Nacional de Mamás y Papás de Niños con Cáncer denunció que desde 2018 el desabasto de medicación oncológica se repite aproximadamente cada tres meses, pero que con la pandemia de COVID-19 el problema se ha agudizado. Al menos 20.000 niños estarían afectados por esta situación.

Los niños infectados tienen mejor respuesta inmune que los adultos

En Estados Unidos, las tasas de hospitalización por COVID-19 cada 100.000 habitantes son 20 veces mayores en adultos que entre los niños. Y una explicación podría ser que, como respuesta a la infección, los niños producen más niveles de dos citocinas: interleucina 17A (IL-17A) e interferón gamma (IFN-γ), según un estudio publicado en Science Translational Medicine.

"Mensaje para llevar a casa: los niños se infectan y pueden enfermar gravemente, pero, en general, les va mejor (que los adultos). Y esta diferencia asociada con la edad puede reflejar diferencias en las respuestas inmunes", dijo la Dra. Betsy C. Herold, directora de la División de Enfermedades Infecciosas Pediátricas del Albert Einstein College of Medicine, en Nueva York, Estados Unidos.

El receso deportivo para niños expuestos origina controversias

Los niños no deben realizar deportes durante 14 días después de la exposición a COVID-19, y en los que tienen síntomas moderados se ha de obtener un electrocardiograma antes de reanudarlos, de acuerdo con nuevas guías de la American Academy of Pediatrics.

Pero otros especialistas cuestionan la propuesta. El Dr. John Mandrola, electrofisiólogo clínico, se pregunta en su pódcast This week in cardiology para Medscape: ¿Qué significa síntomas "moderados"? ¿Todas las exposiciones al virus tienen el mismo riesgo? "Hacer una guía como esta es peligroso porque promueve el miedo y, el miedo, hace trizas la buena toma de decisiones", sostuvo.

Adultos de edad avanzada, subrepresentados en estudios clínicos de tratamientos y vacunas

Pese a que los mayores de 65 años son un grupo más vulnerable a COVID-19, poco más de la mitad de los ensayos clínicos de tratamientos y casi la totalidad de las pruebas con vacunas dejan afuera a esa población, ya sea porque especifican un corte de edad para reclutar participantes o incluyen como criterio de exclusión comorbilidades que son muy frecuentes en adultos de edad avanzada.

El dato surge de un análisis de 847 estudios sobre COVID-19 registrados en clinicaltrials.gov hasta el 1 de junio y publicado en JAMA Internal Medicine.

Incluir adultos mayores en los ensayos clínicos de tratamientos o vacunas "es esencial para desarrollar y probar intervenciones que funcionen en esta población, y garantizar su seguridad", dijo la Dra. Sharon Inouye, líder del estudio, directora del centro de envejecimiento cerebral del Hebrew SeniorLife y Beth Israel Deaconess Medical Center, en Boston, Estados Unidos.

SARS-CoV-2 genera una "tormenta perfecta" para la sucesión de arritmias

El SARS-CoV-2 genera una auténtica "tormenta perfecta" para la sucesión de arritmias, dado que combina factores tales como inflamación sistémica, hipercoagulabilidad, hipoxemia (consecuencia de la insuficiencia respiratoria), alta prevalencia de enfermedad cardiaca previa y efecto proarrítmico de algunos fármacos utilizados, señalaron especialistas en el I Congreso Nacional COVID-19 celebrado en España.

De hecho, 44% de los pacientes ingresados en unidades de cuidados intensivos presentan arritmias, siendo la fibrilación auricular la más frecuente.

De todos modos, las arritmias que más preocupan respecto a la muerte súbita son muy infrecuentes en los pacientes que no tiene daño miocárdico: 1,5% con troponina T no alterada frente a 17% con troponinas elevadas, dijo el Dr. Javier Jiménez Candil, jefe de la Unidad de Arritmias del Hospital Universitario de Salamanca, España.

Las teleconsultas "resultaron ser una solución útil"

Antes de la pandemia, solo 5% de los médicos de atención primaria en Francia ofrecía teleconsultas, proporción que creció a 75% durante la cuarentena más estricta. La teleconsulta continuó en meses posteriores: en la primera semana de desconfinamiento en ese país, 7 de cada 10 médicos en ese país atendieron al menos a un paciente por esa vía.

"Al final, la teleconsulta resultó ser una solución útil durante la epidemia", concluyó el estudio de la Direction de la Recherche, des Ètudes, de l’Èvaluation et des Statistiques (DRESS) del Ministerio de Salud Francés. Y lo seguirá siendo. El proyecto de ley de financiamiento de la Seguridad Social, anunciado este martes 29, contempla la cobertura a 100% de las teleconsultas durante 2021 y 2022. Como señala una expresión francesa, "nécessité a fait loi" ("la necesidad hizo la ley").

De todas formas, las ventajas de las consultas telefónicas y videoconsultas (como evitar la exposición y los desplazamientos) no deberían hacer perder de vista otras dimensiones, tales como los resguardos jurídicos, el consentimiento y la comprensión de los pacientes y los registros en las historias clínicas de esa modalidad de atención, dijo el Dr. Vivencio Barrios, cardiólogo del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, en el I Congreso Nacional de COVID-19. El Dr. Barrios también subrayó que las nuevas consultas siempre deberían ser presenciales, "por la necesidad de realizar algunas pruebas".

El terror de estar intubado sin voz

Una "crisis silenciosa" tiene lugar en unidades de cuidados intensivos de Estados Unidos y el resto del mundo: la de miles de pacientes con COVID-19 que despiertan y advierten que están intubados, con ventilación mecánica, incapaces de hablar y sin la posibilidad de ver un rostro familiar (por la prohibición de visitas). "Aislados y mudos, estos pacientes pueden rápidamente perder su contacto con la realidad. Quedan aterrorizados, ansiosos y confundidos", escribieron el Dr. Lance Patak, profesor de anestesiología y medicina del dolor de University of Washington School of Medicine, en Seattle, y Eileen Rubin, abogada, primera ejecutiva de ARDS Foundation, en Northbrook, Estados Unidos (quien sobrevivió en 1995 a un síndrome de dificultad respiratoria aguda que obligó a asistencia respiratoria mecánica durante ocho semanas y coma inducido durante cuatro).

El Dr. Patak y Rubin alientan a fortalecer una cultura de la comunicación en las unidades de cuidados intensivos y proponen, entre otras medidas, asegurar que a los pacientes les sean ofrecidas ayudas para comunicarse con el personal sanitario que reduzcan su ansiedad y frustración, desde papel y lápiz hasta pizarras y aplicaciones específicas. "Sedar a los pacientes sin habla como una alternativa a empoderarlos para comunicarse de manera efectiva es absolutamente la peor opción", enfatizaron.

Trump: Estados Unidos podría haber tenido 10 veces más muertes

Si Donald Trump no hubiera bloqueado (a comienzos de febrero) la llegada de visitantes desde China, "habría habido 2 millones, no 200.000 muertes" por COVID-19. Al menos, así presumió él mismo en el primer debate televisivo con el candidato demócrata Joe Biden, con vistas a las elecciones del próximo martes 3 de noviembre. El presidente de Estados Unidos también puso en duda que su país lidere la cifra global de decesos por esa causa: "No sabes cuántos murieron en China y en Rusia. Ellos no dan los números".

Trump vaticinó que habría vacunas "en unas pocas semanas", aun cuando Biden respondió que para su distribución habría que esperar hasta mediados de 2021. El exvicepresidente de Obama también resaltó la importancia de las mascarillas y afirmó que su uso junto con medidas de distanciamiento social podría salvar 100.000 vidas hasta enero. Trump se sintió desafiado: "Estoy de acuerdo con las mascarillas. Acá tengo una. Pero me la pongo cuando creo que la necesito", dijo.

En la madrugada del viernes 2 de octubre, Trump confirmó en su cuenta de Twitter que él y su esposa Melania dieron positivo para SARS-CoV-2.

Siga a Matías A. Loewy de Medscape en español en Twitter @MLoewy.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....