Caso Clínico: Paciente femenino con episodios paroxísticos de palpitaciones

Dra. Florencia Mandó; Dra. Macarena De Zan; Ángela Solano, Ph. D.; Florencia Cardoso, M. Sc.; Dr. Carlos Labadet; Dr. Javier Guetta

Conflictos de interés

28 de enero de 2019

COLABORACIÓN EDITORIAL

Medscape &

Mediante la evaluación genética más de treinta genes han sido asociados a la miocardiopatía dilatada de origen no isquémico. Cada vez se recomienda más el empleo del estudio genético en pacientes que tienen una historia familiar compatible. Los genes que se han encontrado asociados hasta el momento, incluyen: MYBPC3, MYH7, TNNT2, LMNA y SCN5A.

Generalmente alguno de estos genes se encuentra presente en 15% a 20% de las miocardiopatías familiares dilatadas.[12,13] Pero hay que destacar que la presencia de algunos genes se asocia en gran medida a enfermedades del sistema de conducción. Entre ellos se encuentra el gen LMNA (láminas A/C).

Se llevó a cabo el estudio genético y el mismo arrojó el siguiente resultado: LMNA, Exon 9, c.1526dupC (p.Thr510Tyrfs*42), heterocigota, patogénico. Este cambio de secuencia inserta 1 nucleótido en el exón 9 del LMNA mARN (c.1526dupC), provocando un cambio de lectura en el codón 510. Esto genera una señal de stop de traducción prematura (p.Thr510Tyrfs*42) y se espera que provoque ausencia o disrupción del producto proteico.

Las variantes de LMNA observadas en la paciente son patogénicas y se han reportado en individuos con distrofia muscular de Emery-Dreifuss, miocardiopatía dilatada y otras enfermedades relacionadas a LMNA.

El gen de la LMNA se encuentra situado en el brazo largo del cromosoma 1 (1q22). Este gen codifica las proteínas denominadas lamininas. Ambas proteínas codificadas a partir de este gen se encuentran en la mayoría de las células del organismo. Son proteínas estructurales denominadas proteínas de los filamentos intermedios, y su función consiste en proporcionar estabilidad y resistencia a las células.

Las láminas A y C se encuentran en la formación de la envoltura nuclear. Esta mutación también suele asociarse a otras enfermedades genéticas congénitas, como el síndrome de progeria de Hutchinson-Gilford.[14]

Las mutaciones o variantes patogénicas, presentes en el gen LMNA detectadas por secuenciación del mismo, se asocian a la miocardiopatía dilatada.[15] En algunos casos se ha reportado indicación de trasplante cardiaco hasta en 20 % de los portadores.[16] La secuenciación completa del gen es imprescindible en el primer individuo que se analiza en una familia y es importante remarcar que los demás integrantes solo necesitan ser analizados por esa mutación, siendo el resultado 100% informativo (sea portador o no) y el costo del estudio es veinte veces menor que el del primer caso (caso índice).

Los parientes a ser analizados son los que corresponden a la misma rama familiar (materna o paterna), respetando la asociación a la rama familiar se puede analizar a individuos de cualquier generación.

Los enfoques de estas pruebas genéticas en el caso índice pueden incluir pruebas de un solo gen o también es posible extenderse al análisis de un panel de multigenes y pruebas genómicas más exhaustivas. Una vez detectada la mutación, el análisis de los familiares siempre es como se describió anteriormente.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....