La dieta vegana altera el microbioma y la sensibilidad a la insulina, y reduce peso

Becky McCall

Conflictos de interés

3 de octubre de 2019

BARCELONA, ESP. Una dieta vegana baja en lípidos induce a cambios en la microbiota intestinal que se relacionan con alteraciones en la composición corporal y la sensibilidad a la insulina, y dan lugar a reducción de peso, según los resultados de un estudio aleatorizado controlado en adultos con sobrepeso y obesidad.[1]

Durante la intervención de 16 semanas se redujo significativamente el peso corporal en individuos que se apegaron a la dieta vegana, en comparación con los que permanecieron con su alimentación diaria (no vegana), con una reducción de -5,8 kg (p < 0,001), que en gran parte se debió a una reducción de la masa adiposa, con un efecto de tratamiento de -3,9 kg (p < 0,001). El tejido adiposo visceral también se redujo significativamente con el plan de dieta vegana.

No se impuso restricción de calorías en ninguna de las dietas.

La Dra. Hana Kahleova, Ph.D., directora de investigación clínica del Comité de Médicos para Medicina Responsable (PCRM), en Washington, D. C., cuyo principal cometido es promover dietas a base de vegetales, dirigió la investigación y presentó los hallazgos en el Congreso Anual de la European Association for the Study of Diabetes (EASD) de 2019.

"Este es un resultado muy bueno de una reducción de peso de casi medio kg en promedio por semana en el grupo vegano", señaló la Dra. Kahleova.

La especialista explicó que investigación previa ha demostrado que individuos pueden reducir el doble de peso con una dieta vegana lo mismo que con una no vegana con la misma ingesta de calorías. "Al realizar nuestro estudio queríamos investigar por qué ocurría esto", expresó a Medscape Noticias Médicas.

Los resultados apuntan a cambios en el microbioma intestinal que producen efectos beneficiosos, agregó.

"Consumir una dieta a base de vegetales con gran cantidad de fibra modifica para bien la composición del microbioma intestinal, pues alimenta a la clase correcta de bacterias, que produce ácidos grasos de cadena corta, notablemente Faecalibacterium prausnitzii, y que aporta muchos beneficios metabólicos como baja de peso, aumento de sensibilidad a la insulina y disminución de adiposidad, incluida la pérdida de tejido adiposo visceral", señaló.

Sin embargo, Emma Elvin, asesora clínica sénior en Diabetes UK, advirtió que se necesita más investigación "para comprender cómo las dietas a base de vegetales afectan la microbiota intestinal y ―de manera crucial― cuáles efectos distintivos se pueden atribuir a que la dieta es específicamente vegana, en comparación con que esté reducida en calorías antes de recomendar la amplia adopción de una dieta vegana".

"Es verdad que muchos de los alimentos de una dieta vegana equilibrada son beneficiosos, pero esto no significa que todas las dietas veganas sean sanas", añadió.

"Dicho esto, la evidencia hasta el momento ha demostrado que determinados alimentos de las dietas a base de vegetales ―como frutas, verduras y granos enteros― se han relacionado con una reducción en el riesgo de diabetes de tipo 2".

Cambios en el microbioma intestinal con la dieta vegana frente a la cotidiana

Para el estudio, 148 adultos con sobrepeso u obesidad sin antecedente de diabetes fueron aleatorizados para seguir una dieta vegana baja en grasas (n = 73) o ningún cambio en la alimentación (n = 75). La edad promedio en los grupos vegano y de control era de 53 años y 57 años, respectivamente; 60% y 67% eran mujeres, respectivamente; y el índice de masa corporal era de aproximadamente 33 kg/m3 en los dos grupos.

La dieta vegana no contenía productos animales y constaba de legumbres, frutos secos, verduras, fruta y granos enteros. La ingesta calórica no se restringió en los dos grupos.

El objetivo del estudio fue evaluar el efecto de la dieta vegana a base de vegetales sobre la composición de la microbiota intestinal, el peso corporal, la composición del cuerpo, y la sensibilidad a la insulina durante 16 semanas.

"Nos interesaban los resultados metabólicos", explicó la Dra. Kahleova.

"Por algún tiempo hemos sabido que las dietas a base de vegetales son muy eficaces para el control de peso, pues a diferencia de muchas dietas, la vegana es sostenible a largo plazo, y los beneficios van más allá de la intervención inmediata. En comparación, la dieta cetogénica, por ejemplo, es buena mientras se está en ella, pero las personas la suspenden y recuperan más de su peso original".

Sin embargo, añadió que hasta la fecha se comprendían poco los mecanismos que impulsan los beneficios de una dieta vegana, lo cual este estudio y otros trataron de esclarecer.

F. prausnitzii se alimenta de fibra e induce a pérdida de tejido adiposo, lo que incluye la adiposidad visceral

Cuando se evaluó la composición del microbioma intestinal de participantes, la Dra. Kahleova y sus colaboradores observaron que toda la familia Bacteroidetes estaba aumentada en las personas con la dieta vegana.

Y se observó que una especie era especialmente importante: Faecalibacterium prausnitzii. "La relativa abundancia de F. prausnitzii aumentó en el grupo vegano y se relacionó con un efecto terapéutico de +4,8%", informó la Dra. Kahleova.

"Se han referido cifras más bajas de estas bacterias en pacientes con diabetes, y esto se ha relacionado con resistencia a la insulina e inflamación", añadió.

F. prausnitzii produce ácidos grasos de cadena corta, y estos pueden tener muchos beneficios metabólicos como prevención de enfermedad cardiovascular, efectos de sensibilización a la insulina, y efectos positivos en el sistema inmunitario.

Estos ácidos grasos de cadena corta son producidos por esas bacterias, las cuales se alimentan de la fibra abundante que contienen alimentos a base de vegetales, pero no productos animales. "Cuanto más vegetal se consuma, tanto más se alimentarán estas bacterias y mayor será la cantidad de ácidos grasos de cadena corta que produzcan", añadió la Dra. Kahleova.

"El aumento de F. prausnitzii observado en nuestro estudio se correlacionó con reducción de peso y un incremento de la sensibilidad a la insulina", indicó.

Y crucialmente, dos tercios de la reducción de peso fueron "explicables por la pérdida de tejido adiposo", señaló, añadiendo que "la adiposidad visceral también se redujo rápidamente con la dieta vegana".

Dieta vegana frente a vegetariana y las dificultades de ser vegano

Estudios previos han demostrado que los veganos tienen menos riesgo de diabetes que incluso los vegetarianos, comentó la Dra. Kahleova. Una dieta vegetariana es más liberal y puede tener altos niveles de lípidos saturados, señaló.

Pero reconoció que cambiar a una dieta vegana no estaba exento de dificultades.

"Puede ser difícil al inicio, por ejemplo, encontrar y elaborar recetas, así como comer afuera. Asimismo, a menudo comemos lo mismo que nuestras familias o necesitamos cocinar lo mismo para ellas", destacó.

También advirtió protegerse de un descenso en los niveles de vitamina B12 que pueden asociarse a una dieta vegana.

Pacientes con diabetes que toman metformina (que también disminuye la vitamina B12), y sobre todo personas mayores (que toman o no metformina), pueden tener deficiencia de vitamina B12 y pueden necesitar suplementos, advirtió.

La Dra. Kahleova dijo que entre sus planes para investigación futura está un estudio de comparación cruzada de una dieta vegana baja en grasas con la dieta restringida en carbohidratos controlada en porciones que recomienda la American Diabetes Association para pacientes con diabetes. Se medirá la composición del microbioma intestinal.

"También estamos en medio de otro estudio en que se compara una dieta vegana baja en lípidos con una dieta mediterránea rica en aceite de oliva y frutos secos, que abordará la calidad de los lípidos y la cantidad de sus componentes en cada dieta. Y en el futuro podríamos comparar dietas veganas bajas en lípidos con veganas altas en lípidos".

El estudio fue financiado por el Physicians Committee for Responsible Medicine. La Dra. Kahleova ha declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....