Mini-examen clínico: Insomnio

Dr. Stephen Soreff

Conflictos de interés

18 de agosto de 2020

Las guías de la American Academy of Sleep Medicine señalan que la actigrafía está indicada para definir los patrones de ritmo circadiano o las alteraciones del sueño en pacientes con insomnio, incluidos los que tienen depresión.[4] La actigrafía se realiza con dispositivos de muñeca que registran movimientos que pueden usarse para calcular los parámetros del sueño mediante algoritmos especializados con programas informáticos.[5]

La actigrafía permite un registro continuo durante días, semanas o más tiempo.[6] Aunque no está indicada para la evaluación general de los trastornos del sueño ni para valorar su intensidad, la actigrafía puede ser un complemento útil para diagnosticar el insomnio, la somnolencia excesiva o los trastornos de los ritmos circadianos.

Las guías de la American Academy of Sleep Medicine señalan que la polisomnografía y la prueba de latencias diurnas múltiples del sueño no están indicadas para evaluación general del insomnio crónico, incluyendo la sospecha de insomnio secundario a trastornos psiquiátricos o neuropsiquiátricos. No obstante, la polisomnografía está indicada si se sospecha apnea del sueño o trastornos del movimiento cuando el diagnóstico inicial es dudoso, cuando fracasa el tratamiento, o cuando se producen despertares repentinos con conductas violentas o dañinas.

En la evaluación general del insomnio crónico no están indicadas otras pruebas complementarias (p. ej., análisis sanguíneo, radiografías), excepto si se sospechan trastornos concurrentes.

Para más información sobre la evaluación diagnóstica del insomnio, lea aquí.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....