Tendencias Clínicas: febrero de 2019

Ryan Syrek

Conflictos de interés

28 de febrero de 2019

Bacterias intestinales: Tendencia Clínica de la semana (16 a 22 febrero)

Estudios que establecen vínculos con trastornos importantes de la salud mental, neurológicos, diabéticos y del sueño, ayudaron a impulsar las búsquedas de este tema clínico como principal tendencia de la semana.

Recientemente se publicó el primer estudio basado en la población en mostrar un vínculo entre bacterias intestinales y salud mental.

Diferentes bacterias se relacionaron con depresión y afectaron la calidad de vida entre las poblaciones. Aunque es un paso importante establecer claramente una conexión entre la presencia de estas bacterias y la salud mental, los investigadores ahora tratan de identificar si existe una relación causal. Esto permitiría intervenciones potenciales basadas en la composición del microbioma.

Otro estudio mostró una relación entre agotamiento o incremento de las bacterias intestinales y aumento en el riesgo de demencia. Aunque el estudio estuvo limitado por diversos factores, los resultados indican que las investigaciones de la presencia o la ausencia de determinados elementos en el microbioma intestinal pueden ayudar a identificar a los pacientes que se han de vigilar estrechamente por problemas neurológicos.

Asimismo, un estudio de la University of California Los Angeles, mostró que determinadas bacterias intestinales son intermediarias de los efectos anticonvulsivos de la dieta cetogénica. La dieta perdió todos los efectos anticonvulsivos en los ratones que no tenían determinados microbios. Se necesita más investigación para establecer esta relación en seres humanos.

El microbioma intestinal también puede ser la clave para pronosticar las espigas de glucemia. Un algoritmo basado en información del microbioma intestinal individual resultó predecir con más precisión estas espigas, en comparación con solo conocer las calorías o el contenido de carbohidratos de los alimentos. Los investigadores señalan que este es el primer paso hacia la nutrición personalizada en determinados pacientes.

La información individualizada sobre el microbioma también puede ser la clave para dormir mejor. Un nuevo estuche permite a los consumidores enviar una muestra de heces para evaluación de microbios presentes en el intestino. Esta información se puede utilizar para hacer recomendaciones acerca de cómo la dieta y el estilo de vida pueden modificar los niveles de bacterias relacionadas con mejor sueño.

Desde trastornos graves hasta simplemente obtener algo de descanso adicional, las bacterias intestinales al parecer están en todas partes en las noticias estos días, por lo que este es un tema clínico importante como tendencia de la semana.

Lea más información sobre bacterias intestinales.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook,Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....