Brexit: implicaciones para la salud y los médicos de la Unión Europea

Peter Russell

Conflictos de interés

10 de febrero de 2020

Ha sido un momento esperado por mucho tiempo, pero el brexit ahora es un hecho.

Reino Unido ha abandonado la Unión Europea casi 4 años después de que a los electores se les pidió que votaran en el referéndum de 2016.

El largo tiempo de espera dio lugar a que se generaran gran cantidad de rumores e información errónea, y la salud ha sido parte central del debate.

Así que ¿qué ocurrirá?

La NHS Confederation señala: "No esperamos ningún cambio para la salud y la asistencia sanitaria de las personas entre el 31 de enero y el 1 de febrero como resultado del brexit. De hecho, no habrá cambios evidentes por el resto del año. Esto se debe a que hemos llegado a un 'acuerdo'".

El acuerdo significa un periodo de implementación que durará hasta el 31 de diciembre de 2020.

Durante esos 11 meses Reino Unido continuará respetando la ley de la Unión Europea mientras se llevan a cabo negociaciones.

Por tanto, ¿qué podría ocurrir?

Asistencia sanitaria en Reino Unido y Unión Europea

No hubo cambios a consecuencia del brexit en los modelos de asistencia sanitaria en Reino Unido para ciudadanos británicos, ciudadanos de la Unión Europea o cualquier otra persona el primero de febrero.

Los sistemas actuales para la asistencia sanitaria seguirán siendo válidos hasta el año 2020 para las personas que viven, viajan o trabajan en la Unión Europea, y quienes viajan a la Unión Europea podrán utilizar su tarjeta sanitaria europea, que incluye cobertura para trastornos médicos preexistentes.

El futuro de la tarjeta sanitaria europea a más largo plazo se decidirá como parte de las negociaciones sobre la relación futura ente la Unión Europea y Reino Unido, pero el gobierno declaró que quería que los ciudadanos de Reino Unido y la Unión Europea pudieran seguir utilizando la tarjeta sanitaria europea para recibir atención médica en caso de que la necesitaran durante vacaciones.

De acuerdo con la NHS Confederation: "Los jubilados británicos que reciben una pensión de Reino Unido continuarán facultados para recibir asistencia médica en el país de la Unión Europea en el cual residan hasta finales de 2020. Esta disposición probablemente continuará por tiempo indefinido para los británicos que residan en países de la Unión Europea en el día del brexit, pero está sujeta a la siguiente etapa de las negociaciones".

El futuro para los trabajadores de la salud y asistentes sociales

Todo ciudadano de la Unión Europea que en la actualidad vive en Reino Unido, incluidos los 165.000 miembros del personal del European Economic Area que ya trabajan en el ámbito de la salud y la atención social pueden permanecer en Reino Unido por el resto de 2020 sin que su condición de inmigrante o situación laboral exijan cambio.

Sin embargo, es necesario solicitar este año la suscripción al plan de residencia en la Unión Europea dirigido por el gobierno de Reino Unido para asegurarse de tener derecho a permanecer legalmente en el país en el futuro.

Asimismo, durante el periodo de transición no habrá ningún cambio en la forma en que los médicos de Reino Unido que deseen trabajar en Europa obtengan el registro en la Unión Europea, así como en Islandia, Liechtenstein y Noruega, confirmó el General Medical Council. Sin embargo, destaca que lo que ocurra después del periodo de transición dependerá del resultado de las negociaciones.[1]

En octubre de 2019 el grupo de expertos en salud de The King's Fund estimó que existía escasez de casi 100.000 miembros del personal (9% de las plazas) en los sectores de asistencia sanitaria y social. Dijo que "el reclutamiento internacional es un factor clave para cubrir esas vacantes", y que "el impacto del brexit en los recursos humanos en el sector sanitario y de cuidados dependerá de las políticas de migración futuras y de los obstáculos o incentivos que se presenten para vivir en Reino Unido y trabajar en el National Health Service y la asistencia social".

El año pasado hablamos con un médico de Francia y uno de España acerca de sus inquietudes en torno al brexit. Nos pusimos en contacto de nuevo con ellos para preguntar cómo se sienten ahora.

Dr. Eliezer Ramírez, médico del trabajo español que reside y trabaja en Londres, actualiza para Medscape en español la situación de los facultativos de la Unión Europea que permanecen en Reino Unido, tras un brexit ya consumado con unas condiciones que auguran pocos cambios.

El Dr. Ramírez señala: "En principio se nos ha informado que las condiciones para los ciudadanos europeos que ya residimos en Reino Unido no van a cambiar. A partir del 31 de enero se entra en un periodo de transición hasta diciembre de 2020 de cara a establecer la futura relación entre Reino Unido y la Unión Europea".

"En mi experiencia y respecto a este proceso nada ha cambiado en la forma de ejercer la profesión médica. En mi trabajo actual son bastante comprensivos de cara a las dudas que puedan surgir y nos mantienen puntualmente informados. Yo particularmente no he notado cambios en mi quehacer diario", añadió el Dr. Ramírez.

En cuanto a la movilidad, el Dr. Ramírez no tiene intención de trasladarse ya que "en mi caso particular, mi pre settled status fue aprobado en noviembre de 2019, lo que me permite residir y trabajar conservando mis derechos como
ciudadano europeo hasta 2024, cuando tendré que postular al settled status. A parte de esto y en mi experiencia personal es lo que se solicita según la regulación vigente en relación al brexit".

El Dr. Guillaume Lafaurie, médico francés empleado en Londres como jefe de una clínica de cirugía digestiva, comenta a Medscape en Francés que ahora que el brexit es una realidad hay tres escenarios para el personal médico nativo de la Unión Europea:

"Los que ya trabajan en Reino Unido no tendrán por qué preocuparse. Cualquier inmigrante que trabaje en el National Health Service continuará trabajando ahÍ. Hasta ahora, el derecho a la residencia permanente podrá solicitarse después de 5 años, como lo hice yo mismo. Sin embargo, ahora cualquier trabajador de la Unión Europea que resida y trabaje en Reino Unido antes de la fecha del brexit puede solicitar un derecho provisional de residencia que tendrá vigencia hasta el periodo de 5 años requerido para obtener el derecho a la residencia permanente. Por consiguiente, no será necesario solicitar una visa de trabajo", indica el especialista.

"Para los que vengan entre el 31 de enero y el 31 de diciembre de 2020 será prácticamente lo mismo, con derecho a residencia temporal; sin embargo, para quienes deseen trabajar como cuidadores después del 31 de diciembre de 2020 todavía no sabemos lo que va a ocurrir. No sabemos si será necesario volver a tomar un examen como lo han hecho hasta ahora quienes no son ciudadanos de la Unión Europea", destaca.

Considera que hay algunos aspectos positivos para los profesionales de la salud. Dice que el gobierno británico ha propuesto "crear puentes entre disciplinas y permitir, por ejemplo, a farmacéuticos y paramédicos convertirse en médicos después de tres años de capacitación (para estudiar medicina en Reino Unido se necesitan 5 años)".

"Me gustaría señalar que hasta ahora ha sido bastante atractivo para el personal de enfermería venir a trabajar a Reino Unido, debido a las posibilidades de progresar en su profesión. Por ejemplo, el personal de enfermería que participa en procedimientos de endocsopía asistiendo a gastroenterólogos y cirujanos a realizar procedimientos endoscópicos durante dos años puede aprobar un examen y convertirse en endoscopista".

Acceso a fármacos y dispositivos médicos

La amenaza de un brexit sin acuerdo generó enorme inquietud sobre la disponibilidad de fármacos si Reino Unido abandonaba la Unión Europea sin un acuerdo.

El gobierno invirtió enormes sumas de efectivo para agilizar el suministro de insumos provenientes de Europa.

Debido a que Reino Unido y la Unión Europea tienen un acuerdo ratificado, Reino Unido continuará cumpliendo leyes, acuerdos comerciales y trámites de aduanas de la Unión Europea hasta finales de 2020.

Eso ha eliminado la necesidad de tener fármacos almacenados, o para las compañías del sector salud, modificar sus acuerdos de importación o exportación.

Acceso a investigación médica o ensayos clínicos

No debería haber ningún cambio a las disposiciones para la investigación actual.

Los pacientes que en la actualidad participan en un ensayo de la Unión Europea podrán continuar haciéndolo.

Asimismo, los investigadores podrán seguir cooperando en la forma habitual a través de programas marco de la Unión Europea.

Sin embargo, la NHS Confederation advierte que "si a partir del año 2021 no hay arreglos específicos acordados sobre la asistencia sanitaria recíproca, los viajeros vulnerables estarán en riesgo".

Además, "si no tenemos un acuerdo sobre cómo gestionar reglamentos de aduanas para fármacos y productos para la atención médica, se podrían demorar los fármacos, y podrían dejar de operar las complejas cadenas de suministro de insumos médicos".

Información oficial en inglés sobre implicaciones del brexit

GMC: Brexit - información para médicos
Gov.uk: Estudiar en el Reino Unido: orientación para estudiantes de la UE
Gov.uk: Estudio en la Unión Europea
Gov.uk: Aplicar al sistema de registro de ciudadanos de la UE (estado settled y pre-settled)
Parliament.uk: Actualización sobre la continuidad de los suministros médicos  (declaración escrita - HCWS1856)
University of Birmingham : Impacto del brexit en el NHS
Nuffield Trust : El NHS ahora necesitará que comience el brexit

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....