15 estudios que cuestionaron el dogma médico en 2019

Dr. Eric J. Topol

Conflictos de interés

10 de enero de 2020

Mis artículos científicos favoritos son los que cuestionan el conocimiento prevaleciente, o dogma. Al igual que lo hice en 2018, he recopilado una lista de 15 de dichos artículos de 2019, sin ningún orden en particular.

  1. Nuevas neuronas proliferan en el hipocampo a medida que envejecemos, incluso en la novena década de vida, mostraron investigadores en este artículo publicado en Nature Medicine.[1]

  2. Nuevos genes codificadores de proteína evolucionan de novo con mucha más frecuencia que lo que hasta ahora se consideraba, de acuerdo con un artículo publicado en Nature Ecology and Evolution.[2]

  3. Los huesos largos de niños crecen con la ayuda de un nicho de células progenitoras con un cambio de clonalidad radical que se desarrolla en la placa de crecimiento epifisario, de acuerdo con investigación publicada en Nature.[3]

  4. ¿Son 10.000 pasos realmente el objetivo de actividad que se debería tratar de alcanzar? Investigadores que llevaron a cabo un estudio en casi 17.000 mujeres encontraron que el umbral para el beneficio en cuanto a mortalidad era de solo 4.400, según informan en JAMA Internal Medicine.[4]

  5. La comparación del ADN de tumores primarios de cáncer colorrectal y metástasis en hígado y cerebro reveló que en 80% de los 21 pacientes del estudio las metástasis se arraigaban en etapa temprana, informaron investigadores en Nature Genetics.[5]

  6. Puede no ser necesaria la toxina tifoidea para que las personas infectadas con Salmonella typhi presenten fiebre tifoidea, encontraron investigadores en este estudio publicado en Nature Medicine.[6]

  7. Evaluar la viabilidad miocárdica no es un marcador útil para predecir el resultado a largo plazo de la revascularización coronaria con injerto, de acuerdo con un estudio aleatorizado publicado en The New England Journal of Medicine.[7]

  8. El índice de masa corporal creciente de personas que viven en zonas rurales, no en ciudades, es el principal factor que impulsa la epidemia global de obesidad, informaron investigadores en Nature.[8]

  9. El microbioma cerebral: realmente podría existir, y herpesvirus podría desempeñar un papel en la enfermedad de Alzheimer, indican datos publicados en Neuron en 2018.[9] Este año, los investigadores respondieron a otros científicos que señalaron problemas observados en los hallazgos.[10,11]

  10. El tratamiento con células progenitoras cardiacas al parecer funciona estimulando el proceso inmunitario de cicatrización de las heridas más que generando nuevas células, de acuerdo con investigación realizada en ratones y publicada en Nature.[12]

  11. Aun cuando pacientes con estenosis aórtica grave no tengan síntomas, el tratamiento quirúrgico en fase temprana para remplazar la válvula aórtica disminuye su riesgo de muerte, informaron en The New England Journal of Medicine investigadores que realizaron un estudio clínico aleatorizado.[13]

  12. ¿Podríamos heredar ADN mitocondrial de nuestros padres y de nuestras madres? Un artículo publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences en diciembre de 2018 pretendió mostrar datos de que la respuesta es afirmativa.[14] Pero como cabía esperar de tal afirmación extraordinaria, otros investigadores cuestionaron la interpretación de los datos de 2019 que hicieron los científicos.[15]

  13. Tiempo frente a pantalla: ¿no es tan malo para el bienestar de los niños después de todo? (Nature Human behaviour).[16]

  14. Tal vez el desayuno realmente no sea importante. La comida matutina puede no ayudar a las personas a bajar de peso, de acuerdo con un metanálisis publicado en BMJ.[17]

  15. Aplicar la teoría del juego evolutivo al tratamiento del cáncer como lo hicieron investigadores en este estudio publicado en Nature Ecology and Evolution cuestiona el enfoque tradicional de bombardear tumores con la dosis máxima tolerable de quimioterapia.[18]

¿Qué añadiría a la lista? Hágamelo saber con un comentario aquí o en Twitter: @erictopol y @medscape.

Si leyó la lista del año pasado, aquí hay una actualización sobre el primer tema: después de más investigación, la placenta no parece tener un microbioma, según se afirma en un artículo publicado en Nature.[19]

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....