Coronavirus reaparece en pacientes dados de alta

Interrogantes en torno a la lucha para la contención

David Stanway; Kate Kelland

Conflictos de interés

9 de marzo de 2020

Nota de la editora: Encuentre las últimas noticias y orientación sobre la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus de Medscape.

SHANGHAI/LONDRES. Un número creciente de pacientes afectados por coronavirus dados de alta en China y en otras partes están resultando positivos en pruebas realizadas después de su restablecimiento, a veces semanas después del alta hospitalaria, lo cual podría dificultar erradicar la epidemia.

En días recientes el gobierno prefectural de Osaka, en Japón, informó que una mujer que trabaja como guía de autobús de turistas había resultado positiva en la prueba para coronavirus por segunda vez. Esto ocurrió después de reportes en China de que pacientes dados de alta en todo el país estaban resultando con positividad en las pruebas luego de su alta del hospital.

Un oficial en la China's National Health Commission recientemente informó que esos pacientes no han sido contagiosos.

Expertos afirmaron que hay varias formas en que los pacientes dados de alta podrían enfermar de nuevo por el virus. Los convalecientes podrían no formar suficientes anticuerpos para desarrollar inmunidad contra SARS-CoV-2 y se están infectando nuevamente. El virus también podría ser "bifásico", lo que significa que se mantiene latente antes de producir nuevos síntomas.

Pero algunos de los primeros casos de "reinfección" en China se han atribuido a discrepancias en las pruebas.

El 21 de febrero un paciente dado de alta en la ciudad de Chengdu, en el sudoeste de China, fue reingresado 10 días después de su alta cuando resultó positivo en una prueba de seguimiento.

Lei Xuezhong, subdirector del centro de enfermedades infecciosas del West China Hospital, declaró a People's Daily que los hospitales estaban haciendo pruebas en exudados de nariz y garganta al decidir si los pacientes debían darse de alta, pero las nuevas pruebas estaban revelando virus en las vías respiratorias bajas.

Paul Hunter, profesor de medicina en la University of East Anglia en Norwich, Gran Bretaña, que ha hecho seguimiento estrecho del brote epidémico, manifestó a Reuters que aun cuando la paciente en Osaka podría haber recaído, también es posible que el virus estuviera todavía liberándose en su sistema a partir de la infección inicial, y que no se le realizaron pruebas adecuadas antes de darle el alta.

La mujer primero tuvo pruebas positivas a finales de enero y fue dada de alta del hospital el 1 de febrero, lo que condujo a algunos expertos a pensar que era bifásico, como el carbunco.

En un estudio publicado en Journal of the American Medical Association se describen los casos de cuatro miembros del personal médico infectados y tratados en Wuhan, el epicentro de la epidemia, y se concluye que es probable que algunos pacientes restablecidos se mantengan portadores aun después de cumplir los criterios del alta.[1]

Por ejemplo, en China, los pacientes deben tener pruebas negativas, no mostrar síntomas y no tener anomalías en las radiografías antes de darlos de alta.

Allen Cheng, profesor de epidemiología de enfermedades infecciosas en Monash University, en Melbourne, Australia, indicó que no estaba claro si los pacientes se reinfectaron o si se habían mantenido "persistentemente positivos" después de que desaparecieron sus síntomas, añadiendo que los detalles del caso de Japón indicaban que el paciente se había reinfectado.

Song Tie, subdirector del centro local de control de enfermedades en la provincia de Guangdong, en el sur de China, manifestó que hasta 14% de los pacientes dados de alta en la provincia ha resultado positivo de nuevo y ha regresado a los hospitales para observación.

Afirmó que una buena señal es que ninguno de esos pacientes parece haber contagiado a alguien más.

"Con base en esta comprensión… después que alguien se haya infectado por esta clase de virus producirá anticuerpos, y una vez que se producen estos anticuerpos, no será contagioso", puntualizó.

En condiciones normales, los pacientes convalecientes desarrollarán anticuerpos específicos que los vuelven inmunes al virus que los infecta, pero no es imposible la reinfección, agregó Adam Kamradt-Scott, especialista en enfermedades infecciosas de la University of Sydney, en Sídney, Australia.

"No obstante, en la mayoría de los casos, dado que su cuerpo ha desarrollado una respuesta inmune tras la primera infección, la segunda infección por lo general es menos grave", añadió Kamradt-Scott.

Otros expertos también han planteado la posibilidad de la "intensificación dependiente de anticuerpo", lo que significa que la exposición a los virus podría hacer que los pacientes tuvieran más riesgo de infecciones adicionales y síntomas más graves.

Hasta ahora en China se ha dado de alta a 36.117 pacientes, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Salud dados a conocer el viernes, lo que representa casi 46% de todos los casos en el territorio chino. Si la tasa de reinfección de 14% es exacta y se mantiene constante, podría plantear un riesgo más elevado para la salud.

"Diría que tiene menos importancia la posibilidad de que ocurra la reinfección que con cuánta frecuencia se presente", concluyó Cheng.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....