Alerta en México por caso sospechoso de nuevo coronavirus (2019-nCoV)

Nelly Toche

22 de enero de 2020

"Estamos acorde a los protocolos, estamos haciendo las cosas correctamente", la dependencia a su cargo instaló en esta ciudad fronteriza una red negativa hospitalaria para la detección temprana de neumonías y síndromes de insuficiencia respiratoria severa, sin que se hayan presentado casos sospechosos.

La especialista fue enfática, "No hay un brote, ni en Tamaulipas, ni en México", se tiene un caso sospechoso que se identificó gracias a la Red de Notificación Inmediata del Estado. "No se trata de generar una alerta. En México no está circulando esta nueva cepa, es un caso fortuito".

¿Qué indica el protocolo mexicano?

Las autoridades de salud dieron a conocer los criterios y recomendaciones para el personal de salud el cual incluye:[1]

1. Informar al personal de primer contacto en unidades médicas públicas y privadas de todo el país respecto al nuevo coronavirus (2019-nCoV).

2. Garantizar la notificación de los casos sospechosos a través de la Unidad de Inteligencia Epidemiológica y Sanitaria (UIES) al teléfono 5337-1845 o al 800 00 44 800 y al correo ncov@dgepi.salud.gob.mx.

3. Además, ante la ocurrencia de casos sospechosos se debe:

  • Realizar el estudio epidemiológico de caso.

  • Notificar la totalidad de casos sospechosos al correo ncov@dgepi.salud.gob.mx y al nivel técnico inmediato superior.

  • Aislamiento estricto de los casos sospechosos. En unidades hospitalarias se recomienda usar precauciones basadas en el mecanismo de transmisión por gotas.

  • Seguimiento de los casos sospechosos hasta su clasificación final e identificación de contactos.

Además, el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos confirmó que cuenta con los procedimientos e insumos necesarios para confirmar la presencia del virus 2019-nCoV en las muestras biológicas de los casos sospechosos.

Sobre el diagnóstico, se dio a conocer que se tiene el genoma completo del "2019 Novel Coronavirus" o "2019- nCoV", gracias a que las autoridades sanitarias de China lo publicaron en tiempo récord (11 de enero).[2] El virus es genéticamente distinto de otros coronavirus como SARS-CoV y MERS-CoV, pero al igual que el SARS-CoV, es un Beta-CoV linaje B. Esto es importante para dimensionar potenciales implicaciones

Para el laboratorio, las autoridades mexicanas dieron a conocer la utilización de la microscopía electrónica, que puede otorgar información rápida que oriente en la detección del agente etiológico. Sin embargo, se requieren de otros métodos diagnósticos para identificar al patógeno.

  • Cultivo: estándar de oro para el diagnóstico de infecciones respiratorias virales. Esta técnica tiene implicaciones de bioseguridad.

  • Técnicas moleculares: con la publicación de la secuenciación genética es posible desarrollar técnicas de detección dirigidas a un diagnóstico específico de 2019-nCoV.

  • Pruebas serológicas: pueden ser útiles para confirmar la respuesta inmune al grupo viral de los coronavirus.

  • Clínica: permite determinar casos sospechosos con una la definición operacional.

La opinión de los especialistas

Susana López Charretón, M.Sc., doctora en investigación biomédica básica

Susana López Charretón, viróloga​ mexicana, especializada en rotavirus y divulgadora del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México, comentó a Medscape en español que la zoonosis es normal debido al contacto frecuente que hay en mercados de China con animales vivos, esto incluso pasa en diversas partes del mundo. Sin embargo, lo que complica es que ese virus, que brincó de un animal e infectó a una persona, sea transmisible de persona a persona. 

"Cuando la infección se vuelve frecuente de humano a humano, el virus se adapta, entonces ahí sí tenemos un gran problema. En este caso, los números sugieren que no se ha esparcido rápidamente, y no hay buena transmisión de humano a humano o que no es tan severa la infección que éste causa".

Recordó que los coronavirus se empezaron a notar desde la epidemia del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y luego por el síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS), ambos asociados a neumonías.

Con los datos hasta ahora brindados por las autoridades en China (444 infectados y 17 fallecimientos) la especialista evalúa el virus con una baja mortalidad "no necesariamente podemos decir que es una enfermedad mortal. En los casos de decesos, probablemente los enfermos tuvieron otros factores como edad avanzada o enfermedades asociadas, eso también se debe tomar en cuenta".

Esto se confirma con lo dado a conocer por la Clínica de Atención Preventiva del Viajero (CAPV) de la UNAM, donde se comentó que 2019-nCoV es capaz de causar neumonía, pero por lo general la enfermedad es moderada; solo 20% de los casos son graves, y sus síntomas inician con insuficiencia respiratoria. En muy pocos casos puede provocar la muerte.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....