Tendencia Clínica

Ictus

Ryan Syrek

Conflictos de interés

28 de febrero de 2020

Semanalmente identificamos un término de búsqueda frecuente, analizamos qué causó su popularidad y presentamos una infografía relacionada. ¡Si tiene alguna sugerencia de qué Tendencia Clínica es la más destacada y por qué, no dude en compartirla con nosotros en Twitter Facebook.

La investigación sobre nuevas estrategias de prevención, junto con otras noticias provenientes de un congreso internacional, impulsó el interés por el ictus esta semana, convirtiéndolo en Tendencia Clínica.

Los resultados del estudio de fase 3 THALES revelaron que una combinación de ticagrelor y ácido acetilsalicílico reducía de manera estadísticamente significativa la tasa de ictus repetido o muerte en pacientes que previamente habían tenido ictus isquémico agudo leve o ictus isquémico transitorio. Estos resultados iniciales de THALES siguieron a los del estudio POINT, en el cual una combinación de clopidogrel y ácido acetilsalicílico redujo los episodios isquémicos graves, en comparación con solo ácido acetilsalicílico en pacientes con ictus isquémico leve o ictus isquémico transitorio de alto riesgo.

Se examinó otra estrategia preventiva en la International Stroke Conference (ISC) de 2020. Investigadores encontraron que la vacunación contra herpes zóster reducía el riesgo de ictus en adultos de edad avanzada. Los hallazgos indican que la vacunación a individuos de 50 o más años de edad no solo confiere ventajas contra herpes zóster, sino también frente al riesgo de ictus relacionado con esta infección. En el estudio se evaluó la única vacuna contra herpes zoster disponible en el momento, Zostavax (vacuna anti-zóster de microorganismos vivos); sin embargo, Centers for Disease Control and Prevention ahora considera Shingrix, vacuna recombinante de microorganismos no vivos con adyuvante, como la vacuna preferida para adultos de 50 o más años de edad. Shingrix puede conferir aún más protección contra ictus, de acuerdo con investigadores.

Entre otros hallazgos presentados en la International Stroke Conference (ISC) de 2020, datos adicionales respaldan que la retinopatía diabética predice un incremento del riesgo de ictus. Un nuevo estudio de casi 3.000 individuos reveló que quienes presentaban retinopatía diabética mostraban 60% más probabilidades que otros pacientes con diabetes de desarrollar un nuevo ictus en el curso del tiempo. Se observó que abordar los niveles de glucosa, lípidos y presión arterial no mitigaba el riesgo. La retinopatía diabética es la complicación más frecuente de la diabetes sacarina; aproximadamente 75% de las personas con diabetes de tipo 1 desarrolla retinopatía, mientras que alrededor de 50% de aquellas con diabetes de tipo 2 presenta el trastorno.

Considerando que el ictus es una causa principal de muerte y discapacidad, nuevos conceptos sobre signos de advertencia y estrategias para prevención tienen interés sustancial. Los hallazgos aquí descritos, junto con otros presentados en International Stroke Conference 2020, convirtieron al ictus en la Tendencia Clínica de esta semana.

Para más información sobre prevención de ictus, lea aquí.

Contenido relacionado

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....