Con obesidad y diabetes, México se enfrenta a la pandemia por coronavirus

Stefanie Eschenbacher; Adriana Barrera 

Conflictos de interés

27 de marzo de 2020

Nota de la editora: Encuentre las últimas noticias y orientación sobre la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus de Medscape en español.  

CIUDAD DE MÉXICO, MEX. Cuatro de las seis personas que han muerto de coronavirus en México hasta ahora tenían diabetes, lo que hace sonar la alarma de que un país con una de las tasas más altas del mundo puede ser más vulnerable de lo que podría ser su edad promedio relativamente joven. sugerir.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho que las personas con diabetes y sus complicaciones de salud relacionadas, se encuentran entre los más vulnerables a los casos graves de la enfermedad altamente contagiosa y a veces mortal causada por el nuevo coronavirus, junto con las personas de edad avanzada.

México tiene la menor cantidad de ciudadanos en edad de jubilación entre las naciones que pertenecen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Pero tiene la tasa más alta de obesidad, después de Estados Unidos, y las enfermedades relacionadas como la diabetes tipo 2 están generalizadas.

El 26 de marzo México informó 585 casos confirmados de COVID-19, la enfermedad causada por el virus, y 8 fallecidos. Las principales comorbilidades en los fallecidos incluyeron: tabaquismo, insuficiencia hepática, asma, obesidad, diabetes e inmunosupresión. La mediana de edad de los fallecidos es de 59,5 años con un rango de 41 a 77 años.

"El coronavirus no es tan letal, excepto para las personas que tienen problemas de salud subyacentes que lo complican", dijo el Dr. Abelardo César Ávila Curiel, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán. "Desafortunadamente, ese es el caso de muchos millones de mexicanos".

Cuando los detalles de las muertes por coronavirus en México se hicieron públicos, incluso los funcionarios de salud que habían instado previamente a la población a mantener la calma comenzaron a reconocer la magnitud del problema que enfrenta el país.

"Las personas obesas, particularmente las obesas mórbidas, son las que corren mayor riesgo de sufrir complicaciones si contraen coronavirus", dijo Ricardo Cortés, un funcionario de salud mexicano.

Costo ante consumo de alimentos procesados 

En México, un impuesto inicialmente muy aplaudido sobre las bebidas azucaradas aún no ha mostrado resultados importantes, los esfuerzos para introducir el etiquetado de alimentos se han estancado y las revistas como Diabetes Hoy llenan los puestos de periódicos.

La diabetes de tipo 2, la forma más frecuente de la enfermedad, ocurre cuando el cuerpo se vuelve resistente a la insulina, o ya no produce suficiente. Existe una correlación directa entre esta enfermedad crónica y la obesidad y la mala alimentación, con más de 80% de los casos de diabetes relacionados con la obesidad. Y los datos del gobierno muestran que la enfermedad metabólica crónica también suele darse en familias.

Con el tiempo, la diabetes puede dañar el corazón, los vasos sanguíneos, los ojos, los riñones y los nervios. Y las tasas han aumentado significativamente en los últimos años.

En México, 10,3% de la población de 20 años o más, 8,6 millones de personas, padecen diabetes, según datos del gobierno de 2018, un aumento de 9,2% seis años antes.

Después de la enfermedad cardiaca, la diabetes es la causa más común de muerte relacionada con la salud en México.

La hipertensión, o presión arterial alta, es aún más frecuente, afectando a 18,4% de la población de 20 años o más, 15,2 millones de personas, en comparación con 16,6% seis años antes.

La obesidad alcanzó proporciones epidémicas en México después de unirse a un acuerdo de libre comercio con los Estados Unidos a principios de la década de 1990 y los alimentos procesados ​​se hicieron más fácilmente disponibles, según varios estudios.

México es ahora el mayor consumidor de alimentos ultraprocesados ​​en Latinoamérica y el cuarto más grande del mundo. Alrededor de 75,2% de la población de 20 años o más tiene sobrepeso u obesidad, según datos del gobierno, en comparación con 71,3% seis años antes.

"Con la pandemia, el problema se está agravando aún más", dijo el Dr. José Luis Mora, especialista en enfermedades cardiacas y microbiología en el Instituto de Seguridad Social para Trabajadores del Estado del país.

"El gobierno nos dice que no debemos preocuparnos, pero de todos modos no vemos acciones rápidas destinadas a controlar la pandemia", dijo el Dr. Mora, y agregó que la prevalencia de personas con trastornos de salud subyacentes no ha aparecido en los planes del gobierno.

A diferencia de sus pares regionales, el presidente Andrés Manuel López Obrador no ha ordenado un bloqueo u otras medidas drásticas para controlar la propagación del coronavirus, debido a las preocupaciones de que la economía ya deprimida del país se vería afectada aún más.

El Dr. Ávila dijo que México debería haber actuado con más firmeza hace años para alentar a su población a cambiar las dietas. Recientemente las empresas han detenido las iniciativas gubernamentales de salud alimentaria en los tribunales.

"Los mexicanos ahora están muriendo debido a sus malos hábitos alimenticios", agregó el Dr. Ávila. "México tiene que pagar el precio por no haber hecho nada más significativo antes, debería haber actuado hace mucho tiempo".

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....