COMENTARIO

Hoja de ruta para el tratamiento integral del riesgo cardiovascular del paciente con diabetes

Dr. Jorge Thierer

Conflictos de interés

28 de octubre de 2019

COLABORACIÓN EDITORIAL

Medscape &

El video fue grabado en el Congreso Argentino de Cardiología SAC 2019.

El texto ha sido modificado para su mejor comprensión.

Bienvenidos a Medscape en Español soy el Dr. Jorge Thierer, transmitiendo desde el Congreso de la Sociedad Argentina de Cardiología una de las actividades que se llevó a cabo en el congreso; una sesión conjunta entre la Sociedad Argentina de Cardiología y la World Heart Federation presentando una serie de hojas de ruta en la que ambas sociedades han estado involucradas.

Cuando hablamos de hoja de ruta nos referimos justamente a un mapa de las distintas dificultades y barreras que se presentan para conseguir un tratamiento adecuado de la enfermedad cardiovascular en sus distintos aspectos, desde el diagnóstico hasta el tratamiento.

En el caso específico de esta hoja de ruta a la que nos referimos se trató de establecer las barreras que existen para prevenir y tratar adecuadamente la enfermedad cardiovascular en el contexto de la diabetes.

Barreras en la prevención y atención de la enfermedad cardiovascular en la diabetes

Se recurrió a la información que procedía de 12.000 entrevistas que la Federación Internacional de Diabetes hizo a pacientes con diabetes en los seis continentes, así como a las respuestas que médicos especialistas diabetólogos y cardiólogos hicieron a una serie de preguntas. De manera que, en el año 2018 se recibió una encuesta que contestaron afirmativamente 165 especialistas en una primera fase y 61 especialistas en la siguiente.

Subsecuentemente se establecieron por consenso una serie de preguntas y de dificultades que se enfrentan para que el paciente con diabetes tenga una prevención adecuada de la enfermedad cardiovascular. Asimismo, se generaron entonces una serie de propuestas para poder salvar cada una de estas barreras.

Primera barrera: diabetes y riesgo cardiovascular

Cuando nos referimos a las mismas, tenemos que considerar, en principio, el hecho de que gran parte de los pacientes con diabetes no están conscientes de que la diabetes implica riesgo cardiovascular.

Sigue predominando la idea de que la diabetes es una enfermedad en la que solamente hay elevación de los valores de glucemia. Pero este problema de la falta de reconocimiento del riesgo apunta no solamente a los pacientes, sino también a los médicos y a las organizaciones gubernamentales que no toman a cabo o que no llevan a cabo las acciones adecuadas para poder justamente facilitar el hecho de que el diabético sea consciente del riesgo que su enfermedad implica.

Como una propuesta general para salvar esta barrera, se menciona el desarrollo de campañas públicas que hagan consciente a pacientes y a médicos del riesgo cardiovascular que implica la presencia de diabetes.

Barrera: tratamiento integral 

Otra dificultad en la que coincidieron la mayor parte de los especialistas y también que había sido mencionada en las encuestas a los pacientes, es el hecho de la falta de integración entre el tratamiento que llevan a cabo los diabetólogos y el que llevan a cabo los clínicos y los cardiólogos, como si hubiera ciertas medidas que el diabetólogo luego espera que tome el cardiólogo y el cardiólogo espera que tome el diabetólogo.

Barrera: falta de acceso

La falta de acceso adecuado a métodos diagnósticos, a determinaciones de laboratorio y por supuesto que estas diferentes barreras y dificultades varían según cada uno de los países. Y podemos mencionar también que en el fondo subyace.

Viendo a todas estas barreras se encuentran los fenómenos sociales —el estilo de vida, razones de tipo económico—, porque indudablemente para prevenir el riesgo cardiovascular es necesario —y todas las guías hacen hincapié en eso—, implementar una dieta adecuada, tener tiempo para hacer ejercicio; y digamos que el estilo de vida contemporáneo sin duda no contribuye a que tengamos una alimentación sana y un estilo de vida saludable.

Punto de vista

En resumen, lo que hace la hoja de ruta es presentar una serie de dificultades, plantear para estas diferentes dificultades una serie de soluciones posibles. Pero es claro y en esto se hace fuerte hincapié en que primero no es lo mismo comunicación que educación.

Comunicar es simplemente decir que algo está sucediendo.

Educar es proveer a los médicos y a los pacientes de recursos como para poder solucionar estos problemas de, digamos, de conocimientos necesarios para poder solucionarlos.

Y queda también en claro que la hoja de ruta no pretende ser una solución universal, una panacea para el problema del desarrollo de enfermedad cardiovascular en la diabetes, sino que en realidad se trata de simplemente el comienzo. Tenemos que recordar que, aproximadamente 9 a 10 por ciento de la población mundial padece diabetes, que la enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en los pacientes con diabetes, de manera que trabajar a nivel local en cada uno de los países, reconociendo las dificultades propias para tratar de solucionarlas, es la manera adecuada de mejorar la salud cardiovascular de los pacientes con diabetes.

Muchas gracias.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Contenido relacionado

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....