Paclitaxel por vía oral es mejor que por vía intravenosa, pero precisa un ayuno de nueve horas

Nick Mulcahy

Conflictos de interés

8 de enero de 2020

SAN ANTONIO, USA. En un primer resultado de su clase, una forma de paclitaxel oral en fase de investigación produjo una tasa de respuesta global más alta que la forma intravenosa del fármaco para quimioterapia en mujeres con cáncer de mama metastásico, según resultados de un estudio de fase III presentado en el San Antonio Breast Cancer Symposium.[1]

Las pacientes que recibieron la forma oral también tuvieron mejor sobrevida libre de progresión y global, que fueron criterios secundarios de valoración, y menos neuropatía, un efecto adverso potencialmente debilitante asociado a la quimioterapia.

Pero la forma oral se toma con encequidar, que facilita la absorción intestinal, y su administración es dilatada y requiere nueve horas consecutivas de ayuno. Múltiples expertos consideraron el proceso como una limitación, incluido uno que señaló que era "un trabajo de tiempo completo".

Las dificultades relacionadas con la forma oral no fueron desalentadoras para las mujeres, comentó el autor principal del estudio, Dr. Gerardo Antonio Umanzor Funez, del Centro Oncológico Integral, en San Pedro, Honduras. "Las pacientes estaban muy entusiasmadas porque iban a recibir un tratamiento por vía oral".

Paclitaxel es el compuesto quimioterápico más frecuente que se utiliza para tratar el cáncer de mama, y la administración intravenosa en sí exige un compromiso de tiempo, trasladarse y acudir a una clínica de infusión.

En el estudio aleatorizado, el grupo que recibió paclitaxel oral (n = 265) tuvo una tasa de respuesta global superior, que fue el criterio principal de valoración, en comparación con el grupo con tratamiento intravenoso (n = 137; 35,8% frente a 23,4%; p = 0,011) para la población analizada por intención de tratar.

Las respuestas fueron confirmadas en dos evaluaciones consecutivas por una compañía de radiología independiente, con enmascaramiento, en 45 centros de estudio en Centroamérica y Sudamérica.

El diseño del estudio exigía que las pacientes recibieran 205 mg/m2 de paclitaxel por vía oral, más encequidar durante tres días a la semana o paclitaxel intravenoso en dosis de 175 mg/m2 cada 3 semanas. El periodo de tratamiento fue de 18 semanas antes del primer estudio por imágenes programado, con un periodo de extensión activo.

Las respuestas fueron duraderas, dijeron los ensayistas. Se registraron respuestas confirmadas de más de 150 días en 51% de las informantes para el grupo oral frente a 38% de las informantes para el grupo intravenoso. Hubo mayor porcentaje de personas del grupo con medicación oral que recibieron el tratamiento activo en el momento del final del estudio, en comparación con las que recibieron el tratamiento intravenoso: 19% frente a 13%.

Notablemente, la frecuencia y gravedad de la neuropatía fueron más bajas con la formulación oral que con la versión intravenosa. En concreto, a la semana 23 solo 17% del grupo con tratamiento oral informó neuropatía (todos los grados) frente a 57% del grupo intravenoso. Asimismo, solo 1% del grupo oral informó neuropatía de grado 3 frente a 8% del grupo intravenoso.

El Dr. Rowan T. Chlebowski, Ph. D., del Harbor-UCLA Medical Center, en Torrance, Estados Unidos, señaló que 25% de las mujeres que reciben paclitaxel intravenoso "queda con discapacidad permanente" a causa de la neuropatía.

La reducción de la neuropatía con la forma oral "sería un gran argumento de venta".

Asimismo, el Dr. Umanzor describió la administración oral, la cual puede implicar hasta 11 pastillas. Primeramente, una paciente ayuna durante 4 horas y luego toma una cápsula de encequidar. Luego espera otra hora y toma 10 pastillas de paclitaxel (más o menos, dependiendo de su constitución). Por último, la paciente debe esperar otras cuatro horas antes de comer, por razones de seguridad.

De acuerdo con el Dr. Umanzor, el proceso no fue desmoralizante para las mujeres en el estudio. "No tuvimos ningún problema con el cumplimiento". También resaltó que la administración oral es muy importante en lugares donde los pacientes tienen dificultad para acceder a clínicas de infusión con regularidad.

El Dr. Chlebowski tuvo dudas sobre la factibilidad de la administración dilatada, aun cuando fuera solo tres días a la semana. "Es un trabajo de tiempo completo hacer esto", indicó. El oncólogo médico de California estuvo de acuerdo con la moderadora de la conferencia de prensa, Dra. Virginia Kaklamani, de UT Health Science Center San Antonio, de que el proceso era una "limitación".

Finalmente, el Dr. Chlebowski recomendó una postura expectante, comentando que las pacientes en estudio a veces desafían las expectativas: "Creo que nos agradaría ver cuán fácil es para las personas hacerlo".

La Dra. Kaklamani también comentó que otra limitación del estudio clínico radica en que se utilizó una dosis de paclitaxel intravenoso cada tres semanas como comparación. "Hay otros estudios que demuestran que la dosis intravenosa semanal de paclitaxel es más eficaz", destacó.

Población de estudio modificada

Los investigadores también informaron sobre una población analizada por intención de tratar modificada definida por protocolo. Estos datos reflejaban pacientes que tenían estudios por imágenes valorables al inicio y recibieron un primer ciclo de medicación. Las tasas de respuesta confirmadas fueron de 40,4% para el grupo oral frente a 25,5% para el grupo intravenoso (p = 0,005).

El análisis continuado de la sobrevida libre de progresión muestra una fuerte tendencia en la población por intención de tratar modificada preespecificada por protocolo, con una mediana de 8,5 y 6,9 meses (p = 0,065) para los grupos oral e intravenoso, respectivamente.

Además, el análisis continuado de la sobrevida global en la población con intención de tratar modificada está a favor de la pastilla, con una mediana de 27,9 meses frente a 16,5 meses para los grupos oral e intravenoso, respectivamente (p = 0,02).

El perfil de toxicidad de los dos grupos de tratamiento fue similar, con algunas excepciones que incluyeron neuropatía. Pero el grupo oral también tuvo una frecuencia más baja de alopecia. También se observaron tasas más altas de neutrocitopenia, infección y efectos adversos digestivos en el grupo oral. Asimismo, notablemente los estudios de farmacocinética previos al estudio demostraron que la exposición total de los dos fármacos en las pacientes fue "equivalente".

El estudio fue financiado por Athenex, el laboratorio fabricante de la forma oral de paclitaxel. La Dra. Kaklamani es asesora científica no remunerada de Athenex.

Los doctores Imanzor Funez y Chlebowski han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....