Iberoamérica frente a la COVID-19: ¿cómo siguen las curvas?

Matías A. Loewy; Pablo Hernández Mares; Carla Nieto Martínez; Roxana Tabakman

20 de abril de 2020

En este contenido

Nota de la editora: Encuentre las últimas noticias y orientación sobre la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus de Medscape en español.

BUENOS AIRES, ARG. El 31 de enero pasado España confirmó el primer paciente infectado con coronavirus SARS-CoV-2, causante de COVID-19: un turista alemán que viajó a Canarias. Casi un mes después, el 26 de febrero, en San Pablo, Brasil, se reportó el primer caso en Latinoamérica: un hombre de 61 años que había trabajado en la región de Lombardía, en Italia.

No fue hace mucho, y parece ya un siglo, al 14 de abril, según datos oficiales de la Organización Mundial de la Salud, España, Portugal y todos los países de Latinoamérica ya reunían en conjunto 251.521 casos confirmados y 21.216 muertes por esa causa. Una cifra que difícilmente se podría haber anticipado, y que seguirá creciendo en las próximas semanas y meses.

La tasa y magnitud de la transmisión de COVID-19 sin duda nos han impactado demasiado, así como el volumen de casos infectados y la sobrecarga de nuestros sistemas de salud, expresó la directora de la Organización Panamericana de la Salud, Dra. Carissa Etienne, a Medscape en español.

"Teníamos planes para responder a pandemias, pero era muy difícil predecir la magnitud de esta. Ha excedido realmente todas las que hemos visto", añadió.

En este escenario dinámico, que los encuentra en distintas fases del ciclo pandémico y estaciones del año, los países de Iberoamérica han impuesto sus propias modalidades para contener y mitigar la diseminación de la pandemia.

En España la explosión de casos fue inesperada: hoy es el primer país de Europa en cantidad de casos confirmados, y segundo en el mundo, detrás de Estados Unidos.

En cambio, en Latinoamérica los países todavía tienen expectativas de lograr aplanar la curva de nuevos casos en función del tiempo, para no sobrepasar la capacidad de respuesta de sus hospitales y profesionales de la salud, aunque sus líderes políticos han mostrado desde desdén o escepticismo hasta extrema preocupación por el eventual impacto de la pandemia. Mientras algunos especialistas opinan que las medidas se tomaron tarde, otros países se jactan de haberse anticipado al problema.

Sin embargo, en mayor o menor medida, todos comparten la incertidumbre respecto a la evolución de la pandemia y cuándo y cómo relajar las medidas de distanciamiento social que se han transformado en la vacuna más efectiva, aun cuando la oportunidad, profundidad y extensión de su implementación también han sido diversas.

En este informe especial, Medscape en español compara en terreno la situación epidemiológica y el abordaje de la pandemia en Argentina, Brasil, España y México, a poco más de un mes de que la Organización Mundial de la Salud la declarara como tal. Asimismo, se bosquejan escenarios y respuestas singulares adoptadas por otros países de la región. Los interrogantes son los mismos: ¿cómo siguen sus curvas de casos? ¿cuándo habrá pasado lo peor?

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....