Caso Clínico: Tumor en mama y región inguinal de presentación sincrónica

Dr. Adrián Morales Peralta

Conflictos de interés

15 de marzo de 2019

COLABORACIÓN EDITORIAL

Medscape &

En los años 70 el pronóstico de los linfomas no Hodgkin era pobre. Algunos pacientes con estadio localizado sobrevivían al ser tratados con resección quirúrgica y radioterapia.[16] La similitud morfológica entre linfoma no Hodgkin y la leucemia linfoblástica aguda y su invariable progresión del linfoma de Burkitt a fase leucémica condicionó que se trataran con regímenes efectivos para leucemia linfoblástica aguda mejorando el porcentaje de curación.[17]

El tratamiento se basa en esquemas de multiquimioterapia con drogas como ciclofosfamida, vincristina, prednisona, altas dosis de metrotrexato y citarabina, ifosfamida, etopósido, doxorrubicina[4,10,17]. El papel del tratamiento directo a sistema nervioso central a través de quimioterapia intratecal es un componente esencial para lograr la curación, especialmente en el linfoma linfoblástico y de Burkitt.[18]

La radioterapia tiene un uso limitado en el linfoma no Hodgkin. No ha mostrado mejor sobrevida cuando se adiciona a los protocolos de quimioterapia; sin embargo, puede tener utilidad en emergencias oncológicas como en el síndrome de vena cava/mediastinal o en pacientes con infiltración a sistema nervioso central al diagnóstico.[19]

El papel de la cirugía en los niños con linfoma no Hodgkin es aún más limitado, solo para toma de biopsia, colocación de accesos venosos o resolución de complicaciones por el tratamiento, sin embargo, en pacientes con enfermedad localizada, como en el abdomen (invaginación intestinal secundaria a linfoma de Burkitt) la resección completa del segmento involucrado es recomendada.[4,10]

En el caso presentado se manejó con quimioterapia a base de vincristina, ciclofosfamida, doxorrubicina, alternando cada 21 días con altas dosis de metotrexato (2 g/m2sc) + ácido folínico y citarabina, acompañado de quimioterapia triple intratecal en cada ciclo.

Se administraron 4 ciclos; posteriormente se realizan estudios de extensión observando un residual a nivel inguinal, por lo que se intensifica el tratamiento con dexametasona, ifosfamida, metotrexate (5 g/m2sc) más ácido folínico, vincristina, doxorrubicina, alternando cada 21 días con dexametasona, altas dosis de citarabina, vincristina y etopósido; cada ciclo acompañado de quimioterapia triple intratecal; se administran 2 ciclos, obteniendo remisión completa, por lo que se administran 4 ciclos más, al final de los cuales se realiza tomografía axial computarizada de tórax, abdomen y pelvis sin evidencia de actividad tumoral. Se suspende tratamiento y se envía a vigilancia, cumpliendo 14 meses de remisión actualmente.

Siga a la Agrupación Mexicana de OncoHematología Pediátrica en Facebook. Para más contenido siga a Medscape en Facebook,Twitter, Instagram y YouTube.

Contenidos relacionados

 

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....