Cambios en microbioma intestinal pueden asociarse a exacerbaciones de lupus

Jennifer Garcia

Conflictos de interés

4 de marzo de 2019

La disminución de la biodiversidad del microbioma intestinal (disbiosis) puede estar vinculada a actividad de la enfermedad en pacientes con nefritis por lupus según un nuevo estudio publicado el 19 de febrero en la versión electrónica de Annals of Rheumatic Diseases.[1]

Doua Azzouz, Ph. D., del Department of Medicine, en la New York University School of Medicine, en Nueva York, Estados Unidos, y sus colaboradores, evaluaron muestras de sangre y de heces de 61 mujeres con lupus eritematoso sistémico y las compararon con muestras de 17 mujeres sanas.

La actividad de la enfermedad en el grupo con lupus eritematoso sistémico se evaluó con el Índice de actividad de la enfermedad en lupus eritematoso sistémico.

Utilizando análisis de amplificación de rRNA, los investigadores descubrieron que pacientes con lupus eritematoso sistémico mostraban un incremento de cinco tantos en el número de bacterias fecales grampositivas, especialmente Ruminococcus gnavus (rango: 0,00% - 10,79%; media ± desviación estándar [DE]: 1,35% ± 2,01%), en comparación con personas de control sanas (rango: 0,00% - 1,27%; media ± DE, 0,25% ± 0,39%; Mann-Whitney: p = 0,01). Ruminococcus gnavus es miembro de la clase de bacterias Clostridia.

Esta proliferación se observó entre todos los pacientes del grupo con lupus eritematoso sistémico; sin embargo, fue máxima entre aquellos con las puntuaciones más altas en el índice de actividad de la enfermedad en lupus eritematoso sistémico, en quienes se observó un incremento de ocho tantos en la cantidad de Ruminococcus gnavus (Mann-Whitney: p = 0,01).

Además, cuando los investigadores estratificaron a los pacientes con lupus eritematoso sistémico de acuerdo con el órgano afectado, aquellos que tenían un antecedente de nefropatía mostraron abundancia de variante de secuencia de amplicón específica de Ruminococcus gnavus, en comparación con quienes no habían tenido alteración renal.

"Estos hallazgos indican un nuevo paradigma en el cual cepas específicas de un comensal intestinal pueden contribuir a la patogenia inmunitaria de la nefritis por lupus", explican los investigadores.

Pacientes del grupo con lupus eritematoso sistémico que tenían nefritis mostraron incrementos en la reactividad de anticuerpo inmunoglobulina anti-Ruminococcus gnavus-2. Estos aumentos se correlacionaron directamente con abundante Ruminococcus gnavus en las heces, un hallazgo que indica alteración de la permeabilidad intestinal.

Los investigadores observaron que estudios previos han documentado proliferaciones de Ruminococcus gnavus en pacientes con enfermedad intestinal inflamatoria y espondilitis anquilosante. "Nuestros hallazgos también contribuyen a la evidencia de una gama cada vez más amplia de trastornos inflamatorios y autoinmunitarios asociados a un 'intestino más permeable'", señalan.

Los autores reconocen que no está claro si las proliferaciones de Ruminococcus gnavus son causa de la enfermedad, o si la actividad pudo haber complicado la proliferación preferencial.

Azzouz y sus colaboradores resaltan que es necesario "determinar diversidad y características genéticas de cepas de Ruminococcus gnavus y comprender cuándo estas cepas colonizan y se expanden en pacientes con lupus".

Al hacerlo, estos hallazgos "pueden dar lugar al desarrollo de un análisis de biomarcador que ayude al diagnóstico más temprano, y también a mejores determinaciones del pronóstico", concluyen los autores.

El estudio fue financiado en parte por apoyos económicos de National Institutes of Health, un contrato de National Institute of Allergy and Infectious Disease, un suplemento de la American Recovery and Reinvestment Act, el National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases del National Institutes of Health, el Lupus Research Institute, el Judith and Stewart Colton Autoimmunity Center y la P. Robert Majumder Charitable Trust. La Universidad de Nueva York ha solicitado propiedad intelectual relacionada con este estudio. Los autores han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook,Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....