Un cigarrillo en una mano y un reloj inteligente en la otra

Dr. Neil Skolnik; Dr. Chris Notte

Conflictos de interés

20 de febrero de 2020

Un amigo cardiólogo me contó una historia acerca de uno de sus pacientes. El hombre recientemente lo había consultado. Estaba muy temeroso, pues necesitaba dos stents tras un episodio de dolor torácico prolongado, y durante la consulta al parecer mencionó que había "encontrado la religión", y que iba a cambiar sus costumbres. Mostró el reloj inteligente Fitbit que había conseguido y expresó su emoción por utilizar una nueva aplicación para monitorizar su dieta en su teléfono inteligente. Tenía la presión arterial un poco elevada, así que mi amigo le agregó un tercer antihipertensivo para tratar de controlársela. Remitió al paciente de nuevo a su médico de atención primaria para controlar su hemoglobina glucosilada elevada.

Dr. Chris Notte (izquierda) y Dr. Neil Skolnik.

Mi amigo volvió a ver al paciente un par de semanas más tarde, esta vez en la plaza comercial. Mientras conducía por el estacionamiento vio a su paciente sentado en una banca afuera de la entrada. También notó un cigarrillo en su mano derecha y vio que todavía traía su reloj inteligente en la muñeca. Bueno, no hay nada malo en utilizar un reloj inteligente, pero…

Mi amigo es una persona muy respetuosa, y muy agradable. Decidió no saludarlo y arriesgarse a avergonzarlo, así que caminó hacia una puerta diferente alejada de la banca y entró en la plaza. No obstante, la imagen le incomodó. Le incomodó lo suficiente para repetirme la historia dos semanas después. A mí también me incomoda.

El otro día estaba hablando con una joven enfermera sana con quien trabajo. Estaba tratando de ponerse en forma, y su objetivo era ir al gimnasio cinco días a la semana después de trabajar. Leyó en un sitio web popular que debía utilizar un monitor de frecuencia cardiaca para mantener el seguimiento de su ejercicio, y que si la frecuencia cardiaca era demasiado lenta debía correr más rápido, y si su frecuencia cardiaca era demasiado rápida, debía bajar la velocidad. Sin embargo, el otro día estaba desalentada, pues su reloj inteligente indicaba que su pulso estaba aumentando a 170 mientras corría a gran velocidad, y había escuchado que podría ser peligroso para su corazón.

No obstante, cuando no corría con velocidad, su frecuencia cardiaca a menudo tenía mesetas a cifras de cerca de 110, a veces de 115. Le estaba resultando difícil lograr su frecuencia cardiaca elegida como objetivo de 120 - 160 latidos por minuto. Estaba frustrada e iba a omitir su ejercicio esa noche. Le expliqué que debía dejar de revisar su pulso y simplemente correr; si sentía que estaba corriendo demasiado lento podía hacerlo más rápido.

Fuente: Dreamstime

La tecnología ofrece ventajas promisorias que ayudan a mejorar nuestra salud, pero depender demasiado de ella puede dificultarnos la actividad. Con todo lo que hemos aprendido sobre ciencia y tecnología, la realidad es que todavía somos humanos, con nuestras debilidades y fortalezas. A menudo establecemos objetivos con ambivalencia, luego nos movilizamos esperando que una solución tecnológica nos lleve en la dirección que consideramos que queremos movernos.

Lamentablemente, tener un reloj inteligente no nos dará más condición física, y verificar el pulso cada cinco minutos mientras hacemos ejercicio no dará lugar a una mejor sesión de ejercicio. Con la disponibilidad de tanta tecnología para monitorizar nuestro ejercicio diario, signos vitales y varias otras medidas de salud, necesitamos ser más cuidadosos que nunca para establecer específicamente lo que estamos tratando de lograr con el uso de nuestra tecnología.

En lo que respecta a una buena salud, lo fundamental es lo que importa, y lograr lo fundamental exige estar conscientes y hacer esfuerzos repetidos para dominarlo. Para casi todos los adultos, los hábitos más importantes a desarrollar todavía están relacionados con la dieta y el ejercicio. Consumir la dieta correcta y ejercitarse en forma adecuada exige que se elijan las opciones correctas cada día, todo el día.

La tecnología puede ayudar, pero no lo hará por nosotros. Necesitamos pensar bien en cómo utilizamos la tecnología y ser explícitos con respecto a cómo esperamos que nos ayude. Después de un periodo aceptable, deberíamos evaluar para ver si nos está funcionando. Si es así, entonces deberíamos seguir utilizándola, de lo contrario, deberíamos dejar de utilizarla o cambiar a algo diferente, como realizar un nuevo tipo de ejercicio.

Nuestro objetivo debería ser tener una integración empática inteligente de técnicas tecnológicas y conductuales para lograr un óptimo resultado en salud. Poner por la noche a un lado de la cama las zapatillas deportivas es algo muy bueno para alentarnos a correr por la mañana. Elegir música motivacional nos puede ayudar a obtener la energía y el entusiasmo para correr (nuestra favorita es la canción del tema de Rocky, I didn't come this far to only come this far). Un recordatorio visual adherido al refrigerador puede darnos el "empujoncito" para elegir buenas opciones al abrir la puerta.

Para quienes deseen aprender más sobre cómo integrar el manejo de la conducta en sus consejos para pacientes, recomendamos leer Switch: cómo cambiar las cosas cuando cambiar es difícil , de Chip Heath, y Un Pequeño Empujón: El Impulso Que Necesitas Para Tomar Mejores Decisiones Sobre Salud, Dinero Y Felicidad de Richard Thaler. Siempre nos ha entusiasmado, y nos sigue entusiasmando la promesa de la tecnología de ayudarnos a lograr nuestros objetivos. Dicho esto, dijimos a la enfermera que dejara de revisar su pulso, que pusiera algo de música y que apreciara las hojas de los árboles este otoño mientras corría. En cuanto al caballero fuera de la plaza comercial, pues…

Nos interesa su opinión. Sírvanse escribirnos al correo electrónico fpnews@mdedge.com

El Dr. Notte es médico de familia y director de información médica asociado para Abington (Filadelfia) Jefferson Health. Sígalo en Twitter @doctomotte. El Dr. Skolnik es profesor de medicina familiar y comunitaria en Jefferson Medical College, en Filadelfia, y director asociado del programa de residencia en medicina familiar en Abington Jefferson Health.

Este artículo fue publicado originalmente en MDedge.com.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....