Mortalidad 25% mayor en Latinoamérica por diabetes de tipo 2 que en países desarrollados

Matías A. Loewy, con colaboración de Tesy De Biase

25 de febrero de 2019

BUENOS AIRES, ARG. En Latinoamérica, los pacientes con diabetes de tipo 2 tienen mayor riesgo de muerte cardiovascular o por cualquier causa, en comparación con aquellos que padecen la enfermedad en países desarrollados. Así lo indican una revisión sistemática y metanálisis de estudios de cohorte prospectivos de base poblacional en la región, publicado en el número de febrero de Diabetes/Metabolism Research and Reviews.[1]

El hallazgo "merece especial atención de los formuladores de políticas de salud y de los clínicos en la región, para mejorar el cuidado y el control de la diabetes, a modo de prevenir complicaciones y retrasar la muerte", escribieron los autores, quienes sospechan que el diagnóstico tardío sería una de las causas que explican el peor pronóstico de los pacientes latinoamericanos.

El estudio reveló que en Latinoamérica la diabetes de tipo 2 se asoció con una mortalidad por todas las causas 2,26 veces más alta, en comparación con la de personas sin la enfermedad (p < 0,001; IC 95%: 1,36 -3,74). Asimismo, el riesgo relativo (RR) agrupado para la mortalidad cardiovascular fue de 2,76 (p < 0,061; IC 95%: 1,99 - 3,82). Y para mortalidad renal, el riesgo relativo aumentó a 15,85 (p < 0,645; IC 95%: 9,82 - 25,57). Las estimaciones de riesgo fueron similares entre hombres y mujeres, aunque mayores en personas jóvenes (35 - 59 años).

Sin embargo, cuando se comparan con los resultados de otro estudio grande en países de altos ingresos, las diferencias saltan a la vista: los riesgos relativos de mortalidad general o por causa cardiovascular en esas poblaciones fueron de 1,80 y 2,32, respectivamente.[2]

Dr. Rodrigo Carrillo Larco

"En conclusión, podemos decir que, comparado con estudios de países desarrollados, en Latinoamérica el riesgo de mortalidad total y cardiovascular es aproximadamente 25% y 19% más alto, respectivamente", comentó a Medscape en Español el autor principal de la revisión, Dr. Rodrigo Carrillo Larco, de Global Health Clinical Research Training Fellow en el Imperial College London, en Inglaterra, e investigador asociado en el Centro de Excelencia en Enfermedades Crónicas de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, en Lima, Perú.

Subdiagnóstico, educación y acceso a medicinas: factores sospechosos

Para la investigación, un equipo internacional multicéntrico buscó estudios en cinco bases de datos (Scopus, Medline, Embase, Global Health y LILACS).

"Se revisó por primera vez toda la literatura científica disponible en Latinoamérica que haya estudiado el riesgo de muerte en personas con diabetes, en comparación a individuos sanos. Resumimos y agrupamos los resultados para dar un resultado global para la región", explicó a Medscape en Español otro de los autores, Dr. Noel Barengo, del Department of Medical and Population Health Sciences Research del Herbert Wertheim College of Medicine, de la Florida International University, en Miami, Estados Unidos.

Los investigadores identificaron 979 estudios, de los cuales seleccionaron 17 para una síntesis cualitativa y, de ese total, 14 para el metanálisis (n = 416.821), incluyendo dos resúmenes presentados en congresos y resultados no publicados de un estudio prospectivo de cohorte en Perú, a los que pudieron acceder los autores.

Los estudios analizados se realizaron en Brasil, México, Cuba, Puerto Rico, Trinidad y Tobago y Perú (línea de base: desde 1976 hasta 2008), y tuvieron seguimientos de hasta 30 años.

El Dr. Carrillo Larco y sus colaboradores también discriminaron entre los estudios con diabetes autonotificada o declarada por los propios pacientes (11) y aquellos que también contaban con estudios de laboratorio (6), como glucosa basal en ayunas, glucosa aleatoria, hemoglobina glicosilada o prueba de tolerancia a la glucosa oral.

"Cuando la información se basa únicamente en la autonotificación, la frecuencia de casos encontrados es menor que cuando se basa en la combinación con una prueba de laboratorio", puntualizó el Dr. Carrillo Larco.

En el análisis cuantitativo, el riesgo relativo agrupado de mortalidad por cualquier causa entre pacientes con diabetes autonotificada fue de 2,49 (p < 0,001; IC 95%: 1,96 - 3,15).

¿Pero por qué la evolución de los pacientes resulta ser peor en Latinoamérica que en el mundo desarrollado? El subdiagnóstico de la enfermedad y la consecuente detección tardía serían los factores que lo explican, señaló el Dr. Carrillo Larco. "Muchas personas pasan años sin recibir el diagnóstico y, por tanto, sin tratamiento, acumulando en su organismo las consecuencias negativas de la diabetes".

"Por esto, los sistemas de salud deben promover y buscar mejorar la detección temprana. Así, la proporción de casos no diagnosticados disminuirá y más personas recibirán tratamiento o consejería oportuna, de tal manera que el adecuado control metabólico disminuirá el riesgo de complicaciones y mortalidad", dijo el Dr. Carrillo Larco.

Dr. José Costa Gil

"La mortalidad por diabetes y sus causas no es fácil de precisar", comentó a Medscape en Español Dr. José Costa Gil, doctor honoris causa de la Universidad Nacional de San Luis, en Argentina, y presidente electo de la Asociación Latinoamericana de Diabetes, quien no formó parte del estudio.

El Dr. Costa Gil consideró que las posibles razones del mayor riesgo en Latinoamérica "son variadas e intrincadas. Sin duda, más allá de las diferencias étnicas en la región, aquellas en la educación general, el conocimiento y alerta por la diabetes en la comunidad, la accesibilidad a los servicios de salud y fármacos, son parte del problema".

Asimismo, "también hay cambios en la manera de alimentarse, un creciente sedentarismo y más sobrepeso y obesidad, que actúan como factores de riesgo metabólico-cardio-renal. Lamentablemente, la mortalidad por cetoacidosis continúa siendo más alta de lo deseable. Y aunque se ha mejorado la enfermedad vascular, creció el número de pacientes con diabetes e insuficiencia cardiaca", añadió.

El aspecto económico tampoco queda al margen. El Dr. Costa Gil, quien también ha sido presidente de la Federación Argentina de Sociedades de Endocrinología y de la Sociedad Argentina de Diabetes, ilustró su reflexión con datos de la tercera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo para Enfermedades No Transmisibles realizada en Argentina.

"La diabetes aumenta con la edad y también mostró que las personas con menores ingresos y nivel de instrucción tuvieron proporcionalmente diabetes con mayor frecuencia, que quienes tenían mejor estatus económico-educativo. Además, en ese subgrupo se observó que se incrementaron el sedentarismo, el sobrepeso y la obesidad. En cambio, el aumento fue menos marcado para el colesterol y la presión arterial".

Estrategias para enfrentar el problema

La International Diabetes Federation alertó recientemente que se espera que el número de adultos con diabetes aumente en todo el mundo, de 325 millones en 2017 a 629 millones para 2045. Para América Central y América del Sur, las proyecciones de la carga de enfermedad llegan a casi 50 millones de personas para 2040.[3]

Para frenar la pandemia y su impacto en la región, los expertos propusieron poner especial atención en el diagnóstico oportuno.

"Hay recursos de predicción de diabetes accesibles (en forma de encuestas), con el propósito de detectar sujetos con mayor riesgo de diabetes, para realizar en ellos estudios tempranos y seguimiento, efectuar un diagnóstico oportuno y evitar o retardar el inicio de la afección", destacó el Dr. Costa Gil.

Otras medidas también son fundamentales. "Además del no diagnóstico, seguir un tratamiento de manera no óptima es igual de importante y otro problema de salud pública y de la práctica médica. En este punto, es necesaria la participación del paciente, quien empoderado con información que le haya hecho tomar conciencia de enfermedad, debe asumir su papel y responsabilidad en el tratamiento y manejo de su padecimiento", señaló el Dr. Carrillo Larco.

Agregó: "Para mejorar este aspecto particular es necesario el sinergismo entre el sistema de salud, quien debe asegurar recursos humanos y logísticos para el manejo de la diabetes; los prestadores de salud, quienes deben desarrollar la capacidad de mejorar la adherencia al tratamiento de sus pacientes; y finalmente de los propios pacientes, quienes deben asumir el papel que desempeñan en su tratamiento".

Otro de los autores del estudio, el Dr. Antonio Bernabe-Ortiz, maestro en salud pública, doctorado en epidemiología en la London School of Hygiene and Tropical Medicine, en Londres, Inglaterra, y director adjunto en el Centro de Excelencia en Enfermedades Crónicas, resaltó la importancia de garantizar tratamiento y control apropiados, así como hacer evaluaciones periódicas para evitar la aparición de complicaciones secundarias a la diabetes (como neuropatía periférica, enfermedad renal crónica o retinopatía).

"Los datos actuales sugieren que alrededor de 50% de personas con diabetes en Latinoamérica está consciente del diagnóstico que tiene, y que de ellos, solo 50% (es decir, 25% del total) está en tratamiento, y menos de 10% está controlado apropiadamente. Peor aún, menos de 20% de pacientes con diabetes tiene controles rutinarios para descartar complicaciones secundarias", manifestó a Medscape en Español.

Por su parte, hay especialistas que recomiendan poner atención en la modificación del sedentarismo y de las dietas no saludables desde la infancia. "Hay un crecimiento alarmante de diabetes de tipo 2 a edades tempranas", puntualizó la Dra. Carla Musso, endocrinóloga y profesora de la Maestría en Diabetes de la Universidad Favaloro, en Buenos Aires, Argentina.

Los doctores Carrillo Larco, Barengo, Bernabe-Ortiz, Costa Gil y Musso han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Siga a Matías A. Loewy de Medscape en Español en Twitter @MLoewy. Para más contenido siga a Medscape en Facebook,Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....