Latinoamérica se prepara para hacer frente a infecciones por el nuevo coronavirus

Matías A. Loewy

4 de febrero de 2020

Brasil declaró este lunes 3 una emergencia de salud pública y comunicó al menos 16 casos de personas con sospecha de infección en cinco de sus estados, ocho de ellos en San Pablo, pero hasta ahora 10 de los análisis han dado negativo. Colombia, que implementó un Centro de Operaciones de Emergencia que "monitorea las 24 horas del día las situaciones de riesgo en salud que puedan afectar al país", activó la alerta en 10 casos, pero ninguno se confirmó. "El nivel de riesgo del país hasta ahora es bajo", aseguró el Ministerio de Salud y Protección Social.

El Ministerio de Salud de Costa Rica informó que "los centros de salud públicos y privados se encuentran aplicando las medidas de vigilancia y cuentan con los protocolos necesarios para atender cualquier caso sospechoso". Seis ingenieros costarricenses que regresaron de China con algunos síntomas respiratorios no portaban el nuevo coronavirus.

El Salvador y Guatemala tomaron las medidas más estrictas (no recomendadas por la Organización Mundial de la Salud): anunciaron la suspensión del ingreso de personas procedentes de China o que hubieran estado allí en las últimas dos semanas, aunque tres mujeres salvadoreñas llegaron de aquel país "sin síntomas" luego de la aplicación de esa política y fueron puestas en cuarentena.

El Salvador además comunicó la instalación de cámaras térmicas en el Aeropuerto Internacional San Óscar Arnulfo Romero y Galdámez, en las afueras de San Salvador, para detectar posibles portadores con fiebre, aunque la efectividad de esa medida es discutible.

Por su alto flujo migratorio, quizá México es el país de la región con más riesgos de importación del 2019-nCoV, así como por ser uno de los principales puntos de acceso de Asia para el hemisferio occidental y por su vecindad con Estados Unidos, que ya tiene once casos confirmados, informó BBC Mundo.[5]

El país puso en marcha un Plan de Preparación y Respuesta, y monitoreó los contactos de un turista chino que desarrolló síntomas en la Ciudad de México antes de regresar a Los Ángeles, Estados Unidos, donde se confirmó la infección. La empresa Uber, por su parte, suspendió las cuentas de 240 usuarios en México que habrían estado en contacto con conductores que transportaron a ese pasajero, y les pidió buscar atención médica si presentaran síntomas. En su último comunicado técnico, la Secretaría de Salud confirma que México sigue sin casos.

Varios países, como Costa Rica, Colombia, El Salvador, España y México, implementan o programan planes para repatriar connacionales desde Wuhan y mantenerlos aislados en cuarentena hasta confirmar que no portan el 2019-nCoV.[6]

Los expertos insisten que en la vigilancia debe extremarse en personas que hubieran estado en Wuhan u otras ciudades chinas con casos reportados. "Dado que China tiene actualmente 99% de los casos, viajes desde otros países a Latinoamérica representan situaciones de riesgo extraordinariamente bajo para la importación de casos", concluyó el Dr. Bogoch.

Los doctores Wilder-Smith y Bogoch han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente. 

Siga a Matías A. Loewy de Medscape en español en Twitter @MLoewy .

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Contenido relacionado

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....