Tendencia Clínica: Ébola

Ryan Syrek

Conflictos de interés

23 de agosto de 2019

Semanalmente identificamos un término de búsqueda frecuente, analizamos que causó su popularidad y presentamos una infografía relacionada. ¡Si tiene alguna sugerencia de qué Tendencia Clínica es la más destacada y por qué, no dude en compartirla con nosotros en Twitter o Facebook!

Noticias sobre nuevos fármacos promisorios, una descripción general de un brote epidémico importante, e información relacionada con complicaciones de la enfermedad a largo plazo, ayudaron a hacer del ébola la Tendencia Clínica de esta semana.

El US National Institute of Allergy and Infectious Diseases recientemente anunció que se terminó en etapa temprana un estudio clínico de cuatro fármacos para tratar el virus del ébola, después que datos preliminares mostraron tasas de sobrevida más altas con dos de los fármacos. Durante una teleconferencia, el Dr. Jean-Jacques Muyembe-Tamfum, Ph. D., director general del Institut National de Recherche Biomédicale en la República Democrática del Congo, afirmó: "Ya no diremos que la enfermedad por virus del ébola no es curable. Este avance, en el futuro, ayudará a salvar millares de vidas que hubieran tenido un desenlace mortal en el pasado. Dos compuestos, anticuerpos monoclonales mAb114 y REGN-EB3, se utilizarán ahora en las clínicas de la región, mientras se esperan datos finales del análisis del estudio en septiembre o a fínales de octubre".

El brote epidémico persistente de ébola es el más grande hasta ahora en el Congo y el segundo más grande en el mundo, habiéndose confirmado 1.749 muertes, incluidas 41 de profesionales de la salud.

Aunque el riesgo actual para quienes viven fuera de la región no es muy elevado, un análisis reciente de la situación puntualizó que la sociedad moderna se ha llegado a interconectar tanto, que enfermedades que en un tiempo se mantenían aisladas ahora solo se encuentran a "un viaje en avión de distancia".

A medida que la violencia persistente en la República Democrática del Congo conduce a un incremento de refugiados que huyen a países circunvecinos, el virus continúa siendo un problema mundial. Se demostró que la vacuna en fase de investigación de Merck para el ébola V920 tiene 97,5% de eficacia, y aunque aún no está aprobada por la Food and Drug Administration de Estados Unidos, sigue siendo una herramienta potencial en caso de que surjan brotes epidémicos en otras partes.

Para quienes han sobrevivido al ébola, nueva evidencia indica que lesiones vitreorretinianas importantes requieren considerables precauciones si estos pacientes necesitan tratamiento o cirugía. El estudio EVICT (Ebola Virus Persistence in Ocular Tissues and Fluids) mostró que se presentaba uveítis en 35,6% de los pacientes; cataratas visualmente importantes en 23,2%; cicatrización coriorretiniana en 7,8% de los ojos, y engrosamiento coroidal en 19,6% de los ojos. Aunque el estudio EVICT reveló que la cirugía de cataratas era segura en esta población, no está clara la seguridad de la cirugía vitreorretiniana en estos pacientes. Expertos recomiendan que se tomen considerables precauciones.

El brote epidémico actual en la República Democrática del Congo, las opciones de tratamiento y futuros problemas de salud en todo el mundo condujeron al surgimiento del ébola como el tema principal de la Tendencia Clínica de esta semana.

Para más información sobre la infección por el virus del ébola, lea aquí.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Contenido relacionados

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....