Depresión vinculada a neurodisfunción y lesiones cerebrales en la esclerosis múltiple

Deborah Brauser

Conflictos de interés

21 de mayo de 2020

La depresión conlleva una disminución de la función neurológica y nuevas lesiones cerebrales en pacientes con esclerosis múltiple (EM), según señala nueva investigación.[1]

En un estudio observacional de más de 2500 pacientes con esclerosis múltiple con recaídas y remisiones (EMRR), participantes con depresión autonotificada tuvieron más probabilidades de tener peores puntuaciones en medidas de función neurológica, como pruebas de velocidad de procesamiento, que sus compañeros sin depresión.

Al inicio, el grupo con depresión también tuvo más probabilidades de presentar por lo menos una nueva lesión en la intensificación con contraste en la resonancia magnética.

"Nuestros resultados parecen indicar que la depresión no es solo un síntoma reactivo sino que indica un aumento del riesgo de futura actividad de la esclerosis múltiple", señalan los investigadores.

Dra. Jenny Feng

La Dra. Jenny Feng, autora principal, asociada clínica en el Cleveland Clinic Mellen Center for MS Treatment and Research, en Ohio, Estados Unidos, añadió que la depresión debe evaluarse sistemáticamente en todos los pacientes con esclerosis múltiple, algo que se hace de manera sistemática en su centro.

"A todo paciente que acude con esclerosis múltiple recién diagnosticada lo remitimos al servicio de neuropsicología para evaluar depresión; si presenta depresión, entonces lo tratamos activamente pues tiene un efecto" en los pacientes, dijo a Medscape Noticias Médicas.

"La depresión no es solo una enfermedad neurpsiquiátrica", añadió la Dra. Feng. Como se muestra en su estudio, "puede tener efectos sobre la esclerosis múltiple, sobre todo en lo que respecta a desempeño en pruebas de función neurológica".

La investigación se presenta como parte del Congreso de la American Academy of Neurology (AAN) 2020. Debido a la pandemia de COVID-19 la academia tuvo que cancelar su congreso anual presencial.

Las asociaciones no han sido claras

Aunque se han "postulado como causas" factores inflamatorios, psicosociales y neurodegenerativos para explicar por qué la depresión suele observarse en pacientes con esclerosis múltiple, la asociación completa entre depresión y actividad de la esclerosis múltiple "no ha sido clara", hacen notar los investigadores.

Para el presente estudio, evaluaron datos de la base de datos EM-PATHS (Partners-Advancing-Technology-and-Health-Solutions), una red colaborativa continua integrada por siete centros de atención a la esclerosis múltiple en Estados Unidos y tres en Europa.

El antecedente de esclerosis múltiple y los datos en la resonancia magnética fueron analizados, al igual que las puntuaciones a los 12 meses en pruebas de funcionamiento neurológico, para medir velocidad de procesamiento (Prueba de modalidades de símbolos y dígitos), velocidad de marcha (Marcha cronometrada en 25 pies -7,6 m-) y destreza manual (Prueba de clavijas con nueve orificios).

Se evaluaron también los desenlaces notificados por los pacientes, según se midieron con la escala de Calidad de Vida en Trastornos Neurológicos (Neuro-QoL) y las etapas de la enfermedad determinadas por el paciente. Se definió la depresión como una puntuación T para la depresión al inicio superior al percentil 50º en la Neuro-QoL.

En la muestra de pacientes, 1333 de los participantes con esclerosis múltiple con recaídas y remisiones se clasificaron como "no deprimidos" (73,7% mujeres; media de edad: 45,6 años; duración de la enfermedad: 13,7 años) mientras que 1172 estaban "deprimidos" (78,4% mujeres; media de edad: 45,9 años; duración de la enfermedad: 14,3 años).

"Para equilibrar las varianzas iniciales en la cohorte observacional entre el grupo con depresión y el grupo sin depresión, se utilizó el análisis de puntuación de propensión para ajustar con respecto a posibles factores de confusión", informan los investigadores.

Peor desempeño

Después del ajuste con respecto a covariables iniciales, los resultados demostraron que los pacientes deprimidos tenían peor desempeño en la prueba de velocidad de marcha (0,48; IC del 95% -IC 95%-: 0,038 – 0,918) y prueba de velocidad de procesamiento (-1,899; IC 95%: -3,548 a -0,250).

El grupo con depresión también tuvo más probabilidades al inicio de presentar nuevas lesiones con intensificación por el medio de contraste (odds ratio: 5,89; IC 95%; 2,23 - 15,51). Esto demostró una "asociación de depresión y actividad neuroinflamatoria" en el sistema nervioso central, señalan los investigadores.

A los 12 meses, la velocidad de procesamiento continuó siendo peor en el grupo deprimido (-1,68; IC 95%: -3,25 a -0,10).

Hubo tendencias, aunque no significativas, a puntuaciones en la velocidad de marcha reducidas a los 12 meses y a disminución de las puntuaciones de destreza manual al inicio y a los 12 meses en los participantes que estaban deprimidos.

Resulta interesante que "no hubiese diferencias en los desenlaces notificados por los pacientes en el mes 12, pese al agravamiento de la función neurológica", informan los investigadores.

"Esto significa que los propios pacientes pueden incluso no percatarse de que se están agravando", dijo la Dra. Feng.

¿Estudio con potencia insuficiente?

Resultados adicionales demostraron tendencias no significativas a un aumento del volumen de la lesión en T2 y de la fracción de sustancia blanca así como disminución de volumen cerebral, fracción de la sustancia gris y volumen de la sustancia gris cortical al inicio y a los 12 meses en el grupo con depresión.

Los investigadores señalan que las limitaciones del estudio fueron que no se contó con información sobre el cumplimiento del tratamiento para la depresión o la fecha de inicio de la depresión.

La Dra. Feng añadió que puesto que este fue un estudio observacional, otros datos faltantes fueron antecedente de depresión en algunos pacientes en el año 1 y algunas modalidades de evaluación mediante resonancia magnética.

"Así que este ensayo pudo no haber tenido la potencia suficiente para detectar algunos de los resultados. La potencia puede haber sido inadecuada para detectar todos los cambios", dijo.

Los investigadores afirman que en investigación futura se debería evaluar tamaños de muestra más grandes con seguimientos más prolongados y se debería utilizar modalidades de resonancia magnética más modernas, como las imágenes con tensor de difusión o la resonancia magnética funcional.

Además, continuarán analizando datos de EM-PATHS. "Con el corte más reciente de los datos, tenemos nuevos pacientes que podemos analizar. Así que tal vez esto proporcione suficiente potencia para detectar más cambios en la resonancia magnética", agregó la Dra. Feng.

Hallazgos inusuales fascinantes

Dr. Mark Freedman

En su comentario sobre el estudio para Medscape Noticias Médicas, el Dr. Mark Freedman, profesor de neurología en la University of Ottawa y director de la Multiple Sclerosis Research Clinic en el Ottawa Hospital Research Institute en Ottawa, Canadá, señaló que "no le sorprendían mucho" los hallazgos en general.

"Hemos sabido por años que los pacientes que están deprimidos no tienen buenos resultados en nuestros métodos para evaluar el desempeño", dijo el Dr. Freedman, quien no intervino en la investigación.

Sin embargo, los investigadores "estudiaron un enorme número de pacientes en este estudio multicéntrico y comenzaron a utilizar algunos de los métodos estadísticos que hemos visto para el uso de datos de la vida real", señaló.

"Así que se ven algunas variables y hay que preguntarse: '¿Por qué influiría esto?' y '¿Ocurrió al azar o no?' Y uno se pregunta por qué las personas deprimidas podrían de hecho tener más lesiones en sus pruebas de resonancia magnética, lo cual es algo inusual", comentó el Dr. Freedman.

"Al comenzar a analizar esto, aun cuando se esté tratando de estandarizar factores que contribuyan a las diferencias que conocemos, hay ciertos aspectos que surgen como fascinantes. En general, creo que esos pacientes deprimidos tuvieron peores resultados en varios criterios de valoración y uno diría 'esto es algo sorprendente'. Es por esto que este grupo fue muy cuidadoso en no concluir de manera absoluta que la depresión impulsa a esta enfermedad. No obstante, hubo una tendencia constante en la dirección y pareciera que hubiese más actividad inflamatoria en estas personas", agregó.

Hizo eco de la observación de los investigadores de que no hubo ajuste con respecto a factores como el cumplimiento de la medicación y cuál tratamiento se utilizó; y añadió que la depresión en el estudio no se basó en establecer un diagnóstico formal de depresión clínica sino en el informe por los propios pacientes.

No obstante, los pacientes clasificados como deprimidos "evolucionaron peor. No caminaron con la misma rapidez, lo cual fue interesante; y sabemos que el desempeño cognitivo suele mermar a causa de la concentración deficiente. Pero ¿cómo es que empeoran las imágenes de resonancia magnética? Este estudio plantea una interrogante y los investigadores concluyen que es posible que la depresión sea un factor independiente" para ese desenlace, puntualizó el Dr. Freedman.

"Es posible que se pudiera utilizar más de un medicamento específico para la esclerosis múltiple si se presta atención a la depresión; y si esa es la conclusión de los investigadores, y creo que la es, entonces indudablemente estoy de acuerdo con ella".

El Dr. Freedman señaló que en vez de una recomendación general para que todos los pacientes con esclerosis múltiple se evalúen de depresión, considera que los médicos, en especial los que trabajan en centros asistenciales más pequeños, deberían centrarse en qué es lo mejor para tratar todos los aspectos de un determinado paciente.

"No hay que intentar tratarlos si no se va a tratar todo el cuadro. Es muy importante tomar en cuenta la depresión y el estado de ánimo y otros factores más. Si se tiene la capacidad para una detección formal, creo que es magnífico; pero no todos la tienen", dijo.

Los doctores Feng y Freedman han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente. El Dr. Freedman en la actualidad es miembro de la Junta de Asesores de Neurología de Medscape.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....