FACTOR DE IMPACTO

¿Es perjudicial la carne roja después de todo? No exactamente

Dr. Perry Wilson

Conflictos de interés

29 de octubre de 2019

Bienvenido a "Factor de Impacto", su ración semanal de comentario suculento y humeante sobre un estudio médico nuevo. Soy el Dr. F. Perry Wilson.

Si algo he aprendido en los últimos años es que dos personas pueden analizar la misma información y llegar a conclusiones completamente diferentes.

Pero olvídese por un momento de la política actual e hinque los dientes a un ejemplo sobre la ciencia.

La carne roja —bocados sabrosos de músculo esquelético de distintos mamíferos— ha sido un elemento básico de la dieta humana desde antes de que fuéramos humanos. Pero durante décadas los nutricionistas, los médicos y las organizaciones reguladoras han insistido en la misma recomendación. Hay que reducir el consumo de carne roja por motivos de salud.

Recientemente se publicaron varios estudios sobre el papel de la carne roja y de la carne procesada en la dieta en Annals of Internal Medicine.[1] Y si leemos los recortes de prensa, el estudio "puso de cabeza"al mundo de la nutrición.[2,3,4]

Pero es necesario un análisis detallado. Esta serie de estudios demuestra lo difícil que es entender cómo influye la nutrición en nuestra salud.

Empecemos por los datos. Los investigadores, liderados por el Dr. Bradley Johnston, de la McMaster University, realizaron cuatro metanálisis sobre el impacto del consumo de carne roja y de carne procesada en la mortalidad global, en las enfermedades cardiovasculares y en el cáncer.

Rastrearon la bibliografía médica publicada y combinaron varios estudios en un cálculo único del efecto, una técnica potente que puede ayudar a sintetizar un trabajo enorme.

Publicaron "una tonelada" de datos. Pero veamos algunos hallazgos principales, comenzando por la mortalidad global.

El metanálisis identificó ocho estudios de cohortes con 1.000 pacientes como mínimo cada uno, que relacionaban el consumo de carne roja o procesada con la mortalidad por todas las causas. Encontraron que, en promedio, un descenso del consumo de carne roja de tres raciones a la semana estaba asociado a un descenso de la mortalidad de 7%.

Espere, creo que este estudio afirmó que ahora estaba bien comer carne. Los datos muestran con claridad que disminuir el consumo de carne baja la mortalidad, las enfermedades cardiovasculares, el ictus, la diabetes, etcétera.

Y esto nos demuestra que las personas pueden analizar los mismos datos y llegar a conclusiones diferentes.

La mayor parte del mundo médico ha observado datos como estos y ha afirmado: "La carne roja es mala para usted". Se han publicado numerosas guías que afirman que necesitamos bajar el consumo o evitar por completo la carne roja. Pero los expertos consideran que estos datos son de baja calidad.

Y creo realmente que tienen razón. Los datos proceden de estudios observacionales, y los estudios observacionales sobre la dieta son muy problemáticos porque la dieta está relacionada con muchos otros factores en su vida. Lo que usted come no tiene que ver solo con los productos químicos que entran en su organismo, también dice algo de su nivel socioeconómico, su educación o el valor que asigna a las conductas saludables.

Así pues, olvidémonos de los estudios observacionales. Veamos los estudios aleatorizados. Es bastante difícil hacer un estudio aleatorizado sobre nutrición, al menos durante un periodo suficientemente largo para ver si influye realmente en los criterios de valoración.

Las personas no comen solo lo se les aconseja. De hecho, el único estudio comparativo aleatorizado incluido en el metanálisis que aportaba datos de mortalidad era el Women’s Health Study.[5] Usted recordará que el Women’s Health Study aleatorizó aproximadamente 50.000 mujeres a una dieta habitual o a una dieta pobre en grasa. El grupo pobre en grasa acabó reduciendo su consumo de carne roja, pero no había diferencias en la mortalidad por enfermedades cardiovasculares o por cáncer.

El hecho es que varios estudios de cohortes indican un pequeño efecto favorable al disminuir el consumo de carne roja, y un estudio aleatorizado amplio (solo en mujeres) no encontró evidencia científica de dicho efecto.

Por tanto… ¿qué recomendaciones debe dar?

El Dr. Johnston y sus colaboradores se arriesgan al escribir que los adultos deben "mantener el consumo actual de carne roja y procesada".

Las personas interpretan que "deben comer carne roja".

Pero no es eso lo que están diciendo.

Están diciendo que "no estamos seguros de que comer carne roja sea perjudicial".

La ausencia de evidencia científica no es evidencia científica de la ausencia. Es algo difícil de asimilar.

Por ejemplo, imaginemos que investigo en la bibliografía científica para determinar si las palomitas de maíz causan cáncer. Encontraré que no hay estudios sobre este asunto. No hay datos suficientes. Sería razonable afirmar: "Creo que puedes mantener tu consumo de palomitas de maíz". ¿Por qué debería decirte que dejes de hacer algo que te gusta si no tengo datos para justificar el cambio?

Por supuesto que existen razones éticas y medioambientales para evitar el consumo de carne roja, pero están fuera del alcance de este campo de investigación y de este comentario. Analizaremos esa cuestión en otro momento.

Actualmente el autor principal está siendo investigado porque no había declarado sus vínculos con la industria agroalimentaria.[6]

A este respecto, nos preguntamos si las recomendaciones no debían haber sido algo así como: "Le sugerimos que siga consumiendo carne roja como siempre ‘hasta’ disponer de datos de más calidad", un consejo razonable para sus pacientes.

Las personas nos escuchan como médicos cuando les decimos que eviten la carne roja, el colesterol, los huevos o beber mucho café.[7,8] Gran parte de los consejos sobre opciones alimentarias específicas tiene un fundamento débil. No es que sean incorrectos, sino que no se han demostrado. En relación con la nutrición, todo lo que podemos decir es que las personas deben consumir el número de calorías necesario para mantener un peso saludable. ¿De dónde deben proceder dichas calorías? Bueno, seguimos investigando.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....