Síndrome de piernas inquietas se vincula a salud intestinal

Megan Brooks

Conflictos de interés

18 de junio de 2019

SAN ANTONIO, USA. Investigación preliminar indica una relación entre proliferación bacteriana del intestino delgado y síndrome de piernas inquietas, lo que apoya investigación emergente que vincula la salud microbiana del intestino con la salud del sueño.[1]

Aunque el estudio se está realizando y apenas comienza el reclutamiento, los investigadores encontraron proliferación bacteriana del intestino delgado en los siete pacientes con síndrome de piernas inquietas estudiados hasta la fecha.

"Encontramos tasas muy elevadas de proliferación bacteriana en intestino delgado en estos pacientes con síndrome de piernas inquietas", comentó a Medscape Noticias Médicas el investigador principal, Daniel J. Blum, Ph. D., instructor clínico adjunto del Stanford Center for Sleep Sciences and Medicine, en California, Estados Unidos. Explorar esta relación más a fondo podría dar lugar a nuevas formas de detectar, prevenir y tratar el síndrome de piernas inquietas.

El estudio fue presentado en SLEEP 2019: 33º Congreso de las Associated Professional Sleep Societies.

Síndrome de piernas inquietas no bien aclarado

Aunque no se ha aclarado por completo la causa del síndrome de piernas inquietas, se ha descrito un estado relativo de deficiencia de hierro del cerebro en pacientes con síndrome de piernas inquietas, que al parecer induce a cambios en varias vías que intervienen en la enfermedad, señaló Blum.

El hierro insuficiente puede ser secundario a deficiencia de hierro alimentario o, posiblemente, inflamación intestinal. Blum y sus colaboradores plantearon la hipótesis de que la proliferación bacteriana del intestino delgado, un trastorno relacionado con disbiosis intestinal, puede asociarse a síndrome de piernas inquietas.

Los participantes en el estudio fueron reclutados en el Stanford Sleep Center para tres grupos: síndrome de piernas inquietas y bajas reservas de hierro en sangre periférica (< 50 ng/ml o saturación de transferrina < 18%), síndrome de piernas inquietas y reservas de hierro en sangre periférica normales e insomnio (grupo de control).

Como parte del estudio, llenaron cuestionarios relacionados con el sueño y síntomas de proliferación bacteriana del intestino delgado y se llevaron a su domicilio un estuche para recolectar heces y otro para prueba de proliferación bacteriana del intestino delgado. Las muestras fecales fueron analizadas por el University of Minnesota Genomics Center, y las muestras de proliferación bacteriana del intestino delgado en el aliento fueron evaluadas por Aerodiagnostics, un laboratorio médico con sede en Massachusetts, para detectar anomalías de hidrógeno y metano.

Los siete participantes con diagnóstico de síndrome de piernas inquietas que han completado el protocolo hasta ahora son tres hombres y cuatro mujeres. Todos tenían una deficiente calidad del sueño con base en el Índice de Calidad de Sueño de Pittsburgh y síntomas moderados a graves con base en la Escala Internacional de Piernas Inquietas.

La proliferación bacteriana del intestino delgado estuvo presente en los siete participantes (100%). En cambio, se estima que las tasas de proliferación bacteriana del intestino delgado en la población general son de 6% a 15%, lo que indica que la proliferación bacteriana del intestino delgado es mucho más frecuente en la población con síndrome de piernas inquietas, informó Blum.

"Se dispone de un estudio no publicado que muestra que en personas que tienen este ensamble de proliferación bacteriana del intestino delgado y síndrome de piernas inquietas, si se trata la proliferación bacteriana del intestino delgado mejora de manera estadísticamente significativa el síndrome de piernas inquietas", informó Blum.

Nuevo esclarecimiento

En su comentario sobre el estudio, el portavoz de la American Academy of Sleep Medicine, Dr. Nitun Verma, señaló que el estudio es "pequeño, pero muy interesante".

"El síndrome de piernas inquietas es un trastorno relativamente frecuente y en realidad no hemos llegado al fondo de por qué las personas lo presentan. Los pacientes desean saber por qué tienen piernas inquietas y es terrible que no les podamos dar una buena respuesta. El estudio abre las puertas para la investigación más detallada de las causas potenciales", añadió el Dr. Verma, quien no intervino en el presente estudio.

La Dra. Dianne Augelli, experta en medicina del sueño en Weill Cornell Medicine y New-York-Presbyterian Hospital, en Nueva York, que no intervino en la investigación actual, también considera que el vínculo proliferación bacteriana del intestino delgado-síndrome de piernas inquietas es "interesante", pero advirtió que "se necesitan estudios a mucho mayor escala" para reproducir los resultados.

Además, puede ser "complicado" tratar la proliferación bacteriana del intestino delgado, comentó la Dra. Augelli a Medscape Noticias Médicas, "y este tratamiento puede dar lugar a una trayectoria que puede ocasionar daño. ¿Tratamos con antibióticos y terminamos empeorando algo más?".

El estudio fue financiado por un apoyo económico de Pau Innovation Gift Fund Seed Grant. Blum, Verma y Augelli han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....