¿Cuál es el lugar de las terapias complementarias en el paciente oncológico?

Matías A. Loewy

6 de marzo de 2019

BUENOS AIRES, ARG. Desde las plantas medicinales y la musicoterapia hasta la atención plena (mindfulness), el yoga y la acupuntura, las terapias complementarias "amplían las alternativas para navegar el proceso del cáncer", aunque se necesitan más estudios para documentar que las distintas intervenciones efectivamente ayudan a los pacientes, según lo indicó el Dr. Luis Alejandro Salicrup, Ph. D. en inmunología y genética molecular, y asesor principal en el National Cancer Institute de National Institutes of Health en Estados Unidos.

Dr. Luis Alejandro Salicrup

El Dr. Salicrup recorre varios países de Latinoamérica para constatar el alcance y tipo de aplicación de estos enfoques no convencionales, interactuar con los profesionales interesados e impulsar investigaciones en este campo.

"Lo que se busca con los abordajes complementarios es ampliar la diversidad de oportunidades que se da a los pacientes para enfrentar diferentes situaciones como, por ejemplo, el dolor o los efectos adversos de la radioterapia y la quimioterapia", destacó el Dr. Salicrup, del Center for Global Health y la Office of Cancer Complementary and Alternative Medicine del National Cancer Institute, en Bethesda, Estados Unidos.

La iniciativa del Dr. Salicrup y el National Cancer Institute está en línea con un creciente interés por dotar de sustento científico el lugar en la prevención y el tratamiento del cáncer de aquellas prácticas que tradicionalmente eran desestimadas, subestimadas o incluso combatidas por la oncología convencional.

"Hay que desterrar la idea de que una va a remplazar a la otra. En realidad, se van a complementar", sostuvo el Dr. Salicrup durante una sesión que brindó en el Hospital de Pediatría "Prof. Dr. Juan P. Garrahan", en Buenos Aires, Argentina.

El centro en el paciente

En opinión del Dr. Salicrup, que también integró la Oficina de Gestión del Conocimiento, Bioética e Investigación (KBR) de la Organización Panamericana de la Salud, la "oncología integrativa" es un abordaje desde la atención primaria a la terciaria, en el que se logran compaginar prácticas convencionales con complementarias.

En 2017, autores de Suiza, Canadá, Portugal y Estados Unidos consensuaron la siguiente definición: "La oncología integrativa es un campo de la atención del cáncer centrado en el paciente y con evidencias informadas que utiliza prácticas mente-cuerpo, productos naturales o modificaciones del estilo de vida de diferentes tradiciones aunadas a tratamientos oncológicos convencionales".[1]

Asimismo, añadieron que "la oncología integrativa procura optimizar la salud, la calidad de vida y los resultados clínicos a lo largo del continuo de atención del cáncer, así como empoderar a los pacientes para prevenir la enfermedad y volverlos participantes activos antes, durante y después del tratamiento contra el cáncer".

La Office of Cancer Complementary and Alternative Medicine del National Cancer Institute distingue ocho categorías complementarias y alternativas:

  1. Sistemas médicos alternativos, como acupuntura, ayurveda y homeopatía.

  2. Terapias energéticas, como reiki y magnetoterapia.

  3. Terapias de ejercicios, como taichi y yoga.

  4. Terapias manipulativas y basadas en el cuerpo, como osteopatía y reflexología.

  5. Intervenciones mente-cuerpo, como meditación, hipnosis y musicoterapia.

  6. Terapéuticas nutricionales, como las dietas macrobióticas y vitaminas en dosis altas.

  7. Tratamientos farmacológicos y biológicos, como ciertas drogas, hormonas y extractos de hierbas.

  8. Terapias espirituales, como las oraciones de sanación.

La penetración de estos abordajes en el seno de la ortodoxia médica parece ser sostenido. En Estados Unidos, en 2016, más de 80% de los principales centros de cáncer brindaban información en sus páginas web sobre ejercicio, acupuntura, meditación, yoga, masaje y musicoterapia, una proporción significativamente mayor a la de 2009.[2]

Hospitales de referencia global como el MD Anderson Cancer Center, en Houston, y el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, en Nueva York, ambos en Estados Unidos, tienen sus propios Servicios de Oncología Integrativa.

"No hubiera imaginado que las terapias complementarias estén institucionalizadas a ese nivel; me llama mucho la atención y me hace pensar de manera optimista", comentó el Dr. Salicrup a Medscape en Español.

    Hay que desterrar la idea de que una va a remplazar a la otra. En realidad, se van a complementar.     Dr. Luis Alejandro Salicrup

Oncología complementaria en Latinoamérica

Numerosos estudios y reportes sugieren que las prácticas complementarias en oncología también se extienden en Latinoamérica, tanto en pacientes adultos como pediátricos.

En Perú, por ejemplo, 62,8% de los pacientes con diagnóstico o tratamiento de cáncer en el consultorio externo del "Hospital Regional Honorio Delgado Espinoza", en Arequipa, informó recurrir a algún tipo de enfoque complementario, sobre todo al uso de hierbas.[3]

En 199 pacientes pediátricos con cáncer atendidos en Buenos Aires, Argentina, y en Montevideo, Uruguay, 47% y 76% usaban alguna forma de terapia no convencional, respectivamente, siendo los cambios en la dieta o una dieta especializada la principal estrategia, seguida de terapias energéticas y de suplementos herbales.[4]

En Colombia, 57% de 404 pacientes con cáncer de mama en Bogotá usaba algún tratamiento complementario o alternativo, especialmente basado en plantas como anamú, guanábana y aloe.[5]

Mientras que en Oaxaca, México, una oncóloga pediatra y magíster en psicología Gestalt dijo haber incorporado en la práctica recursos como el yoga, la meditación, la técnica de liberación emocional (EFT Tapping) y la hipnosis regresiva, para relajar a los niños antes de los procedimientos y favorecer su apego a los tratamientos convencionales.

En junio de 2017, con el apoyo del Centro Latinoamericano y del Caribe de Información en Ciencias de la Salud, la Organización Panamericana de la Salud y el Ministério da Saúde de Brasil, se conformó la Red de Medicinas Tradicionales, Complementarias e Integrativas de las Américas (MTCI), entre cuyas prioridades se encuentra avanzar en la integración de estos enfoques en los sistemas y servicios de salud.

Pero el "talón de Aquiles" de muchos de estos abordajes, reconoció el Dr. Salicrup, ha sido tradicionalmente la falta de estudios que documenten su eficacia y seguridad.

Los críticos de la medicina complementaria sostienen que no se puede justificar recomendar tratamientos cuyo modelo de eficacia no sea explicable científicamente y que carezcan de resultados relevantes en estudios clínicos.[6]

De todos modos, en una revisión exploratoria de la literatura publicada, el Dr. Salicrup señaló haber encontrado "más estudios de lo que esperaba. En el campo de los productos naturales aplicados al cáncer hay muchas investigaciones en Brasil, México y, en menor grado, en Argentina, Colombia y Cuba", aseguró el funcionario, quien destacó la existencia de estudios y prácticas preventivas y terapéuticas en países de la región con acupuntura, meditación o atención plena, reiki y dietas.

Una búsqueda en la base de datos MOSAICO, que gestiona la Red de Medicinas Tradicionales, Complementarias e Integrativas de las Américas revela más de 400 trabajos sobre "terapias complementarias y cáncer" procedentes de Sudamérica entre 2016 y 2017, con amplio predominio de artículos sobre plantas medicinales (+200). Sin embargo, los estudios clínicos controlados, que proverían el mayor grado de evidencia para la recomendación de su uso, son escasos (3).

¿Para qué sirven? ¿Cuáles son los resguardos?

Aunque la gira latinoamericana del Dr. Salicrup pone de manifiesto una corriente favorable a la consideración de las medicinas complementarias en el horizonte de la prevención y el manejo del cáncer, los especialistas también previenen sobre el riesgo de depositar en ellas una confianza desmedida.

Una reciente encuesta de la American Society of Clinical Oncology sobre 4.887 adultos en Estados Unidos reveló que 39% de pacientes cree que el cáncer puede ser curado a través de enfoques alternativos, como terapia de oxígeno, dieta o hierbas medicinales.

En Perú, casi 6 de cada 10 pacientes con cáncer de hígado recurrieron a las hierbas para tratar de aliviar los primeros síntomas de la enfermedad, lo cual podría haber retrasado el acceso al diagnóstico y tratamiento más precoces.[8]

En esa misma línea, un estudio estadounidense de 2019 en JAMA Oncology concluyó que los pacientes con cáncer que recurren a terapias alternativas o complementarias tienen más oportunidad de declinar tratamientos convencionales curativos y duplican el riesgo de muerte, aunque el diseño de la investigación y la interpretación de los resultados fueron objeto de muchos cuestionamientos.

Dra. María Laura Nasi

La Dra. María Laura Nasi, directora de un curso sobre oncología integrativa avalado por la Asociación Argentina de Oncología Clínica, afirmó a Medscape en Español que muchas de las llamadas "terapias complementarias" refuerzan la red psiconeuroendocrinológica, fortaleciendo el sistema de defensa y reparación del organismo frente al estrés crónico y la exposición a factores ambientales cancerígenos.

Sin embargo, la Dra. Nasi, especialista en medicina interna y egresada como oncóloga clínica del Memorial Sloan Kettering Cancer Center, en Nueva York, y coautora del libro Cáncer y Psiconeuroinmunología, reconoció que no todos los enfoques complementarios tienen el mismo valor en cáncer y algunos hasta pueden ser contraproducentes.

"Lo más documentado en estudios prospectivos y aleatorizados en oncología son la acupuntura y la acupresión, el yoga y la meditación, que sirven para mitigar los efectos adversos de la quimioterapia —como náusea y vómito—, disminuir la ansiedad, mejorar el sueño y aliviar el dolor; también hay muchos indicios de que podrían ayudar a recuperar la funcionalidad del sistema inmune", destacó la especialista.

En 2018 la American Society of Clinical Oncology avaló por primera vez una guía de la Society for Integrative Oncology , que recomienda distintos abordajes complementarios durante y después del tratamiento estándar contra el cáncer de mama. Por ejemplo, meditación, yoga, musicoterapia, acupuntura o masajes para reducir la ansiedad; o acupresión, electroacupuntura, jengibre y relajación para atenuar la náusea y el vómito por quimioterapia.

"Se requieren más investigaciones para hacer el puente con la medicina convencional", propuso la Dra. Nasi.

Dr. Matías Chacón

Para el Dr. Matías Chacón, presidente de la Asociación Argentina de Oncología Clínica, existen intervenciones o actividades complementarias con respaldo científico (como acupuntura, arte, fisioterapia, reflexología, psiconcología, musicoterapia, reiki y yoga), que ayudan a mejorar la vida o a transitar la enfermedad fuera de los tratamientos establecidos.

"La oncología integrativa aporta una mirada oportuna para acompañar desde el diagnóstico hasta el tratamiento específico de un paciente. Todo lo que podamos hacer para que la vida sea mejor debe ser incorporado a nuestra práctica", enfatizó a Medscape en Español.

El Dr. Salicrup coincide con esa perspectiva, pero insistió en la necesidad de impulsar estudios de largo plazo para identificar la indicación adecuada de cada terapia o medicina complementaria en el repertorio de tratamientos que se pueden ofrecer.

"Las terapias complementarias pueden tener un lugar establecido en el manejo del paciente con cáncer. Visualizo que este será un campo que se va a ampliar de manera congruente, integrativa, y en el que ambos lados tienen que participar. La investigación puede llevar a cabo un papel importante proveyendo la evidencia o las experiencias que puedan justificar ese abordaje", concluyó.

Los Dres. Salicrup, Nasi y Chacón han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Siga a Matías A. Loewy de Medscape en Español en Twitter @MLoewy. Para más contenido siga a Medscape en Facebook,Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....