Cuando el cambio climático mata: nefropatía crónica de origen desconocido

Stéphanie Lavaud

Conflictos de interés

9 de septiembre de 2019

¿Ha producido una nueva enfermedad el calentamiento global? Esto es lo que los científicos creen al hacer frente a una carga de mortalidad creciente por nefropatía crónica de origen desconocido, que está produciendo la muerte de agricultores de diferentes países en todo el mundo. Sin poder descartar por completo plaguicidas y otros factores, los científicos contemplan otra causa ambiental: las temperaturas crecientemente elevadas a las que están expuestos los granjeros en los campos.

Una edición especial de New England Journal of Medicine este mes está dedicada a los vínculos entre salud y clima.

La Dra. Cecilia Sorensen, del Departmento de Medicina de Urgencias en la University of Colorado, en Denver, Estados Unidos, y su colega, el Dr. Ramón García-Trabanino, del Haemodialysis Centre, en San Salvador, El Salvador, ven la nefropatía crónica de origen desconocido sintomática como "una enfermedad centinela en la era del cambio climático".[1]

Hacen un llamado para que los profesionales de la salud se concienticen más sobre los riesgos del cambio climático, afirmando en New England Journal of Medicine que "podemos aprender de esta epidemia y optar en lo sucesivo por un camino más prudente".

Descrita inicialmente en 1990 en El Salvador

Esta nefropatía misteriosa que es escasamente abordada en los medios tradicionales, pero comunicada en la literatura científica, ha surgido en diferentes regiones del mundo en años recientes. Fue descrita por primera vez en la década de 1990 en El Salvador, cuando un número extraordinariamente elevado de agricultores estaba falleciendo por insuficiencia renal irreversible.

Luego se observaron patrones similares de la enfermedad en otras partes de Centroamérica y en Norteamérica y Sudamérica, Medio Oriente, África e India. "En Centroamérica, la nefropatía crónica se ha convertido en una causa principal de hospitalización y muerte debido principalmente a nefropatía crónica de origen desconocido", escriben los autores. "En la última década, la carga de mortalidad por nefropatía crónica aumentó 83% en Guatemala y en la actualidad es la segunda causa principal de muerte en Nicaragua y El Salvador".

Estados Unidos también se ha visto afectado y se han notificado casos en Florida, California y el Valle de San Luis, en Colorado.[2]

Expertos estadounidenses han dicho que esta no es la nefropatía que suelen atender y es causada por hipertensión arterial o diabetes.

Una nefropatía que no implica diabetes o hipertensión

¿Qué es? En 2015, la Dra. Virginia Weaver y sus colaboradores de la Johns Hopkins University, en Baltimore, Estados Unidos, describieron en BMC Nephrology las principales características de la "epidemia" de nefropatía crónica de origen desconocido.[3] Afirmaron que la enfermedad afecta a adultos jóvenes y de mediana edad, y da lugar a morbilidad y mortalidad sustanciales sin que existan causas documentadas de nefropatía crónica, como diabetes o hipertensión.

Los hombres parecen tener más riesgo, por lo menos en los casos más graves, y resultan afectadas zonas rurales muy pobres en las que la agricultura es la principal ocupación. "La pobreza y la falta de acceso a atención médica dificulta determinar las características clínicas de la nefropatía crónica de origen desconocido", afirman los autores.

"Es posible que la nefropatía crónica de origen desconocido hubiera estado presente durante un lapso importante, pero no se había identificado debido a la falta de pruebas diagnósticas", agregan.

Aunque la nefropatía crónica de origen desconocido no se presenta exactamente en la misma forma en cada parte del mundo, la enfermedad tiene características que señalan una causa común. Se han investigado muchas causas posibles, como cadmio, arsénico o plomo, virus, plaguicidas y otras sustancias químicas que se utilizan en agricultura, ninguna de las cuales puede descartarse totalmente como un factor contribuyente. Las sospechas se han vuelto hacia la fatiga extrema por trabajo extenuante, así como deshidratación y golpe de calor inducidos por altas temperaturas.

Enfermedad enigmática vinculada a exposición al calor

Treinta años después de las primeras descripciones "sigue sin determinarse la causa de la nefropatía crónica de origen desconocido", escriben la Dra. Sorensen y el Dr. García-Trabanino. "Lo que sabemos con certeza es que la nefropatía crónica de origen desconocido está relacionada con exposición al calor y la deshidratación, aunque la exposición a sustancias químicas agrícolas, metales pesados y agentes infecciosos, al igual que factores genéticos y factores de riesgo relacionados con la pobreza, nutrición deficiente y otros determinantes sociales de la salud, también pueden contribuir".

En Centroamérica, los agricultores de la caña de azúcar tienen tasas muy altas de nefropatía crónica de origen desconocido y han llegado a ser objeto de investigación científica.

Estos granjeros transportan 5 a 6 toneladas (4,5 - 5,4 toneladas métricas) de caña de azúcar por día, muy arropados, bajo temperaturas que a menudo superan los 40°C. Los autores escriben: "Hay evidencia creciente de que tal exposición diaria al calor puede causar lesión renal aguda asintomática (isquemia, lesión oxidativa inducida por temperatura y disminución de las reservas de energía intracelular), que puede alterar en forma acumulada la función renal y dar lugar a nefropatía crónica directa o al exacerbar agresiones renales causadas por exposición a otros factores ambientales, o ambas. De hecho, la exposición recurrente al golpe de calor y la deshidratación producen inflamación crónica y lesión tubular en ratones, de modo similar a lo observado en la nefropatía crónica de origen desconocido.

Alteración del límite fisiológico

Los expertos asumen cada vez más que la nefropatía crónica de origen desconocido es resultado del calentamiento global, pues en décadas recientes numerosas zonas geográficas afectadas por esta onda de nefropatía han tenido cambios sustanciales en la temperatura. "Aunque las temperaturas globales promedio han aumentado casi 1 °C, ha habido un cambio más drástico en las ondas de calor acompañadas de aumento de humedad; en conjunto, esos factores incrementan el índice de calor, con consecuencias directas para la salud".

La Dra. Sorensen y el Dr. García-Trabanino postulan que es posible que hayamos llegado a "un límite fisiológico en lo referente a la exposición al calor, en el cual la aclimatación y las modificaciones en la conducta ya no pueden superar los factores biológicos estresantes de las condiciones de trabajo inseguras y exposiciones ambientales en estas poblaciones de regiones cálidas".

Advierten: "Estamos viviendo una era en la que el cambio climático ya no es una amenaza existencial distante. Está ocurriendo ahora, y está afectando la salud humana en forma profunda".

"El efecto combinado de aumentar los extremos de calor y la escasez de agua está creando una nueva era de crisis en la salud por el clima, en la cual se están exacerbando enfermedades conocidas y están surgiendo nuevas enfermedades. La nefropatía crónica de origen desconocido probablemente solo es una de las múltiples enfermedades sensibles al calor que se descubrirán y acelerarán con el cambio climático", añaden.

Se sabe que el calor exacerba enfermedades crónicas, sobre todo en personas mayores.

La Dra. Sorensen y el Dr. García-Trabanino comentan: "Nos percatemos de ello o no, es muy probable que todos hayamos atendido a pacientes afectados adversamente por el cambio climático".

Enfermedades asociadas al cambio climático

Su mensaje para los médicos es que las enfermedades asociadas al cambio climático plantearán retos para la medicina en el futuro. En primer lugar, la prevalencia de la nefropatía crónica de origen desconocido aumenta con la exposición al calor. En segundo lugar, tales enfermedades sensibles al clima son más frecuentes en regiones del mundo pobres, en que las personas no tienen acceso a atención médica de gran calidad. En tercer lugar, la nefropatía crónica de origen desconocido afecta en forma desproporcionada a las poblaciones más pobres y vulnerables, lo que a menudo conduce a excluir de la fuerza de trabajo agrícola a la principal fuente de ingresos de las familias, teniendo "una enorme repercusión en el tejido social de la familia y la sociedad".

De hecho, el Banco Mundial considera que el cambio climático podría dar lugar a que más de 100 millones de personas vivan en pobreza hacia el año 2030.[4]

¿Cambiando el futuro?

En sus conclusiones, los autores adoptan una postura clara: "Al recurrir a nuestras voces fiables también podemos crear conciencia en nuestras comunidades y apoyar la educación en clima y salud en la facultad de medicina y residencias para preparar a la siguiente generación de profesionales clínicos a enfrentar los retos dinámicos del futuro, lo que incluye enfermedades emergentes generalizadas como la nefropatía crónica de origen desconocido. Además, podemos aleccionar a nuestros pacientes para que pongan en práctica acciones que protejan y promuevan la salud y beneficien su propia salud personal así como la del planeta.

"Como vigilantes de la salud de la comunidad, tomamos el pulso de la humanidad diariamente y vemos de primera mano los factores causantes del cambio climático. Consideramos que los médicos tienen la oportunidad de modificar el curso del futuro".

Más sobre nefropatía crónica de origen desconocido

Para informarse más sobre nefropatía crónica de origen desconocido, visite La Isla Network, un sitio dedicado exclusivamente a esta enfermedad. El nombre de la fundación proviene de una población nicaragüense en la que han fallecido muchos hombres por nefropatía crónica de origen desconocido y a la que los lugareños han llamado "La isla de las viudas".

Traducido y adaptado de la edición francesa de Medscape.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Contenido relacionado

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....