Cribado de infección y vacunación en migrantes: recomendaciones del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades

Dr. Javier Cotelo

21 de enero de 2019

En este contenido

Detalle de las medidas de cada infección

A continuación se detallan las recomendaciones de la guía para cada una de las infecciones seleccionadas como prioritarias por los expertos:

La certeza de la evidencia según GRADE fue catalogada como baja. La fortaleza de la recomendación debe basarse en los países de procedencia que tengan una incidencia intermedia o alta de tuberculosis. Respecto a la escala FACE, los expertos catalogaron este cribado como prioridad alta, aceptabilidad y factibilidad moderadas para llevarlo a cabo, y de alta equidad. Aunque hay pocos datos sobre el costo-efectividad de estos cribados, también se asocian a la incidencia de la enfermedad del país de origen.

La certeza de la evidencia GRADE fue catalogada como baja; la fortaleza de la recomendación también está ligada a la incidencia de tuberculosis en el país de origen. Respecto a la escala FACE, se determinó que esta propuesta tiene características idénticas al cribadode la tuberculosis activa. En cuanto al costo-efectividad, parece ser mayor en migrantes menores de 35 años y siempre dependiendo de la incidencia de tuberculosis del país de procedencia.

Por otro lado, es necesario ofrecer la prueba a todos los migrantes adolescentes y adultos con alto riesgo de exposición al virus de inmunodeficiencia humana, y si es positiva, dar la atención y tratamiento pertinentes. Ambas medidas tienen una certeza de evidencia GRADE baja; la fortaleza de la recomendación se condicionó a que la prevalencia del país de origen sea mayor a 1%. En cuanto a la escala FACE para el cribado del virus de inmunodeficiencia humana, se estableció una prioridad alta, y aceptabilidad, factibilidad y equidad altas.
En cuanto al costo-efectividad de la medida, a pesar de haber pocos datos, algunos estudios señalan que una prueba precoz del virus de inmunodeficiencia humana y su tratamiento es costo-efectivo en poblaciones de alta prevalencia, pero por el contrario, otros estudios señalan una cifra muy baja.

Ofrecer la inmunización completa a todos los migrantes niños y adolescentes procedentes de países con una prevalencia intermedia/alta en los que no haya evidencia de inmunidad o vacunación.
La certeza de evidencia para estas recomendaciones, según GRADE, fue catalogada como baja; la fortaleza de las recomendaciones para el cribado fue condicionada según la prevalencia del país de origen y fuerte en cuanto a la inmunización de niños y adolescentes. Además, respecto a la escala FACE se consensuó prioridad alta, aceptabilidad moderada y factibilidad y equidad de estas medidas, altas. El costo-efectividad del cribadofue efectivo incluso para los migrantes de países con baja prevalencia de hepatitis B. La vacunación de adultos sin factores de riesgo adicionales parece proporcionar un discreto beneficio de salud para los costos que supone.

En los migrantes positivos para esta segunda prueba se debe dar atención sanitaria y tratamiento de la infección. La certeza de evidencia GRADE para esta medida fue moderada, y la fortaleza de la misma está condicionada a la prevalencia intermedia/alta del virus de hepatitis C en el país de origen (igual o mayor a 2%).

En cuanto a la escala FACE, la prioridad se determinó como media, la factibilidad de la recomendación es baja y la aceptabilidad y equidad son moderadas. Respecto al costo-efectividad, un análisis en Francia determinó que es moderado en cuanto a la detección de anticuerpos en los genotipos virales 1 y 4 y la detección de ARN para los genotipos 2 y 3. La detección de anticuerpos y terapia tiene un alto impacto en los presupuestos, aunque podría ser más costo-efectiva de lo que estiman los estudios analizados.

La certeza de evidencia GRADE se catalogó como baja y la fortaleza de la recomendación está condicionada al país de origen de los migrantes. Respecto a la escala FACE, se estipularon prioridad media, baja aceptabilidad y factibilidad y equidad moderadas para estas recomendaciones. Existen pocos datos del costo-efectividad de las medidas propuestas en estas dos enfermedades infecciosas, pero sugieren (con una limitada evidencia) que el tratamiento sería la estrategia más costo-efectiva, aunque por la incertidumbre y diversos motivos, no sería trasladable a los migrantes a la Unión Europea/Espacio Económico Europeo.

  1. Cribadode tuberculosis activa: la recomendación basada en la evidencia para su detección consistiría en realizar una radiografía de tórax tan pronto como sea posible, tras la llegada de los migrantes procedentes de países con alta incidencia de tuberculosis. Aquellos en los que se detecten alteraciones deben ser remitidos a un centro para confirmar la tuberculosis activa y realizar un cultivo de esputo para detectar Mycobaterium tuberculosis.

  2. Tuberculosis latente: la recomendación basada en la evidencia propuesta consistió en ofertar la realización de la prueba de la tuberculina cutánea o bien la prueba de liberación de interferón gamma, tan pronto como sea posible tras la llegada, para todos los migrantes procedentes de países con alta incidencia de la enfermedad, además de proporcionar la debida atención sanitaria y adecuado tratamiento.[4]

  3. Virus de inmunodeficiencia humana: las recomendaciones basadas en la evidencia consistirían en realizar el cribadofrente al virus de inmunodeficiencia humana a los migrantes que han vivido en comunidades con alta prevalencia de la enfermedad (mayor o igual a 1%). Si la prueba es positiva, se debe facilitar atención y tratamiento según contemplan las guías clínicas.

  4. Hepatitis B: las recomendaciones propuestas basadas en la evidencia consisten en proporcionar el cribado de la determinación de antígeno de superficie de la hepatitis B, anticuerpo del núcleo del virus de la hepatitis B y anticuerpo de superficie del virus de la hepatitis B, así como el tratamiento de la hepatitis B, a los migrantes procedentes de países con una prevalencia de la enfermedad intermedia/alta (de 2% a 5% de antígeno de superficie de la hepatitis B).

  5. Hepatitis C: las recomendaciones basadas en la evidencia consisten en ofrecer un cribado de detección de anticuerpos frente al virus de la hepatitis C a los migrantes procedentes de países endémicos para el virus (igual o mayor a 2%) y una prueba adicional de ARN para quienes presentan anticuerpos.

  6. Estrongiloidiasis y esquistosomiasis: la recomendación basada en la evidencia para estrongiloidiasis consiste en ofrecer un cribado serológico y su tratamiento en los positivos para todos los migrantes que procedan de países de Asia, África, Oriente Medio, Oceanía y Latinoamérica, con alta endemicidad de la infección. En cuanto a la esquistosomiasis, se recomendó ofrecer el cribadoserológico y el tratamiento para los positivos, a todos los migrantes procedentes de África subsahariana y áreas focales de transmisión en Asia, América del Sur y norte de África con alta endemicidad de la enfermedad infecciosa.

  7. Enfermedades infecciosas prevenibles con vacunas: las recomendaciones basadas en la evidencia propuestas son las siguientes: ofrecer a todos los migrantes niños y adolescentes sin registros de inmunización la vacuna contra sarampión, rubéola y parotiditis (triple vírica), como una prioridad. La certeza de evidencia GRADE se catalogó como baja. A su vez, se debe ofrecer la vacuna triple vírica a todos los migrantes adultos sin datos de inmunización, incluso a los que tienen una dosis aplicada y según los protocolos del país hospedero. La certeza de evidencia GRADE fue muy baja. También se propone ofrecer como prioridad la vacunación frente a difteria, tétanos, tosferina, poliomielitis y Haemophylus influenzae tipo b (DTaP, IPV, Hib) a todos los migrantes niños y adolescentes sin registros de inmunización. Certeza de evidencia baja.

De igual manera, se plantea ofrecer la vacuna contra estas enfermedades a todo migrante adulto sin registros de inmunización, de acuerdo a las pautas existentes en el país de acogida. Si esto no fuera posible, a todo migrante adulto debería aplicarse una primera dosis de difteria, tétanos y polio. La certeza de evidencia es muy baja. La fortaleza de dichas recomendaciones es fuerte para niños y adolescentes y condicionada para los migrantes adultos.

El panel de expertos clasificó estas medidas como altas en cuanto a prioridad, aceptabilidad, factibilidad y equidad, de acuerdo a la escala FACE.

Respecto a costo-efectividad, aunque existe poca literatura sobre el tema en migrantes, parece que las pruebas serológicas son menos costo-efectivas que la inmunización en los niños migrantes. En los refugiados, antes de partir, estas vacunaciones parecen ser costo-efectivas y disminuyen las enfermedades prevenibles por vacunas.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....