Caso Clínico: Paciente femenino con episodios paroxísticos de palpitaciones

Dra. Florencia Mandó; Dra. Macarena De Zan; Ángela Solano, Ph. D.; Florencia Cardoso, M. Sc.; Dr. Carlos Labadet; Dr. Javier Guetta

Conflictos de interés

28 de enero de 2019

COLABORACIÓN EDITORIAL

Medscape &

En los pacientes que padecen este tipo de laminopatías, los trastornos de la conducción y las arritmias ventriculares suelen ser comunes. También padecen una incidencia importante de muerte súbita, aunque todavía no se ha establecido el mejor método para estratificar el riesgo de predecir este fatal evento.

Rijsinger ha propuesto un algoritmo no invasivo para seleccionar aquellos pacientes que se van a ver beneficiados por un implante de cardiodesfibrilador como prevención primaria: pacientes con taquicardia ventricular no sostenida en electrocardiograma Holter de 24 horas, con fracción de eyección < 45% en hombres y con mutaciones non-missense.[17] En otros estudios también se ha encontrado mayor asociación con pacientes que presentan tempranamente bloqueos auriculoventriculares o presencia de fibrosis en la resonancia magnética nuclear.

Todavía no se ha establecido el momento exacto para indicar el implante de un cardiodesfibrilador, pero se sabe que estos pacientes no deben ser evaluados con las guías habituales.[18] Su recomendación suele aparecer cuando el paciente presenta un fenotipo positivo o tiene indicación de marcapasos definitivo. En estos casos se coloca el implante de cardiodesfibrilador tempranamente, interpretando que es una patología evolutiva y que probablemente las alteraciones de la conducción precedan arritmias graves que ponen en riesgo la vida del paciente.[19].

Siga a la Sociedad Argentina de Cardiología en Twitter y lea más en la página de la alianza. Para más contenido siga a Medscape en Twitter, Facebook,  Instagram y  YouTube .

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....