Mini Examen Clínico: Esquizofrenia

Dr. José J. Mendoza Velásquez

Conflictos de interés

31 de marzo de 2020

Hay tres hipótesis principales con respecto al desarrollo de la esquizofrenia.

La hipótesis de anormalidad neuroquímica argumenta que un desequilibrio de dopamina, serotonina, glutamato y ácido gamma-aminobutírico (GABA) da como resultado las manifestaciones psiquiátricas de la enfermedad. Postula que cuatro vías dopaminérgicas principales están involucradas en el desarrollo de la esquizofrenia. Esta hipótesis de dopamina atribuye los síntomas positivos de la enfermedad a la activación excesiva de los receptores D2 a través de la vía mesolímbica, mientras que los niveles bajos de dopamina en la vía nigrostriatal se teorizan para causar síntomas motores a través de su efecto en el sistema extrapiramidal.

Se cree que los niveles bajos de dopamina mesocortical resultantes de la vía mesocortical provocan los síntomas negativos de la enfermedad. Otros síntomas, como amenorrea y disminución de la libido, pueden ser causados por niveles elevados de prolactina debido a la menor disponibilidad de dopamina tuberoinfundibular, como resultado del bloqueo de la vía tuberoinfundibular.

La evidencia que muestra exacerbación de síntomas positivos y negativos en la esquizofrenia por parte de los antagonistas de los receptores de ácido N-metil-D-aspártico insinúa el papel potencial de la hipoactividad glutaminérgica, mientras que también se ha demostrado que la hiperactividad serotoninérgica desempeña un papel en el desarrollo de la esquizofrenia.

También hay argumentos de que la esquizofrenia es un trastorno del neurodesarrollo basado en anormalidades presentes en la estructura cerebral, una ausencia de gliosis que sugiere cambios en el útero y la observación de que las deficiencias motoras y cognitivas en los pacientes preceden al inicio de la enfermedad.

Por el contrario, la hipótesis de desconexión se centra en los cambios neuroanatómicos observados en las exploraciones por tomografía por emisión de positrones e imagen de resonancia magnética funcional.

Hay reducción en el volumen de materia gris en la esquizofrenia, presente no solo en el lóbulo temporal, sino también en los lóbulos parietales.

También se observan diferencias en los lóbulos frontales y el hipocampo, lo que puede contribuir a una variedad de alteraciones cognitivas y de memoria asociadas con la enfermedad.

Para más información sobre el diagnóstico y tratamiento de la esquizofrenia, lea aquí.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....