Mini Examen Clínico: ¿Qué conoce acerca de los incidentalomas suprarrenales?

Dr. José Gotés Palazuelos

Conflictos de interés

22 de enero de 2019

Todo paciente con un incidentaloma adrenal significativo (mayor a 1 cm) debe ser evaluado en relación a la producción hormonal autónoma por parte de la lesión.

En primera instancia, es necesario revisar al paciente y determinar si existen datos clínicos de hipercortisolismo (ganancia de peso, cara de luna llena, giba dorsal, hematomas espontáneos, estrías abdominales violáceas, debilidad muscular proximal, hipertensión, osteoporosis, diabetes, etcétera), hiperaldosteronismo (hipertensión arterial sistémica, hipocalemia), feocromocitoma (hipertensión persistente o paroxística, palpitaciones, cefalea, sudoración, temblor, ansiedad) o hiperandrogenismo (hirsutismo o virilización). Enseguida se establece qué tipo de evaluación hormonal se solicitará.

Para un paciente con incidentaloma adrenal que no presenta ninguno de los datos clínicos mencionados, lo ideal es pedir una prueba de 1 mg de dexametasona (medición de cortisol matutino: 8:00 a 9:00 a. m.; después de la toma de una dosis única de 1 mg de dexametasona la noche anterior, alrededor de las 11:00 p. m.) y la medición de metanefrinas plasmáticas. Esto se debe a que es posible encontrar secreción autónoma de cortisol sin datos francos de síndrome de Cushing, estado que en algunos sitios se ha denominado hipercortisolismo subclínico. Además, un paciente puede presentar producción autónoma de catecolaminas en sujetos normotensos.

Asimismo, es necesario medir metanefrinas para todo paciente con lesión adrenal que pudiera ser resecada, con el propósito de reducir el riesgo quirúrgico por salida de catecolaminas. Valores menores a 1,8 µg/dl de cortisol después de 1 mg de dexametasona descartan secreción autónoma de cortisol, mientras que niveles superiores a 5 µg/dl pudieran indicar secreción autónoma. Idealmente, los valores mayores a 5 µg/dl deberán confirmarse con otras pruebas para la valoración de síndrome de Cushing. Por otra parte, si los niveles de metanefrinas plasmáticas superan 3 a 5 veces el límite superior normal del ensayo del laboratorio, es posible que exista hipersecreción de catecolaminas, lo que implica ahondar en su abordaje.

A menos que el paciente presente signos claros de exceso de andrógenos (hirsutismo, virilización), no se sugiere solicitar de forma rutinaria la medición de andrógenos suprarrenales en la evaluación de un incidentaloma adrenal.

Para conocer más sobre los análisis clínicos en casos de sospecha de incidentaloma adrenal, lea aquí.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....