Revisión de Artículos: Taquipnea transitoria y bronquiolitis, fertilización in vitro y cáncer infantil, y síndrome de muerte súbita infantil

Dr. Jesús Hernández Tiscareño

Conflictos de interés

15 de mayo de 2019

En este contenido

Asociación de fertilización in vitro con cáncer infantil en Estados Unidos

Desde la introducción de las técnicas de reproducción asistida en 1978 para la concepción de descendencia en parejas con problemas de fertilidad, la proporción de niños así concebidos se ha incrementado gradualmente debido a los cambios contemporáneos en el comportamiento reproductivo.

El empleo cada vez más difundido de las técnicas de reproducción asistida ha generado preocupación creciente respecto a la seguridad de este procedimiento, tanto para las madres como para los niños, debido a que la exposición a los métodos artificiales de fertilización podría suponer un riesgo adicional para la salud de esta población.

Está bien establecido que la fertilización in vitro se asocia con resultados adversos del embarazo, incluyendo mayores riesgos de parto prematuro, menor peso al nacer, defectos congénitos estructurales y trastornos de impronta; estas 2 últimas alteraciones confieren un riesgo excesivo de cáncer infantil, por lo que Logan y sus colaboradores comparan la incidencia de cánceres infantiles en niños concebidos in vitro con los concebidos de forma natural.

Se realizó un estudio de cohorte retrospectivo en Estados Unidos del 1 de enero de 2004 al 31 de diciembre de 2012, que dio lugar a nacimientos de recién nacidos vivos del 1 de septiembre de 2004 hasta el 31 de diciembre de 2013, en los registros de nacimiento y cáncer de 14 estados, que comprende 66% de los nacimientos en Estados Unidos y 75% de los nacidos concebidos para la fertilización in vitro, con un seguimiento del 1 de septiembre de 2004 al 31 de diciembre de 2014.

El estudio incluyó a 275,686 niños concebidos a través de la fertilización in vitro y una cohorte de 2’266.847 niños en los que se seleccionaron 10 nacimientos al azar para cada nacimiento por fertilización in vitro. El análisis estadístico se realizó del 1 de abril de 2017 al 1 de octubre de 2018. Las únicas exclusiones fueron: madre o padre menor de 18 años o nacimiento no viable (edad gestacional < 22 semanas o peso al nacer < 300 g, incluso si está indicado como un nacimiento vivo).

La población final incluyó a 275.686 niños en el grupo de fertilización in vitro (1’274.070 persona-años; 209.586 nacimientos) y 2’266.847 niños en el grupo sin fertilización in vitro (10’596.144 personas/año; 2’230.378 nacimientos). En particular, las madres cuyos hijos fueron concebidos por fertilización in vitro eran sustancialmente mayores (nacimientos únicos: edad media, 35,9 [5,0] frente a 28,7 [5,9] años; nacimientos: edad media, 35,2 [5,1] frente a 30,3 [5,9] años), más educados (nacimientos únicos: educación universitaria o de posgrado: 73,4% frente a 32,9%; nacimientos múltiples: educación universitaria o de posgrado: 71,6% frente a 40,0%), y más a menudo de raza blanca (nacimientos únicos: 82,5% frente a 76,0%; nacimientos múltiples: 84,2% frente a 75,9%) que los de niños concebidos naturalmente.

Entre ambos nacimientos únicos o múltiples, los hijos concebidos por fertilización in vitro tenían un peso medio menor al nacer (nacimientos únicos: 3.264 [614] g frente a 3.315 [555] g; nacimientos múltiples: 2.314 [621] g frente a 2.335 [628] g) y con una duración de la gestación más corta (nacimientos únicos: 38,4 [2,3] semanas frente a 38,7 [2,0] semanas; nacimientos múltiples: 35,1 [3,1] semanas frente a 35,2 [3,2] semanas), que aquellos concebidos naturalmente.

Se detectaron 321 cánceres en el grupo de fertilización in vitro y 2.042 cánceres en el grupo sin fertilización in vitro.

La tasa global de cáncer (por 1’000.000 persona-año) fue de 251,9 en el grupo de fertilización in vitro y 192,7 en el grupo sin fertilización in vitro (HR: 1,17; IC 95%: 1,00 - 1,36). La tasa de tumores embrionarios fue ligeramente mayor entre los grupos de fertilización in vitro (102,8 frente a 70,4; HR: 1,28; IC 95%: 1,01 - 1,63), que parece ser impulsado principalmente por una tasa elevada de tumores hepáticos (18,1 frente a 5,7; HR: 2,46; IC 95%: 1,29 - 4,70), la mayoría de los cuales fue hepatoblastoma.

Lo más importante
Este estudio mostró una asociación pequeña, marginalmente significativa, entre la fertilización in vitro y el cáncer en general en la infancia. A pesar del gran tamaño del estudio, estos resultados no establecen definitivamente una asociación entre la fertilización in vitro y tumores embrionarios. Los resultados sugieren que continuar el seguimiento de los niños concebidos por fertilización in vitro para la aparición de cáncer está justificado.
REFERENCIA
  • Spector LG, Brown MB, Wantman E, Letterie GS, y cols. Association of In Vitro Fertilization With Childhood Cancer in the United States. JAMA Pediatr. 1 Abr 2019:e190392. doi: 10.1001/jamapediatrics.2019.0392. PMID: 30933244. Fuente

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....