¿Verdadero o falso?

¿Cuánto sabe sobre generalidades de demencia?

Dr. José J. Mendoza Velásquez

Conflictos de interés

7 de octubre de 2019

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Alzheimer, que se conmemoró el 21 de septiembre, hemos realizado este verdadero o falso para mantener algunos puntos claros y una actualización somera sobre esta patología.

La demencia es un síndrome clínico caracterizado por una disminución progresiva en dos o más dominios cognitivos, que incluyen memoria, lenguaje, función ejecutiva y visuoespacial, personalidad y comportamiento, lo que provoca la pérdida de habilidades para realizar actividades instrumentales y/o básicas de la vida diaria.[1] La enfermedad de Alzheimer es, con mucho, la causa más común de demencia, y representa hasta 80% de todos los diagnósticos de demencia.

De forma particular, el estado de la conciencia no se debe ver afectado.

En gran parte de los casos este deterioro de la función mental, particularmente las funciones cognitivas, se acompaña de alteraciones en el control emocional, el comportamiento social y la motivación.[2]

La demencia no es una sola enfermedad; es causada por diversas patologías que afectan o lesionan el cerebro, y una de estas, la más frecuente, es la enfermedad de Alzheimer, una de las principales causas de discapacidad, más allá del paciente, en el cuidador primario y en general en la familia. La falta de conciencia, el estigma y la carencia de servicios especializados generan un obstáculo difícil de superar en la mayoría de nuestros países.

De manera general, el término demencia ha sido asociado a múltiples acepciones semánticas. Si realizamos una búsqueda en el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, encontramos que se define a la demencia como "locura o trastorno de la razón", así como "deterioro progresivo de las facultades mentales que causa graves trastornos de conducta", por último, como "demencia senil".

En gran parte este es el origen de mucha de la confusión. Relacionar demencia a los términos "locura" o "trastorno de la razón" es el origen del estigma. El término "demencia senil" no existe en ninguna de las categorías diagnósticas, ya que por sí solo es estigmatizante al vincular envejecimiento y demencia, situación que no podría estar más errada.

El envejecimiento normal puede generar en forma sana disminuciones de la función cognitiva que no llegan a originar un trastorno, ya que son compensadas en forma correcta. La demencia es un término general que se refiere a disminución de la capacidad cognitiva lo suficientemente grave como para interferir con las actividades de la vida diaria. ¿Cuánto sabe sobre enfermedad de Alzheimer? Pruebe sus conocimientos.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....