Ácidos grasos trans se vinculan con aumento del riesgo de demencia

Damian McNamara

Conflictos de interés

4 de noviembre de 2019

Las cifras más elevadas de grasas trans, que son ácidos grasos insaturados, en suero se han relacionado con un aumento significativo en el riesgo de demencia, inclusive enfermedad de Alzheimer, de acuerdo con los resultados de un estudio longitudinal a gran escala.

Participantes con las concentraciones más altas de ácido elaidico en suero, un ácido graso trans importante que se forma en la hidrogenación parcial de aceites vegetales, tuvieron un aumento de 53% en el riesgo de demencia. Este grupo también tuvo 43% más probabilidades de desarrollar enfermedad de Alzheimer, en comparación con los que tenían cifras más bajas.

"Observamos que las cifras más elevadas de ácido elaidico en suero se asociaban a un aumento del riesgo de presentar demencia por todas las causas y enfermedad de Alzheimer, después del ajuste con respecto a los factores de riesgo habituales, así como la ingesta alimentaria de ácidos grasos saturados y poliinsaturados", indicó a Medscape Noticias Médicas la investigadora principal, Dra. Toshiharu Ninomiya, Ph. D.

"Además, la ingesta autonotificada de panes, margarina y productos de repostería se correlacionó con los niveles séricos de ácido elaidico, aunque no fue considerable la magnitud de la correlación", añadió la Dra, Ninomiya, profesora en el Departamento de Epidemiología y Salud Pública y el Centro para Estudios de Cohortes, de la Facultad Superior de Ciencias Médicas, en la Universidad de Kyushu, en Fukuoka, Japón.

El estudio fue publicado el 23 de octubre en la versión digital de Neurology.

Proscripción en Estados Unidos

Investigación previa ha vinculado el consumo excesivo de lípidos trans con el desarrollo de arteriopatía coronaria, diabetes y otros trastornos.

Dados estos problemas de salud, la Food and Drug Administrationproscribió las grasas trans artificiales de los alimentos de supermercados y restaurantes en junio de 2018.[2] El organismo permite que alimentos con menos de 0,5 gramos de grasas trans se etiqueten como si su contenido fuera de cero gramos de grasas trans, así que algunos alimentos aun contienen aceites parcialmente hidrogenados.

"Estos resultados nos brindan incluso más motivos para evitar grasas trans", señaló la Dra. Ninomiya. "En Estados Unidos las cantidades pequeñas que todavía se permiten en los alimentos rápidamente se pueden agregar si las personas consumen múltiples raciones de estos alimentos, y en muchos otros países todavía se permiten las grasas trans".

La Organización Mundial de la Salud también está implementando medidas con una iniciativa para eliminar las grasas trans industriales del aporte alimentario global para 2023.

Sin embargo, es menos lo que se sabe sobre alguna asociación potencial entre grasas trans y demencia. Los pocos estudios publicados en la literatura han generado resultados ambivalentes, señalaron los investigadores.

En la búsqueda de una respuesta más definitiva, los investigadores evaluaron datos de 1.628 participantes en el presente ensayo prospectivo Hisayama Study; 925 mujeres y 703 hombres llenaron cuestionarios y proporcionaron muestras de sangre entre 2002 y 2003.

Todos tenían 60 años de edad o más al inicio.

Los investigadores también clasificaron los niveles séricos de ácido elaidico en cuartiles y luego hicieron seguimiento prospectivo a los participantes durante una mediana de 10,3 años.

Seguimiento a 10 años

Los participantes llenaron el Diet History Questionnaire (Cuestionario de Historial Alimentario), que informa la ingesta de 150 productos alimenticios de 23 categorías. Los investigadores se centraron en siete de estos grupos de alimentos que se sabe contienen lípidos trans, incluyendo cereales, productos de repostería, grasas animales y vegetales, azúcares y edulcorantes, aderezos, carne, y productos lácteos.

Los participantes autonotificaron nivel de escolaridad, tabaquismo, ingesta de alcohol, ejercicio con regularidad y cualquier tratamiento de hipertensión o diabetes.

Durante más de una década de seguimiento, 377 participantes desarrollaron demencia por todas las causas, entre ellos 247 que presentaron enfermedad de Alzheimer, y 102 demencia vascular.

Utilizando como referencia el grupo de edad del cuartil más bajo de concentración sérica de ácido elaidico, la probabilidad de desarrollar demencia por todas las causas aumentó significativamente en los grupos con lípidos trans séricos más elevados. Por ejemplo, la cohorte del segundo cuartil tuvo un hazard ratio (HR) de 1,24 (intervalo de confianza de 95% [IC 95%]: 0,92 - 1,68; p = 0,16).

Los hallazgos para el tercer cuartil (HR: 1,63; IC 95%: 1,21 - 2,18; p = 0,001), y los cuartiles séricos cuarto y más alto (HR: 1,53; IC 95%: 1,14 - 2,04; p = 0,004) también destacaron.

"Aunque se observaron tendencias lineales significativas, al parecer el riesgo de desarrollar demencia y enfermedad de Alzheimer aumentó al nivel del tercer cuartil", señalaron los investigadores.

De nuevo, utilizando como referencia la cohorte con ácidos grasos trans en suero más bajos, el riesgo de aparición de enfermedad de Alzheimer aumentó conforme se incrementaron las concentraciones de ácido elaidico. Los hazard ratio fueron de 1,22, 1,79 y 1,43 para el segundo, tercero y cuarto cuartiles, respectivamente.

Pasteles, margarina y dulces

La relación entre ácido elaidico en suero y el riesgo de demencia por todas las causas y enfermedad de Alzheimer se mantuvo en un modelo multivariable que se ajustó con respecto a edad, género, escolaridad, hipertensión, diabetes, colesterol total, índice de masa corporal, antecedente de ictus y otros factores de riesgo habituales. En este modelo también se hizo el ajuste con respecto a ingesta total de energía, así como ingesta de ácidos grasos saturados y poliinsaturados.

Los investigadores no encontraron asociación significativa entre mayores niveles de ácido elaidico y riesgo de demencia vascular.

"Puesto que los niveles séricos de ácido elaidico posiblemente reflejan la ingesta de grasa trans producida a nivel industrial, nuestros hallazgos plantean la posibilidad de que evitar la ingesta de alimentos ricos en grasas trans puede reducir el riesgo de inicio futuro de demencia", destacó la Dra. Ninomiya.

Los pasteles dulces fueron el factor predictor más sólido de mayores niveles de ácido elaidico en suero, seguidos de margarinas y golosinas azucaradas, como dulces, caramelos y goma de mascar. Cruasanes, crema no láctea en polvo , helado de crema y galletas de arroz también se relacionaron con más altos niveles de grasas trans en el estudio.

"Las políticas de salud pública para aumentar los esfuerzos de la industria alimentaria para reducir los ácidos grasos trans en el suministro de alimentos y aleccionar al público sobre opciones alimentarias saludables también pueden contribuir a la prevención primaria de la demencia", añadieron los investigadores.

Todavía se desconocen los mecanismos subyacentes al vínculo entre los niveles séricos de ácido elaidico y demencia, agregó la Dra. Ninomiya. Se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos.

Una potencial limitación es que todos los participantes provenían de la misma ciudad de Japón y los niveles de ácidos grasos trans en la dieta varían según país, región y época. Por tanto, los resultados pueden no ser aplicables a otras poblaciones, señalaron los investigadores.

Un "estudio con buenas noticias"

El estudio es "definitivamente interesante. Cada vez hay más evidencia de la relación entre dieta y riesgo de demencia. Y probablemente es sobre personas que no obtienen suficientes vegetales de hoja verde, nutrimentos o vitamina B, por ejemplo", comentó a Medscape Noticias Médicas Keith Fargo, Ph.D., director de programas científicos y divulgación de la Alzheimer Association en Chicago, Estados Unidos.

"El riesgo también podría estar relacionado con toxinas ambientales, donde las personas están expuestas a través de la contaminación de alimentos o ambiental", añadió.

Es necesario ser cautelosos, pero el estudio es sobre asociaciones y no causalidad, señaló Fargo. "Los autores hicieron lo posible para el control de otros factores, pero es imposible el control de todos".

"Consideraría que es un estudio con buenas noticias. En Estados Unidos, en gran parte hemos proscrito las grasas trans, y esto podría ser una buena noticia para la futura prevalencia de demencia", puntualizó Fargo. "Esta es otra evidencia que respalda las acciones de la Food and Drug Administration".

El Ministerio de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología de Japón, el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar Japonés, y la Agencia de Japón para la Investigación Médica y el Desarrollo financiaron la investigación. La Dra. Ninomiya y Fargo han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....