Mini Examen Clínico

Trastorno del espectro autista

Dr. Stephen Soreff

Conflictos de interés

5 de agosto de 2019

El electroencefalograma es útil para descartar trastornos convulsivos, afasia adquirida secundaria a trastorno convulsivo (síndrome de Landau-Kleffner), encefalopatía infantil sensible a biotina y otras enfermedades relacionadas en niños con sospecha de trastorno del espectro autista. A pesar de que no se recomienda cribado universal, puede ser apropiado en niños con regresión clara del lenguaje y en aquellos con síntomas clínicos que pueden representar convulsiones.[2]

No hay evidencia clínica actualmente favorable al uso sistemático de pruebas de neuroimagen en la evaluación diagnóstica del autismo.[2] Estudios de distintas técnicas de imagen han obtenido resultados dispares, y aunque se han identificado alteraciones características, ningún hallazgo individual es diagnóstico.

En los estudios de pacientes con trastorno del espectro autista se han identificado distintas alteraciones metabólicas. Sin embargo, todavía no se han identificado marcadores biológicos de trastorno del espectro autista. No se recomienda realizar análisis de sangre para la valoración ordinaria de niños con trastorno del espectro autista.

En niños con autismo está indicada una evaluación fisiopsicológica. Es poco probable una respuesta de adaptación en el periodo respiratorio, una respuesta galvánica de la piel, o una respuesta de amplitud vasoconstrictora del pulso periférico a estímulos repetidos, como sucede en niños sanos. Los niños con autismo pueden presentar supraselectividad auditiva.

Para más información sobre el abordaje diagnóstico del trastorno del espectro autista, lea aquí.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....