Calculadora predice complicaciones con o sin cirugía bariátrica

Marlene Busko

Conflictos de interés

13 de noviembre de 2019

LAS VEGAS, USA. Investigadores crearon una calculadora para predecir el riesgo a 10 años de un evento cardiovascular adverso mayor (MACE) o muerte en pacientes con diabetes de tipo 2 y obesidad, lo que depende de que el paciente decida o no tratarse mediante cirugía bariátrica.[1]

La calculadora de riesgo se encuentra en el sitio web de Cleveland Clinic y pronto estará disponible como una aplicación (BariatricCalc), explicó en el congreso Obesity Week 2019 el Dr. Ali Aminian, cirujano bariátrico en la clínica.[2]

La calculadora requiere ingresar 26 variables del paciente y cuantifica los resultados para los dos contextos (con o sin cirugía metabólica).

"Ahora se tienen dos cifras, dos valores, que se pueden comparar para ver cómo se desea continuar", señaló el Dr. Aminian a Medscape Noticias Médicas.

Explicó que la calculadora para predicción muestra que "la reducción de peso, la remisión de la diabetes y la mejora de presión arterial, colesterol y factores de riesgo cardiometabólico" que se observan tras el tratamiento con cirugía metabólica "van a tener un efecto importante para reducir el riesgo de infartos de miocardio, ictus, insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal, y mortalidad".

También indica la probabilidad de complicaciones quirúrgicas en un determinado paciente.

El Dr. Aminian señaló que la calculadora "permite dar una mirada al futuro de individuos con diabetes y obesidad, y demuestra la repercusión que el tratamiento médico habitual frente a cirugía metabólica tendría sobre el riesgo de muerte, o complicaciones graves".

Esto "fundamentará mejor las decisiones de tratamiento y las recomendaciones del médico, y cabe esperar que conduzca a mejor atención al paciente y resultados", añadió.

Al solicitar su comentario, el Dr. Oliver A. Varban, cirujano bariátrico, expresó a Medscape Noticias Médicas: "Estas calculadoras son muy importantes".

Los cirujanos han acumulado este tipo de datos sobre el riesgo, señaló el Dr. Varban, de la University of Michigan, en Ann Arbor, Estados Unidos, mientras que esta clase de conocimiento, o datos, no lo tienen disponibles los médicos de atención primaria o los endocrinólogos que han tratado la obesidad mediante tratamiento médico.

"En Michigan contamos con una calculadora de riesgo similar que analiza los resultados en la reducción de peso y las tasas de complicaciones, y es específica de procedimiento (por ejemplo, derivación gástrica, gastrectomía en manguito)", añadió el Dr. Varban.

Los médicos pueden utilizar la calculadora de riesgo para todos los pacientes. "Decimos: 'con base en las personas que son similares a usted, podemos comparar estas operaciones' y averiguar posibles complicaciones y reducción de peso", puntualizó.

Pocos pacientes que reúnen los requisitos se tratan con cirugía metabólica

Pese a los beneficios de la cirugía metabólica que se han comunicado, menos de 1% de los pacientes elegibles se trata mediante cirugía, señaló el Dr. Aminian a los asistentes al congreso Obesity Week, lo que posiblemente se debe en parte a una falta de conocimiento sobre los posibles resultados.

Con el fin de abordar esta brecha de conocimiento, el Dr. Aminian y su equipo de investigación crearon su calculadora de riesgo para pacientes con diabetes de tipo 2 y obesidad.

Primero identificaron 288.692 pacientes con diabetes de tipo 2 atendidos en el Cleveland Clinic Health System en 2004 - 2017.

De estos, 2.287 pacientes con obesidad (índice de masa corporal ≥ 30 kg/m2) que se trataron mediante cirugía bariátrica fueron equiparados cada uno con cinco pacientes, lo que dio lugar a 11.435 pacientes de control que recibieron tratamiento habitual.

El Dr. Aminian presentó los resultados del estudio de casos y controles en el congreso reciente de 2019 de la European Society of Cardiology/Congreso Mundial de Cardiología, que fueron publicados simultáneamente en JAMA, según se reportó previamente en Medscape Noticias Médicas. El estudio fue patrocinado por Medtronic.

La calculadora fue desarrollada a partir de un modelo predictivo basado en los resultados del estudio.

Del grupo tratado con cirugía, 63% de los pacientes se sometió a derivación gástrica; 32% a gastrectomía en manguito, y 5% a cerclaje con banda gástrica.

El equipo exploró 26 factores de riesgo para los diferentes resultados, entre ellos el riesgo de muerte en este numeroso grupo de pacientes. Se utilizaron técnicas de aprendizaje automático y estadísticas tradicionales con el fin de identificar los modelos de predicción más exactos para cada desenlace, y se integraron en la calculadora.

Por consiguiente, la calculadora de riesgo requiere ingresar los siguientes datos:

  • Características demográficas: edad, género, índice de masa corporal, raza y antecedente de tabaquismo.

  • Antecedentes personales patológicos: hipertensión, dislipidemia, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, insuficiencia cardiaca, enfermedad coronaria, enfermedad cerebrovascular, neuropatía diabética, arteriopatía periférica, nefropatía (diabética) y diálisis.

  • Datos clínicos y de laboratorio: hemoglobina glucosilada (%), presión arterial sistólica y diastólica (mm Hg), creatinina (mg/dl), y triglicéridos (mg/dl).

  • Fármaco actual: insulina, otros antidiabéticos (que no sean insulina), fármacos hipolipidemiantes, inhibidores de enzima convertidora de angiotensina o antagonistas de receptor de angiotensina, otros fármacos antihipertensivos, ácido acetilsalicílico, y warfarina.

Información personalizada del riesgo para los pacientes basada en evidencia

A fin de ilustrar cómo funciona, el Dr. Aminian ingresó los valores para un paciente hipotético en la calculadora de riesgo en línea.

Demostró que si este paciente continuaba con el mismo plan de tratamiento médico tenía previsto un riesgo de 6,6% de morir a 10 años, pero si se trataba con cirugía metabólica, este descendería a 3,7%.

Las limitaciones del estudio fueron posibles errores de codificación y una carencia de datos para variables relevantes (como duración de la diabetes y antecedente familiar de arteriopatía coronaria).

Los investigadores tampoco compararon los resultados después de los diferentes tipos de cirugía bariátrica y el modelo no se validó en una cohorte externa.

Además, menos de 10% de los pacientes del grupo con tratamiento médico estaba recibiendo agonistas del receptor del péptido similar al glucagón tipo 1 (o inhibidores de cotransportador de sodio-glucosa de tipo 2 (que son cardioprotectores) en el estudio de casos y controles que se utilizó para estimar el riesgo, de manera que si un médico atiende a un paciente que utilice estos fármacos más nuevos para tratar la diabetes de tipo 2, la calculadora puede sobreestimar su riesgo cardiovascular.

Sin embargo, "la realidad es que" estos fármacos todavía no están disponibles para todos, debido a su costo, destacó el Dr. Aminian.

A pesar de estas limitaciones, la puntuación de riesgo "puede proporcionar información personalizada del riesgo, basada en evidencia, para pacientes con diabetes de tipo 2 y obesidad", afirmó.

Los investigadores tienen pensado evaluar la calculadora de riesgo en un estudio aleatorizado controlado, para ver si su uso modifica las decisiones del paciente y sus percepciones sobre el tratamiento quirúrgico.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....