COMENTARIO

¿Deberíamos cambiar los antihipertensivos ante el riesgo de mortalidad en pacientes con COVID-19?

Dra. Cecilia Bahit

Conflictos de interés

17 de marzo de 2020

Nota de la editora: Encuentre las últimas noticias y orientación sobre la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus de Medscape en español.

Con base en reportes iniciales de China existe evidencia de que la hipertensión arterial puede estar asociada a un aumento del riesgo de mortalidad en pacientes hospitalizados con COVID-19.[1] Se ha hipotetizado que los efectos adversos de los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA) y los antagonistas o bloqueantes de los receptores de la angiotensina 2 (ARA-II) tienen relación con esta evolución.

La preocupación surge de la observación de que, al igual que los coronavirus, SARS-CoV-2, el virus causante de COVID-19, se une a sus células diana a través de la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2), que se expresa por las células epiteliales del pulmón, intestino, riñón, y vasos sanguíneos.

La expresión de la enzima convertidora de angiotensina 2 está sustancialmente incrementada en pacientes con diabetes de tipos 1 y 2, y los niveles de la enzima convertidora de angiotensina 2 se incrementan con tratados con inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina y los antagonistas de los receptores de la angiotensina 2. La hipertensión tratada con estos fármacos también resulta en aumento de la expresión de enzima convertidora de angiotensina 2. Por tanto, el incremento de la expresión de la enzima convertidora de angiotensina 2 podría facilitar la infección por SARS-CoV-2.

Frente a la preocupación generada por la viralización de los reportes, el consejo de hipertensión de múltiples sociedades científicas, incluyendo: European Society of Cardiology (ESC), European Society of Hypertension (ESH), Sociedad Argentina de Cardiología (SAC), Sociedad Internacional de Hipertensión (ISH), en documentos separados, coinciden en sus apreciaciones de mantener el tratamiento.

Datos que también hicieron eco en las redes sociales:

https://twitter.com/SIAC_cardio/status/1239641920873299968

Las recomendaciones actuales se detallan a continuación:

  • No existe evidencia que documente los efectos dañinos de los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina y antagonistas de los receptores de la angiotensina 2 en el contexto del brote de COVID-19, o que estos fármacos aumenten la susceptibilidad a la infección por SARS-CoV-2. Por tanto, en pacientes con hipertensión se deben aplicar las mismas precauciones que en sujetos de la misma categoría de edad y con el mismo perfil de comorbilidades.

  • Se recomienda que médicos y pacientes continúen el tratamiento habitual con antihipertensivos, debido a que no hay evidencia clínica o científica que sugiera que estos tratamientos deben ser discontinuados.

  • Nuevos análisis de los datos crecientes del impacto de hipertensión y antihipertensivos en el curso clínico de pacientes con COVID-19 están garantizados.

Siga a la Dra. Cecilia Bahit de Medscape en español en Twitter @ceciliabahit.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....