¿Qué impulsa al uso de cannabis en la psicosis de primer episodio?

Liam Davenport

Conflictos de interés

1 de julio de 2020

El deseo de sentirse mejor es un factor importante que impulsa a los pacientes con primer episodio de psicosis a recurrir a cannabis, muestra nueva investigación.[1]

Un análisis de más de 1.300 individuos de seis países europeos demostró que pacientes con primer episodio de psicosis tenían cuatro veces más probabilidades que sus pares sanos de comenzar a fumar cannabis para sentirse mejor.

Los resultados también revelaron que iniciar el consumo de cannabis para sentirse mejor se asoció con incremento de más de tres tantos del riesgo de ser un consumidor consuetudinario.

Estos hallazgos podrían utilizarse para ayudar a personalizar las intervenciones de tratamiento, y también ofrecen una oportunidad para la psicoeducación, en particular porque los motivos para comenzar el consumo de cannabis parecen influir en la frecuencia de uso, manifestó a Medscape Noticias Médicas el investigador del estudio, Dr. Edoardo Spinazzola, del Institute of Psychiatry, Psychology and Neuroscience, King's College London, en Reino Unido.

Pacientes que comienzan a fumar cannabis porque sus amigos o familiares lo hacen pueden beneficiarse de tratamientos que fomentan más asertividad y sentirse "socialmente cómodos sin la sustancia", indicó el Dr. Spinazzola.

Asimismo, destacó que también podría ser útil identificar la causa específica del malestar psicológico que impulsa al consumo de cannabis, como la depresión, y específicamente tratar el problema.

Los resultados se programaron para presentarse en el Congreso de la Schizophrenia International Research Society (SIRS) de 2020, que se canceló debido a la pandemia de coronavirus.

Respondiendo a los escépticos

Estudios previos indican que el consumo de cannabis puede aumentar el riesgo de psicosis hasta 3,9 tantos, y la frecuencia y la potencia de la droga desempeñan un papel, señalaron los investigadores.

Sin embargo, añadieron que los escépticos argumentan que la asociación podría deberse a que los individuos psicóticos utilizan cannabis como una forma de automedicación, al efecto concomitante de otras drogas psicógenas, o a una vulnerabilidad genética común entre el consumo de cannabis y la psicosis.

Los motivos para iniciar el consumo de cannabis "aún no se han explorado en gran parte", de manera que los investigadores analizaron registros de la red europea de redes nacionales de esquizofrenia, estudiando la base de datos EU-GEI que incluye pacientes de Francia, Italia, Países Bajos, España, Reino Unido y Brasil con un primer episodio de psicosis e individuos sanos que hicieron las veces de controles.

El análisis incluyó 1.347 individuos, de los cuales 446 tenían diagnóstico de psicosis no afectiva, 89 trastorno bipolar, y 58 depresión psicótica.

Los motivos para comenzar a fumar cannabis y los patrones de uso se determinaron utilizando la versión modificada del Cannabis Experiences Questionnaire.

Los resultados demostraron que para sentirse mejor, los participantes que comenzaron el uso de cannabis tenían más probabilidades de manera estadísticamente significativa de ser más jóvenes, tener menos años de escolaridad, ser de raza negra o de grupo étnico mixto, ser solteros, o no vivir de manera independiente, que aquellos que comenzaron a utilizarla porque sus amigos o familiares lo hacían (p < 0,001 para todas las comparaciones).

Además, 68% de los pacientes con primer episodio de psicosis y 85% de los controles sanos comenzaron a utilizar cannabis porque amigos o familiares la usaban.

En cambio, 18% de aquellos con primer episodio de psicosis frente a 5% de los controles comenzaron a utilizar cannabis para sentirse mejor; 13% frente a 10%, respectivamente, comenzaron a utilizarla por otros motivos.

Después de tomar en cuenta género, edad, grupo étnico y lugar de estudio, los pacientes con primer episodio de psicosis tuvieron más probabilidades de manera estadísticamente significativa que sus pares sanos de haber comenzado a utilizar cannabis para sentirse mejor (relative risk ratio [RRR]: 4,67; p < 0,001).

Comenzar a fumar cannabis para sentirse mejor frente a cualquier otro motivo se asoció a aumento de la frecuencia de uso en personas con y sin primer episodio de psicosis, con un relative risk ratio de 2,9 para el uso de la droga más de una vez a la semana (p = 0,001) y un relative risk ratio de 3,13 para el consumo diario (p < 0,001).

Sin embargo, la asociación fue más fuerte en controles sanos que en aquellos con primer episodio de psicosis: relative risk ratio de 4,45 para uso diario frente a 3,11, respectivamente.

Los investigadores también analizaron si había un vínculo entre los motivos para comenzar a fumar cannabis y la puntuación de riesgo poligénico de un individuo para desarrollar esquizofrenia.

La regresión multinomial indicó que la puntuación de riesgo poligénico no se asoció con el inicio de cannabis para sentirse mejor o porque los amigos la utilizaran.

Sin embargo, hubo asociación entre la puntuación de riesgo poligénico y comenzar el uso de la droga porque familiares la utilizaban (RRR: 0,68; p < 0,05).

Asociación compleja

En su comentario sobre el estudio para Medscape Noticias Médicas, la Dra. Gabriella Gobbi, Ph. D., profesora de la Unidad de Psiquiatría Neurobiológica en el Departamento de Psiquiatría de la McGill University en Montreal, Canadá, dijo que los datos confirman "lo que ya sabemos sobre cannabis".

Hizo notar que una de las principales causas de que las personas jóvenes comiencen a utilizar cannabis es el entorno social, si bien el deseo de usar la droga para sentirse mejor está vinculado con el hecho de que cannabis, en muchos casos, se utiliza como automedicación, para sentirse más calmado, y como alivio de la ansiedad.

Existe una asociación muy compleja entre el consumo de cannabis para sentirse mejor y la automedicación observada con el tabaquismo de cigarrillos y el consumo de alcohol en pacientes con esquizofrenia, manifestó la Dra. Gobbi, quien no intervino en la investigación.

"Cuando hablamos de pacientes que utilizan cannabis, alcohol y cigarrillos, en realidad estamos hablando del mismo grupo de personas", destacó.

Aunque "es verdad que dicen que las personas utilizan cigarrillos, tabaco y alcohol para sentirse más alegres porque están deprimidos, el riesgo de psicosis es solo para cannabis. Es muy bajo para el alcohol y el tabaco", puntualizó.

En consecuencia, la Dra. Gobbi agregó que a ella y sus colaboradores les preocupan mucho las consecuencias que ha tenido en la salud mental la legalización del consumo de cannabis en Canadá, con la aprobación de la Ley sobre Cannabis en octubre de 2018.

Aunque todavía no hay estadísticas sólidas, ha observado que desde que se aprobó la ley el consumo de cannabis se ha estabilizado en un nivel más bajo entre adolescentes. "Pero ahora tenemos otra población de personas de 34 años y más que lo consumen", señaló.

En particular, al considerar el efecto de cannabis más potente sobre el riesgo de psicosis, la Dra. Gobbi señaló que el incremento del consumo en este grupo de edad dará por resultado un riesgo más elevado de problemas de salud mental.

Los doctores Spinazzola y Gobbi han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....