Las estatinas aumentan el riesgo de diabetes de tipo 2, especialmente en pacientes con sobrepeso

Miriam E. Tucker

Conflictos de interés

19 de marzo de 2019

Se ha publicado más evidencia de que el uso de estatinas aumenta el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2, y el estudio muestra que el riesgo es particularmente alto para las personas con sobrepeso, obesidad o que tienen prediabetes.[1]

Los hallazgos del estudio prospectivo, basado en la población, se publicaron en versión electrónica el 5 de marzo en British Journal of Clinical Pharmacology por el Dr. Fariba Ahmadizar, Ph. D., del departamento de epidemiología de Erasums University Medical Centre, en Rotterdam, Países Bajos, y sus colaboradores.

Varios estudios observacionales previos y ensayos han reportado un mayor riesgo de presentar diabetes de tipo 2 para las personas bajo tratamiento con estatinas, pero la mayoría de estos estudios carece de detalles glucémicos.

La incidencia observada en los estudios observacionales (como el actual) ha sido mucho mayor que en los ensayos aleatorizados, 44% frente a 9% - 13%, señalan el Dr. Ahmadizar y sus colaboradores.

El estudio incluyó a 9.535 adultos mayores de 45 años de edad y sin diabetes al inicio del mismo; durante el seguimiento, aquellos que utilizaban estatinas desarrollaron concentraciones más altas de insulina sérica en ayunas, tasas más altas de resistencia a la insulina y 38% fue más propenso a desarrollar diabetes de tipo 2. El riesgo fue más significativo para los participantes que tenían sobrepeso u obesidad.

"Esto sugiere que es necesario tener en cuenta la diabetogenicidad de las estatinas en la práctica clínica, y debemos implementar estrategias preventivas rigurosas, como el control glucémico y la reducción del peso en pacientes al iniciar el tratamiento con estatinas, lo que podría ayudar a minimizar el riesgo de presentar diabetes", señalan los autores.

Al solicitarle un comentario, el Dr. Robert H. Eckel, cardiólogo, profesor de medicina y director de la Lipid Clinic at the University of Colorado Hospital en Aurora, Estados Unidos, dijo a Medscape Noticias Médicas que, "es importante recordar que incluso si los pacientes tratados con estatinas desarrollan diabetes de tipo 2, el beneficio cardiovascular se mantiene".

El Dr. Eckel aconsejó que los médicos clínicos sigan las pautas de colesterol publicadas en el año 2018 por el American College of Cardiology y la American Heart Association.

Asimismo, indicó que debido a que el riesgo observado en el estudio actual era algo mayor que el observado en los estudios observacionales anteriores, "recomendaría que la hemoglobina glucosilada entre 6,2% a 6,4% se controle más de cerca en pacientes tratados con estatinas".

Estatinas vinculadas a niveles glucémicos elevados

En el estudio longitudinal que dio seguimiento a 9.535 personas sin diabetes al inicio del estudio, que ocurrió entre 1997 - 2012, la mediana de seguimiento fue de 4 años. Los participantes tenían una edad media de 64 años al inicio del estudio, 58% pertenecía al género femenino y 64,5% tenía sobrepeso u obesidad.

Un total de 968 (10%) participantes había tomado estatinas, incluyendo simvastatina (57%), atorvastatina (25,5%) y pravastatina (10,3%). Durante el periodo del estudio, 7,5% (716) de los participantes desarrolló diabetes de tipo 2.

En un análisis transversal inicial ajustado por edad, género, cohorte (por periodo), hábito de fumar, consumo de alcohol, actividad física, educación, índice de masa corporal e hipertensión, el uso de estatinas se asoció significativamente con las concentraciones séricas de insulina en ayunas y la resistencia a la insulina del Homeostatic Model Assessment.

Sin embargo, los niveles séricos de glucosa en ayunas perdieron importancia después de los ajustes para el índice de masa corporal y la hipertensión.

El Dr. Ahmadizar y sus colaboradores señalaron: "Nuestro hallazgo sugiere que la asociación entre las estatinas y la diabetes podría ser a través de la secreción/resistencia a la insulina".

No hubo un efecto por el tipo de estatina o dosis. En un análisis de seguimiento longitudinal, el uso cada vez mayor de estatinas se asoció significativamente con el desarrollo de diabetes de tipo 2, con un hazard ratio (HR) de 1,64 antes y 1,38 después de los ajustes, ambos significativos.

El riesgo fue significativo entre los usuarios actuales, pero no anteriores, de estatinas, con índices de riesgo de 1,52 y 1,18, respectivamente.

Nuevamente, no se observó ningún efecto significativo por el tipo de estatina o la dosis en el riesgo de diabetes de tipo 2 en este análisis, aunque una mayor duración en el uso de estatinas elevó el riesgo.

¿Vínculo entre estatinas/diabetes solo significativo en hombres, índice de masa corporal más alto?

En otros análisis de sensibilidad estratificados para el índice de masa corporal al inicio del estudio, la asociación entre las estatinas y la diabetes de tipo 2 solo fue significativa para los que tenían sobrepeso u obesidad, pero no para los que tenían un índice de masa corporal normal (HR: 1,42 frente a 1,18).

Y cuando se estratificó por género al inicio, el hallazgo fue significativo solo en hombres y no en mujeres (HR: 1,52 frente a 1,28).

El Dr. Eckel comentó: "Fue decepcionante no tener datos de la hemoglobina glucosilada, pero en general los que tienen una hemoglobina glucosilada más alta sin diabetes de tipo 2 presentan mayor riesgo, lo que está respaldado por sus niveles de glucosa".

También criticó la falta de datos sobre los antecedentes familiares de diabetes de tipo 2 y cuestionó los hallazgos en hombres, y la falta de relevancia de la dosis (de estatinas), señalando que "la dosis de estatinas puede ser importante a pesar de lo que encontraron".

El Dr. Eckel es miembro de consejos asesores o consultor para Sanofi, Regeneron, Kowa, Novo Nordisk, Merck y Endece.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....