Cannabis para dormir: ¿beneficio a corto plazo y trastorno a largo plazo?

Michael Vlessides

Conflictos de interés

6 de febrero de 2020

Pacientes con dolor crónico que toman cannabis medicinal para iniciar y mantener el sueño parecen experimentar beneficio a corto plazo, pero el consumo a largo plazo finalmente puede alterar el sueño, muestra nuevo estudio.[1]

Investigadores encontraron que la utilización de cannabis medicinal mediante la planta completa se asociaba a menos problemas en lo que respecta a despertar por la noche, pero también observaron que el empleo frecuente de cannabis medicinal se asociaba con más problemas para iniciar y mantener el sueño.

"En general, cannabis puede mejorar el sueño a corto plazo", comentó a Medscape Noticias Médicas la investigadora del estudio, Sharon Sznitman, Ph. D., Facultad de Bienestar Social de Ciencias de la Salud de la University of Haifa en Israel. "Pero también es muy interesante que cuando analizamos la frecuencia de uso en el grupo que utilizó cannabis medicinal, los individuos que la habían empleado con más frecuencia tuvieron un sueño más deficiente a largo plazo".

"Esto parece indicar que si bien cannabis puede mejorar el sueño en general, también es posible que se desarrolle tolerancia con el uso muy frecuente o a largo plazo", añadió.

El estudio fue publicado en la versión electrónica de BMJ Supportive and Palliative Care.

Un problema común

Estimaciones indican que en países desarrollados el dolor crónico afecta hasta 37% de los adultos. Las personas que sufren dolor crónico a menudo experimentan insomnio concomitante, lo que incluye dificultad para iniciar el sueño, trastorno del sueño, y despertar temprano por la mañana.

Asimismo, se ha informado ampliamente que el tratamiento del dolor crónico y el control de problemas del sueño constituyen la motivación primordial para la utilización de cannabis medicinal.[2] De hecho, en estudios previos se ha llegado a la conclusión de que el sistema endocannabinoide desempeña un papel en la regulación del sueño, lo que incluye propiciarlo y mantenerlo.[3]

En años recientes, investigadores han informado los efectos beneficiosos de cannabis medicinal para el sueño.[4] No obstante, en alguna investigación preclínica también se concluyó que el uso medicinal de tetrahidrocannabinol puede originar tolerancia a los efectos intensificadores del sueño que produce cannabis.[3]

Tomando esto en cuenta, los investigadores quisieron analizar la repercusión potencial de cannabis medicinal de la planta completa sobre los problemas de sueño que presentaban pacientes de mediana edad que padecían dolor crónico.

"Las personas notifican espontáneamente que utilizan cannabis para el sueño y que es útil, pero como sabemos, el hecho de que informen que funciona no significa que esto se confirme en la investigación", destacó Sznitman.

El estudio incluyó 128 individuos (media de edad: 61 ± 6 años; 51% del género femenino) con dolor neuropático crónico. De estos, 66 eran usuarios de cannabis medicinal; los 62 restantes no.

Midieron tres indicadores de insomnio utilizando la escala de Likert de 7 puntos con el fin de evaluar problemas para iniciar y mantener el sueño.

Además, los investigadores recopilaron información sociodemográfica, así como datos sobre consumo diario de tabaco, frecuencia de uso de alcohol y gravedad del dolor. Por último, recolectaron datos de pacientes sobre el empleo de fármacos para dormir durante el último mes, al igual que la utilización de antidepresivos tricíclicos.

¿Más problemas de sueño con el uso frecuente?

En promedio, los usuarios de cannabis medicinal eran 3 años más jóvenes que sus contrapartes que no la utilizaban (media de edad: 60 ± 6 frente a 63 ± 6 años, respectivamente; p = 0,003), y tuvieron más probabilidades de ser del género masculino (58% frente a 40%, respectivamente; p = 0,038). Por lo demás, los dos grupos eran equivalentes.

Los usuarios de cannabis medicinal informaron tomar la droga por un promedio de 4 años, con una cantidad promedio de 31 g por mes. La principal forma de administración consistió en fumarla (68,6%), seguida de extractos de aceite (21,4%) y vaporización (20%).

Los resultados demostraron que de la muestra total, 24,1% informó siempre despertar temprano y no volverse a dormir; 20,2% reportó tener siempre dificultades para dormir, y 27,2% informó siempre despertar durante la noche.

Después del ajuste con respecto a edad, género, grado de dolor, uso de medicación para dormir y de antidepresivos, utilizar cannabis medicinal se asoció con menos problemas de despertar por la noche, en comparación con no utilizarla.

No se observaron diferencias entre los grupos en lo que respecta a problemas para dormir o despertar temprano sin poder volver a dormir.

El análisis final de una submuestra de pacientes que solo incluyó usuarios de cannabis medicinal mostró que la frecuencia de su uso se asociaba a problemas de sueño.

Específicamente, el uso más frecuente de cannabis conllevó más problemas relacionados con despertar por la noche, así como problemas para quedarse dormido.

Los problemas de sueño relacionados con el uso frecuente de cannabis medicinal pueden señalar la aparición de tolerancia a la droga. Sin embargo, usuarios frecuentes de cannabis medicinal también pueden presentar dolor u otros trastornos concomitantes, lo cual, a su vez, puede estar vinculado a más problemas de sueño.

De cualquier manera, Sznitman indicó que el estudio puede abrir la puerta a otra opción de tratamiento para pacientes que padecen dolor crónico que tienen dificultades para dormir.

"Si la investigación futura muestra que el efecto de cannabis medicinal sobre el sueño es congruente, podemos añadir un nuevo tratamiento para los problemas de sueño, que son enormes en la sociedad, sobre todo en pacientes con dolor crónico", puntualizó.

Primeros días

En su comentario sobre los hallazgos para Medscape Noticias Médicas, Ryan G. Vandrey, Ph. D., quien no intervino en el estudio, dijo que los hallazgos son congruentes con la investigación previa.

"Creo que los resultados son congruentes en lo que respecta a los datos que he obtenido y lo que he observado", señaló Vandrey, profesor asociado de psiquiatría y ciencias de la conducta de Johns Hopkins Medicine, en Baltimore, Estados Unidos.

"Por lo general solo queremos utilizar fármacos para dormir por periodos breves", continuó Vandrey. "Cuando se piensa en las prácticas de prescripción recomendadas para cualquier fármaco hipnótico, suele ser a corto plazo, dos semanas o menos".

"La utilización a más largo plazo da por resultado tolerancia, dependencia y síntomas de abstinencia cuando se suspende la medicación, lo que conduce a una exacerbación del trastorno del sueño", destacó.

No obstante, recomendó cautela al interpretar los resultados.

"Creo que el estudio justifica cautela sobre el uso diario de cannabinoides a largo plazo en lo que respecta al sueño. Pero necesitamos evaluaciones más detalladas, ya que en el estudio no se evaluó un producto definido, dosis específica o esquema de dosis", puntualizó.

"Además, todo esto se realizó en el contexto de personas con dolor crónico y no en el tratamiento del trastorno del sueño o el insomnio, pero el estudio resalta la importancia de reconocer que es improbable que la utilización crónica de cannabis a largo plazo resuelva por completo los problemas de sueño", agregó.

Sznitman estuvo de acuerdo en que la investigación se encuentra en etapas muy tempranas.

"Todavía estamos lejos de decir que contamos con datos para respaldar el empleo de cannabis medicinal para el sueño. Porque en última instancia fue solo un estudio transversal observacional, así que no podemos decir nada sobre causa y efecto. Sin embargo, si esos resultados tienen éxito, podrían tener mucho más alcance y ser interesantes", finalizó.

El estudio fue financiado por la Universidad de Haifa y el Hospital Rambam en Israel, y la Fundación Evelyn Lipper. Sznitman y Vandrey han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....