Revisión de Artículos: Novedades en tratamiento de linfoma no Hodgkin en recaída o refractario

Dra. Cynthia Shanat Cruz Medina

Conflictos de interés

1 de marzo de 2019

COLABORACIÓN EDITORIAL

Medscape &

En este contenido

Enfoques en inmunoterapia para el tratamiento de pacientes pediátricos, adolescentes y adultos jóvenes con linfoma no Hodgkin

Los resultados en el tratamiento de niños, adolescentes y adultos jóvenes con linfoma no Hodgkin han mejorado de manera estadísticamente significativa sobre décadas anteriores, debido en gran parte a la intensificación de regímenes quimioterapeúticos con multidrogas citotóxicas. Más de 90% de los pacientes con linfoma no Hodgkin de células B se cura; los pacientes con enfermedad refractaria o recaída representan un reto significativo, con sobrevida solo de 20% de pacientes con enfermedad quimiorrefractaria.

La inmunoterapia pasiva con anticuerpos monoclonales ha tenido avances satisfactorios en linfoma no Hodgkin, particularmente con el uso de rituximab en linfoma no Hodgkin de células B con antígeno-CD20 positivo; en adultos y en niños continúa en investigación. La inmunoterapia celular recientemente ha ganado interés con uso exitoso de receptores antígenos quiméricos de linfocitos T en leucemia linfoblástica aguda de células B en recaída o refractaria.

Muchos tipos de anticuerpos monoclonales expresan un mecanismo de acción único, la función de los anticuerpos desnudos a través del mecanismo que incluye citotoxicidad dependiente de complemento, anticuerpos dependientes de citotoxicidad celular y la inducción directa de apoptosis. Los anticuerpos monoclonales multivalentes son dirigidos a dos o más antígenos de superficie distintos y muestran una mejor actividad de anticuerpos dependientes de citotoxicidad celular.

A pesar de los avances en el tratamiento de linfoma no Hodgkin, el desafío permanece en torno a la enfermedad con sobrevida menos aceptable y en los ajustes en la enfermedad en recaída o refractaria a tratamiento. El éxito en el uso de anticuerpos monoclonales, como rituximab en linfoma no Hodgkin de células B o brentuximab vedontin en linfoma anaplásico de células grandes y el uso de receptores antígenos quiméricos de linfocitos T en neoplasias con antígeno-CD19 positivo realzan el potencial de la inmunoterapia en linfoma no Hodgkin.

Es crítico decidir cuándo y cómo introducir estos agentes en el régimen de tratamiento previamente establecido; cuándo en relación a los regímenes estándar de salvamento que generalmente incluyen quimioterapia a altas dosis y trasplante de progenitores hematopoyéticos autólogos o alogénicos.

Lo más importante
A pesar de los avances en el tratamiento de linfoma no Hodgkin en recaída o refractaria, la sobrevida continúa siendo baja. El uso de inmunoterapia sigue en estudio y promete mejorar la sobrevida en este grupo de pacientes.
REFERENCIA
  • Barth MJ, Chu Y, Hanley PJ, Cairo MS. Immunotherapeutic approaches for the treatment of childhood, adolescent and young adult non-Hodgkin lymphoma. Br J Haematol. May 2016;173(4):597-616. doi:10.1111/bjh.14078. PMID: 27062282. Fuente

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....