Datos más sólidos de lesión miocárdica en COVID-19

Megan Brooks

Conflictos de interés

24 de abril de 2020

Nota de la editora: Encuentre las últimas noticias y orientación sobre la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus de Medscape en español.

Las manifestaciones clínicas de cuatro pacientes con insuficiencia cardiaca en etapa terminal con COVID-19 proporcionan datos sólidos de que el virus puede causar lesión cardiaca, concluyen investigadores de China en un estudio pequeño.[1]

Los nuevos datos indican que COVID-19 afecta de manera preferente a personas de edad avanzada, sobre todo las que tienen trastornos concomitantes crónicos, pero se desconoce el cuadro clínico de COVID-19 en pacientes con insuficiencia cardiaca resistente a tratamiento, exponen en su ensayo el Dr. Nianguo Dong, Ph. D., y sus colaboradores, del Hospital Unión, Colegio Médico Tongji, Universidad de Ciencia y Tecnología Huazhong en Wuhan, China, el cual se publicó el 7 de abril en la versión electrónica de JACC: Heart Failure.

Para la investigación realizaron un estudio retrospectivo de cuatro pacientes (todos de género masculino) con insuficiencia cardiaca grave que fueron hospitalizados con infección por COVID-19 confirmada. Se considera que tres pacientes se infectaron en el hospital, porque habían estado en el mismo cubículo antes del aislamiento. Cuando se estableció el diagnóstico solo tenían tos leve o fatiga; ninguno presentó fiebre durante la enfermedad.

Incremento de 20 tantos en la troponina I

Los cuatro pacientes tenían crecimiento importante del ventrículo izquierdo y reducción de la fracción de eyección del ventrículo izquierdo, así como grado IV de la clasificación funcional de la New York Heart Association. Solo dos pacientes tenían cambios típicos en vidrio esmerilado en las imágenes de tomografía computarizada del pulmón.

Los dos pacientes que necesitaron cuidados intensivos fallecieron 10 días después de su primera prueba de ácido nucleico positiva. Tres pacientes tuvieron troponina I elevada en la etapa avanzada, sobre todo los dos que fallecieron, y la troponina I elevada aumentó de manera estadísticamente significativa días antes del fallecimiento.

La observación más reciente fue incremento mayor de 20 tantos en el nivel de la troponina I elevada de los dos pacientes muy graves, lo que indicó lesión miocárdica, informan el Dr. Dong y sus colaboradores.

Asimismo, señalan que estudios previos de daño miocárdico en pacientes con COVID-19 se han basado principalmente en indicadores no específicos, como creatina cinasa-MB (CK-MB) y lactato deshidrogenasa (LDH), "lo cual podría confundirse por muchos otros factores clínicos".

De hecho, la creatina cinasa-MB y la lactato deshidrogenasa no aumentaron significativamente en estos estudios. "Nuestros hallazgos proporcionaron evidencia definitivamente más sólida de lesión miocárdica por COVID-19", afirman en su artículo.

El equipo de investigadores también observó niveles significativamente más elevados de proteína C-reactiva y péptido natriurético cerebral en los dos pacientes que fallecieron. En congruencia con datos de otras poblaciones, los pacientes con COVID-19 muy graves y con insuficiencia cardiaca también tuvieron linfopenia típica.

Con base en estos casos los médicos indican que al parecer los pacientes con insuficiencia cardiaca en etapa terminal presentan una tasa de mortalidad elevada después de la infección. Los factores de riesgo pueden ser: edad avanzada, más enfermedades concomitantes, estado general deficiente, y lesión miocárdica grave.

No está del todo claro el mecanismo preciso de la lesión miocárdica causada por el nuevo coronavirus, afirman, pero según ensayos previos y esta serie de casos, es evidente que la infección puede causar lesión miocárdica, y está muy relacionada con la progresión de la enfermedad.

El Dr. Dong y sus colaboradores señalan que se necesitan estudios a largo plazo en una cohorte más amplia de pacientes con insuficiencia cardiaca para comprender el pronóstico de la enfermedad.

El estudio no tuvo financiación específica. Los autores han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....