El coronavirus permanece en aerosol durante horas, en superficies durante días

Ricki Lewis

Conflictos de interés

19 de marzo de 2020

Nota de la editora: Encuentre las últimas noticias y orientación sobre la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus de Medscape en español.

El nuevo coronavirus, SARS-CoV-2, sigue siendo viable en aerosol durante horas y en superficies durante días, según un nuevo estudio.[1]

Los datos indican que la estabilidad del nuevo virus es similar a la del SARS-CoV-1, que causó la epidemia del síndrome respiratorio agudo grave (SARS), informan los investigadores en un artículo publicado en el servidor medRxivpreprint. (Una versión del artículo ha sido publicada en línea por NEJM).[2]

La transmisión de SARS-CoV-2, que causa COVID-19, ha superado rápidamente el ritmo de la epidemia de síndrome respiratorio agudo grave de 2003. La propagación de la enfermedad anterior surgió de una infección durante los procedimientos médicos, en los que un solo paciente infectado causó muchos casos secundarios. En contraste, el nuevo coronavirus parece propagarse más a través de la transmisión de humano a humano en una variedad de entornos.

Sin embargo, aún no se sabe hasta qué punto las personas asintomáticas o presintomáticas transmiten el nuevo virus a través de la rutina diaria.

Para investigar cuánto tiempo el SARS-CoV-2 permanece infeccioso en el medio ambiente, Neeltje van Doremalen, Ph. D., del Laboratorio de Virología, en la División de Investigación Intramural, del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, en Hamilton, Estados Unidos, y sus colaboradores realizaron experimentos de simulación para comparar la viabilidad del SARS-CoV-2 con la del SARS-CoV-1 en aerosol y en superficies.

Entre los pacientes infectados con SARS-CoV-2, las cargas virales en el tracto respiratorio superior son altas. Como consecuencia, es probable que la secreción respiratoria en forma de aerosoles (<5 μm) o gotas (> 5 μm) sea probable, señalan los autores.

Van Doremalen y sus colaboradores usaron nebulizadores para generar aerosoles. Se recogieron muestras de SARS-CoV-1 y SARS-CoV-2 a los 0, 30, 60, 120 y 180 minutos en un filtro de gelatina. Luego, los investigadores probaron la infectividad de los virus en cultivos de células vero.

Descubrieron que el SARS-CoV-2 era en gran medida estable durante la prueba completa de 180 minutos, con solo una ligera disminución a las 3 horas. Este curso de tiempo es similar al del SARS-CoV-1; ambos virus tienen una vida media en aerosoles de 2,7 horas (rango: 1,65 h para SARS-CoV-1; 7,24 h para SARS-CoV-2).

Luego, los investigadores probaron los virus en una variedad de superficies por hasta 7 días, utilizando valores de humedad y temperaturas diseñados para imitar "una variedad de situaciones domésticas y hospitalarias". Los volúmenes de exposiciones virales que el equipo usó fueron consistentes con las cantidades encontradas en las vías respiratorias superiores e inferiores humanas.

Por ejemplo, aplicaron 50 μl de solución que contiene virus a un pedazo de cartón y luego frotaron la superficie en diferentes momentos con 1 μl adicional de medio. Cada ensayo de superficie se repitió tres veces.

El nuevo coronavirus fue más estable en plástico y acero inoxidable, y algunos virus permanecieron viables hasta 72 horas. Sin embargo, en ese momento la carga viral había disminuido en aproximadamente tres órdenes de magnitud, lo que indica una disminución exponencial. Este perfil fue notablemente similar al del SARS-CoV-1, según los autores.

Sin embargo, los dos virus difirieron en el poder de permanencia en el cobre y el cartón. No se identificó SARS-CoV-2 viable en cobre después de 4 horas o en cartón después de 24 horas. Por el contrario, SARS-CoV-1 no fue viable más de 8 horas en cobre o cartón.

Tabla. Mediana vida media en superficies

Superficie SARS-CoV-2 (h) SARS-CoV-1 (h)
Cobre 3,4 3,76
Cartón 8,45 1,74
Acero 13,1 9,77
Plástico 15,9 17,7

"Tomados en conjunto, nuestros resultados indican que la transmisión de [SARS-CoV-2] en aerosol y fomites es plausible, ya que el virus puede permanecer viable en aerosoles durante varias horas y en superficies hasta días", concluyen los autores.

Andrew Pekosz, Ph. D,, codirector del Centro de Excelencia en Investigación y Vigilancia de la Influenza y director del Centro de Virus Emergentes y Enfermedades Infecciosas del Centro Johns Hopkins para la Salud Global, en Baltimore, Estados Unidos, aplaude el valor real de los experimentos.

"La prueba de PCR [reacción en cadena de la polimerasa] utilizada [en otros estudios] para detectar el SARS-CoV-2 simplemente detecta el genoma del virus. No le dice si el virus todavía era infeccioso o viable. Es por eso que este estudio es interesante ", dijo Pekosz. "Se centra en el virus infeccioso, que es el virus que tiene el potencial de transmitir e infectar a otra persona. Lo que aún no sabemos es cuánto virus infeccioso (viable) se necesita para iniciar la infección en otra persona".

El especialista sugiere que más investigaciones evalúen otros tipos de superficies ambientales, incluida la madera lacada de escritorios, y baldosas cerámicas que se encuentran en baños y cocinas.

Una limitación del estudio es que los datos para experimentos en cartón fueron más variables que los datos para otras superficies evaluadas.

Los investigadores y Pekosz no han revelado relaciones financieras relevantes.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....