Mini-Examen Clínico: ¿Qué tanto sabe de esclerosis múltiple?

Dra. Zaira Medina López

Conflictos de interés

29 de mayo de 2020

Un brote de esclerosis múltiple se define como un episodio monofásico clínico con síntomas reportados por el paciente y datos objetivos típicos de esclerosis múltiple que reflejan un evento focal o multifocal de causa inflamatoria desmielinizante en el sistema nervioso central con desarrollo agudo o subagudo y que tiene duración de al menos 24 horas en ausencia de fiebre o infección que corresponde al caso descrito.

Los corticoesteroides son la principal modalidad de tratamiento, la dosis más estudiada es la metilprednisolona 1.000 mg/día por vía intravenosa por 3 a 5 días.[3] Los esteroides vía oral también se han utilizado, en el estudio COPOUSEP (Oral Versus Intravenous High-dose Methylprednisolone for Treatment of Relapses in Patients With Multiple Sclerosis) publicado en 2015 se comparó la efectividad de prednisona 100 mg vía oral frente a metilprednisolona.[4] El estudio incluyó a 199 pacientes que fueron aleatorizados a recibir metilprednisolona intravenosa o tabletas de metilprednisolona durante los primeros 15 días de haber iniciado el brote. En ambos grupos, cerca de 80% de los pacientes mejoraron al día 28 sin otro tratamiento adyuvante. Sin embargo, la disponibilidad de tabletas en algunos países podría limitar el uso de las dosis altas de metilprednisolona o dexametasona equivalente que se requieren.

Después de recibir metilprednisolona no siempre es necesario un esquema de reducción, los efectos secundarios del uso de estos fármacos deben ser tomados en consideración e incluyen necrosis avascular del fémur, pancreatitis, hepatitis y psicosis, entre otros.

Para más información sobre el tratamiento de brotes agudos en esclerosis múltiple, lea aquí.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....