Revisión de Artículos: Estudios aleatorizados con ácidos grasos omega-3

Nueva evidencia

Dr. Walter Masson; Dr. Aníbal Arias

Conflictos de interés

21 de febrero de 2019

COLABORACIÓN EDITORIAL

Medscape &

En este contenido

Estudio REDUCE-IT: efectos muy favorables de complemento de ácido eicosapentaenoico altamente purificado

De acuerdo a información proveniente de estudios epidemiológicos y estudios de aleatorización mendeliana, los triglicéridos constituyen un marcador independiente de riesgo aumentado para eventos isquémicos. En estudios clínicos fibratos y niacina no han reducido la tasa de eventos cardiovasculares en pacientes con tratamiento apropiado, incluidas estatinas.

Por otra parte, los ácidos grasos omega-3 no han mostrado beneficio clínico en estudios aleatorizados y metanálisis recientes.

Un estudio aleatorizado doble ciego, REDUCE-IT, investigó el efecto de un complemento de ácido eicosapentaenoico altamente purificado (icosapent ethyl) en pacientes con riesgo cardiovascular aumentado.

El estudio asignó aleatoriamente 4.089 pacientes a icosapent ethyl en dosis de 2 g/12 horas y 4.090 pacientes a placebo (aceite mineral) con los siguientes criterios de inclusión: edad mayor de 45 años en pacientes de prevención secundaria o más de 50 años en personas con diabetes con un factor de riesgo adicional y valores de triglicéridos entre 135 a 499 mg/dl, con colesterol de lipoproteínas de baja densidad entre 41 y 100 mg/dl, y dosis estables de estatinas por 4 semanas.

Se excluyeron los pacientes con insuficiencia cardiaca severa, enfermedad hepática severa, hemoglobina glucosilada > 10%, intervención cardiovascular planeada, historia de pancreatitis o hipersensibilidad al pescado. La edad media de la población incluida fue de 64 años, 70% en prevención secundaria, 60% de pacientes con diabetes, con medianas de colesterol de lipoproteínas de baja densidad basal de 75 mg/dl, lipoproteínas de alta densidad de 40 mg/dl y triglicéridos de 215 mg/dl.

Luego de una mediana de 4,9 años de seguimiento, icosapent ethyl redujo el evento combinado de muerte cardiovascular, infarto no fatal, accidente cerebrovascular no fatal, revascularización coronaria o angina inestable: 17,2% en el grupo activo contra 22% en el grupo placebo, HR: 0,75 (IC 95%: 0,68 - 0,83; p < 0,001).

El beneficio se observó para cado uno de los componentes del criterio de valoración combinado por separado, incluso para muerte cardiovascular y en todos los subgrupos explorados, independientemente del valor basal de triglicéridos y del valor alcanzado en el seguimiento. El uso de icosapent ethyl se asoció a un aumento en las hospitalizaciones por fibrilación auricular (3,1% frente a 2,1%, p = 0,004) y una tendencia al aumento del sangrado mayor (p = 0,06), sin diferencias en sangrado fatal e intracraneano.

Al año de tratamiento, la media de triglicéridos bajó 39 mg/dl en el grupo icosapent ethyl y aumentó 4,5 mg/dl en el grupo placebo (p < 0,001); la media de lipoproteínas de baja densidad aumentó 2 mg/dl en el grupo activo y 7 mg/dl en el grupo placebo (p < 0,001). A dos años, los niveles de proteína C reactiva disminuyeron 13,9% en el grupo activo y aumentaron 32,3% en el grupo placebo.

Lo más importante

Estos resultados inicialmente generan gran entusiasmo, dado que un descenso promedio de los triglicéridos de 39 mg/dl se asoció a una disminución de eventos graves con un número necesario a tratar de 21 a 5 años, algo hasta ahora nunca visto en intervenciones sobre estos compuestos.

Actualmente no se conoce el mecanismo, pero se postulan varias hipótesis. Por un lado, podría haber un efecto “estabilizador de membranas”, dada la reducción en la muerte súbita; por otro, un efecto “atenuador” sobre la placa aterosclerótica, debido que icosapent ethyl logró disminuir todos los eventos, incluso la revascularización.

Asimismo, podría existir un efecto antiagregante, aunque parece menos probable, ya que el beneficio se observa después del año. Tampoco se conoce si estos efectos están mediados específicamente por el descenso de triglicéridos o a través de la modulación en la inflamación. Por último, no está claro si el beneficio se atribuye a las altas dosis (más de 4 veces) en relación a los estudios negativos, o al tipo de compuesto utilizado. La comunidad médica deberá aguardar con ansia los resultados de 4 ensayos aleatorizados que se están llevando a cabo, testeando los efectos de la suplementación con ácidos grasos omega-3.

REFERENCIA
  • Bhatt DL, Steg GP, Miller M, Brinton EA, y cols.; REDUCE-IT Investigators. Cardiovascular Risk Reduction with Icosapent Ethyl for Hypertriglyceridemia. N Engl J Med. 3 Ene 2019;380(1):11-22. doi: 10.1056/NEJMoa1812792. PMID: 30415628. Fuente

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....