Brasil en una tormenta sanitaria y política ante un número creciente de casos de COVID-19

Una pandemia en mitad de un pandemonio

Mônica Tarantino

Conflictos de interés

15 de junio de 2020

En este contenido

6. Contención, distanciamiento, aislamiento... ¿cuál es la realidad?

Aunque sigue aumentando el número de infectados, está disminuyendo el cumplimiento de las medidas de restricción y movilidad.

El 26 de mayo la media de aislamiento social de las principales capitales brasileñas era de 46%. El porcentaje ideal para disminuir los contagios y evitar el colapso del sistema sanitario es 70%. En el mismo periodo, 10 estados que habían decretado medidas rigurosas de distanciamiento en algunas regiones empezaron a relajar las normas de contención.

Un factor determinante del escaso cumplimiento de los brasileños y de la falta de comprensión de las relaciones entre el aislamiento social y el colapso del sistema sanitario fue el carácter ambiguo de las recomendaciones transmitidas a la población desde el inicio de la pandemia.

Mientras que el entonces ministro de sanidad, Dr. Luiz Henrique Mandetta, y varios gobernadores aconsejaban medidas de protección y distanciamiento social, el presidente Jair Bolsonaro, se mostraba preocupado por la salud de la economía y afirmaba que el país no podía parar.

Bolsonaro lidera un movimiento contra la ciencia. Defiende el uso inmediato de cloroquina por los pacientes con síntomas leves, a pesar de la falta de evidencia científica, resta importancia a la pandemia y adopta actitudes censurables, como salir sin mascarilla, abrazar a los ciudadanos y promover las aglomeraciones. Sus partidarios, que en la actualidad son casi 30% de la población, hacen manifestaciones públicas contra el distanciamiento social y a favor del cierre del Congresso Nacional y del Supremo Tribunal Federal.

El propio exministro, Dr. Mandetta, hizo una defensa poco entusiasta del aislamiento, según la Dra. Ana Costa. "No acudió a la televisión para hacer una advertencia de que si la población no se aislaba la epidemia mataría mucha más gente".

La invisibilidad de las poblaciones más vulnerables a ojos del gobierno es otro fallo estructural en el afrontamiento de la pandemia. Esto se traduce en ausencia de políticas públicas para combatir el nuevo coronavirus en las favelas y en los barrios periféricos. Trece millones de personas viven en zonas muy pobladas y en condiciones que dificultan el aislamiento, muchas veces en espacios reducidos compartidos por mucha gente y sin saneamiento básico.

La investigadora Sônia Fleury, máster en Sociología, doctora en Ciencias Políticas y coordinadora del Dicionário de Favelas Marielle Franco, afirmó que "al principio de la pandemia los medios de comunicación y las autoridades sanitarias recomendaban medidas preventivas de aislamiento, lavarse las manos, usar gel hidralcohólico y el teletrabajo. Yo me preguntaba. ¿en qué país viven estas personas? ¿van a adoptar alguna medida que tenga en cuenta lo que es una favela?".

"Por ejemplo, no se instruyó a los profesionales de atención primaria ni de los centros de referencia de servicios asistenciales para actuar con los dirigentes comunitarios en la orientación de las personas con sospecha de contagio". Por el contrario, las pocas medidas de ayuda a la población más vulnerable tomadas por el gobierno provocaron situaciones de mayor exposición, como largas colas en la puerta del banco estatal para retirar los 600 reales de ayuda urgente a los más necesitados.

Este panorama de desasistencia y un número creciente de infectados han provocado discusiones y enfrentamientos entre líderes de las favelas y los poderes públicos en todo el país. En la favela de Paraisópolis, en San Pablo, una comunidad contrató médicos y ambulancias durante la pandemia, y preparó a algunos residentes como socorristas. En Río de Janeiro se creó la red Nós Por Nós Contra o Coronavirus que distribuye recursos donados, difunde medidas de prevención, e informaciones sobre la pandemia, creó grupos para el saneamiento de las favelas, contrató médicos, y puso en marcha una red propia de asistencia urgente.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....