Mini Examen Clínico: Transposición de grandes arterias

Dr. Jesús Hernández Tiscareño

Conflictos de interés

8 de enero de 2020

Los recién nacidos con diagnóstico de transposición de las grandes arterias, con o sin comunicación interventricular, tendrán un cortocircuito dependiente del ductus arterioso, si la derivación intracardiaca es inadecuada un conjunto de estos pacientes con tabique auricular intacto presentará choque de forma temprana; sin embargo, la mayoría de los neonatos con transposición de grandes arterias presenta cianosis aislada.

El inicio de prostaglandinas E1 ayudará a estabilizar a estos pacientes hasta que se pueda realizar septostomía auricular con balón, también llamada atrioseptostomía de Rashkind, este tratamiento tiene baja morbilidad y mortalidad, es de ayuda en neonatos con cianosis importante y en estado crítico, ya que incrementa la saturación preductal de oxígeno al permitir una mayor mezcla intracardiaca.

Este procedimiento potencialmente salvavidas, descrito por primera vez por William Rashkind, inicialmente se realizó bajo fluoroscopia, varios estudios han demostrado que el procedimiento puede realizarse de manera segura y con igual eficacia en la unidad de cuidados intensivos bajo guía ecocardiográfica, evitando así la transferencia del paciente a una sala de cateterismo.

Las imágenes durante el procedimiento son posibles desde la vista apical o una ventana paraesternal, esto le permite al cardiólogo realizar la septostomía desde el ombligo o a través de la vena femoral sin interferencia del ecocardiógrafo. Alternativamente, la septostomía auricular con balón puede realizarse bajo guía ecocardiográfica transesofágica. Después de que se realiza una septostomía, pero antes de retirar el catéter, el ecocardiografista debe determinar que el defecto creado es adecuado (generalmente al menos 4 mm), y que los márgenes del defecto son los correctos.

Una vez completado el procedimiento se debe excluir cualquier daño iatrogénico a la válvula mitral, la válvula tricúspide o la vena cava inferior, y descartar la presencia de derrame pericárdico.[12]

La cirugía de Jatene, también llamada switch arterial, es el tratamiento paliativo definitivo aceptado hoy en día para la transposición de grandes arterias, y se realiza a través de una incisión de esternotomía media.[12]

Mientras que las cirugías de Mustard y Senning, también son utilizadas para pacientes con transposición de grandes arterias, son llamadas cirugías de switch atrial, porque redireccionan el flujo sanguíneo a nivel auricular, fueron el primer abordaje quirúrgico exitoso para pacientes con d-transposición de grandes arterias; utilizando tejido nativo como fue descrito por Senning en 1959 o material de parche Gore-tex, como fue descrito por Mustard en 1964, el switch atrial fue el procedimiento de elección hasta finales de la década de 1980, cuando fue reemplazado en gran medida por la operación de switch arterial inicialmente descrita por Jatene y sus colaboradores.

Estas operaciones rara vez se utilizan para pacientes con d-transposición de grandes arterias en los países desarrollados, aunque se usan para aquellos con presentación tardía en algunas partes del mundo. Las complicaciones agudas incluyen obstrucción de los baffles, que comúnmente comprometen el flujo de la vena cava superior, que resulta en un síndrome de vena cava superior, o en la obstrucción de venas pulmonares, y orogina edema pulmonar que requerirá reintervención; otras complicaciones tardías del cambio de nivel auricular incluyen disfunción ventricular derecha sistémica e insuficiencia tricúspidea, obstrucción de baffle y arritmias. No hay una clara ventaja en la elección del procedimiento Senning o Mustard; ambos tienen resultados similares a largo plazo.[13]

Para más información sobre transposición de grandes arterias, lea aquí.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....