La radiación parcial de la mama es útil en el cáncer de mama en etapa temprana

Pam Harrison

Conflictos de interés

11 de diciembre de 2018

SAN ANTONIO, USA. La radiación parcial de la mama acelerada, aunque no es 100% equivalente a la radiación total de la mama para el control de la enfermedad en pacientes con cáncer de mama en etapa temprana, genera resultados tan similares que puede considerarse una opción de tratamiento viable en muchos casos, indica uno de los estudios de seguimiento a largo plazo más grande de su clase.[1]

"Para tratar de mejorar la calidad de vida de nuestras pacientes, estudiamos si podíamos o no reducir significativamente los tiempos de tratamiento general a una semana o menos, aplicando una técnica conocida como radiación parcial de la mama, lo que significa limitar la radiación solo a la región de la cavidad de la tumorectomía y acelerar el tratamiento a 5 días o menos", manifestó en una rueda de prensa en el San Antonio Breast Cancer Symposium (SABCS) de 2018 el Dr. Frank Vicini, maestro en salud pública, del Radiation Oncology Institute, Pontiac, en Michigan, Estados Unidos.

"Si bien no podemos declarar que la radiación total de la mama y la radiación parcial de la mama son equivalentes para controlar la recidiva local del tumor de mama, la diferencia absoluta en la incidencia acumulada a 10 años de recidiva ipsilateral del tumor mamario fue de solo 0,7%. Así que la radiación parcial de la mama puede ser una alternativa aceptable a la radiación total de la mama para una proporción de mujeres que se someten a cirugía conservadora de mama", concluyó.

En el estudio NRG (NSABP B-39/RTOG 0413) se aleatorizó a 4.216 mujeres que recientemente se habían sometido a tumorectomía para que recibieran radiación total de la mama o radiación parcial de la mama acelerada. Las mujeres reclutadas en el estudio tenían 0 a 3 ganglios axilares afectados al entrar en el estudio.

Veinticinco por ciento del grupo tenía carcinoma ductal in situ, 65% cáncer de mama en etapa I, y 10% enfermedad en etapa II. La mayoría de las mujeres también tenía tumores positivos para receptor hormonal.

Las mujeres que fueron asignadas al grupo con radiación total de la mama después de quimioterapia posquirúrgica recibieron tratamiento diario con 2,0 Gy/fracción de radiación hasta un total de 50 Gy con un refuerzo secuencial en la herida quirúrgica.

La duración de la radiación total de la mama fue de 5 a 6 semanas, que era el tratamiento estándar en la época en que se diseñó el estudio.

Las mujeres asignadas a radiación parcial de la mama acelerada antes de quimioterapia posquirúrgica recibieron tratamiento dos veces al día con 3,4 a 3,85 Gy administrados como braquirradioterapia o radiación externa 3D.

Las pacientes que se sometieron a radiación parcial de la mama acelerada recibieron un total de 10 tratamientos en el curso de 5 a 10 días.

"El criterio principal de valoración fue determinar si los resultados de la radiación parcial de la mama en la recidiva ipsilateral del tumor mamario (en el carcinoma ductal in situ lo mismo que en el cáncer de mama invasivo) eran los mismos que para la radiación total de la mama", señaló el Dr. Vicini.

A una mediana de seguimiento de 10,2 años, el Dr. Vicini y sus colaboradores documentaron un total de 161 recidivas ipsilaterales del tumor mamario como primeros eventos: 90 entre mujeres tratadas con radiación parcial de la mama acelerada y 71 para las tratadas con radiación total de la mama.

Basándose en el límite superior del intervalo de confianza del hazard ratio, "la radiación parcial de la mama no cumplió los criterios de equivalencia a la radiación total de la mama en el control de la recidiva ipsilateral del tumor mamario", informó el Dr. Vicini.

Por otra parte, la incidencia acumulada a 10 años de recidiva ipsilateral del tumor mamario fue muy baja en los dos grupos: 4,6% para las pacientes del grupo con radiación parcial de la mama acelerada frente a 3,9% del grupo con radiación total de la mama.

Además, la diferencia en las tasas de intervalo libre de recidiva entre los dos grupos (91,8% en el grupo con radiación parcial de la mama acelerada frente a 93,4% en el grupo con radiación total de la mama) también fue insignificante (solo 1,6%), añadió el Dr. Vicini.

No hubo diferencias en el intervalo sin enfermedad a distancia, en la sobrevida global o en la sobrevida libre de progresión.

Por ejemplo, a los 10 años, 96,7% de pacientes del grupo con radiación parcial de la mama acelerada no tenía enfermedad a distancia, al igual que 97,1% de pacientes del grupo con radiación total de la mama.

En el mismo lapso de seguimiento, 90,6% de pacientes del grupo con radiación parcial de la mama acelerada todavía continuaba con vida, al igual que 91,3% de las mujeres tratadas con radiación total de la mama.

Las tasas de sobrevida libre de progresión también fueron muy similares entre los dos grupos de tratamiento, señaló el Dr. Vicini.

Las tasas de toxicidad de grado 3 fueron similares entre los dos grupos de tratamiento: 9,6% en el grupo con radiación parcial de la mama acelerada y 7,1% para las que recibieron radiación total de la mama. Las tasas de efectos tóxicos de grado más alto también fueron muy bajas y similares entre los dos grupos de tratamiento.

En la actualidad se están realizando análisis adicionales para evaluar criterios de valoración secundarios, que incluyen calidad de vida y resultados estéticos, indicó el Dr. Vicini.

"Se han efectuado muchos estudios que han analizado la calidad de vida después de la radioterapia, y podemos imaginar que la calidad de vida es mejor con radiación parcial de la mama: esto es muy intuitivo", puntualizó el Dr. Vicini.

"Y hubo una diferencia muy espectacular en el intervalo de tratamiento de 5 a 7 semanas con radiación total de la mama hasta una semana o menos con radiación parcial de la mama, de manera que mientras las tasas de control sean las mismas, la tendencia en oncología ahora es 'menos es mejor'", añadió.

Además, el intervalo sin enfermedad a distancia, la sobrevida global y la sobrevida libre de progresión no fueron diferentes entre los dos grupos. Supuestamente, estos criterios de valoración son más importantes que la recidiva, comentó el Dr. Vicini, aun cuando la recidiva sea un evento importante para las pacientes.

"Estos hallazgos señalan que el método de radioterapia menos problemático de radiación parcial de la mama acelerada puede ser una opción aceptable para muchas mujeres", añadió el Dr. Vicini.

"Así que creo que es un estudio muy importante, y ciertamente lo es para las pacientes", concluyó el especialista.

No suele utilizarse radiación parcial de la mama

En un comentario a Medscape Noticias Médicas sobre los hallazgos, la moderadora de la conferencia de prensa, Dra. Virginia Kaklamani, de la University of Texas Health, en San Antonio, Estados Unidos, señaló que la mayoría de las pacientes estadounidenses que son similares a las del presente estudio todavía se someten a radiación total de la mama. "La radiación parcial de la mama no es tan frecuente como debería serlo".

"Al final, esto es perjudicial para las pacientes, pues si se someten a radiación total de la mama han de acudir a radioterapia por un mínimo de 5, y en ocasiones, 7 semanas, mientras que con la radiación parcial de la mama acudirían solo de 5 a 10 días", añadió la Dra. Kaklamani.

Considera que los hallazgos del presente estudio "definitivamente" deberían tranquilizar en el sentido de que los oncólogos especializados en radiación pueden ofrecer radiación parcial de la mama acelerada a pacientes que cumplen los mismos criterios que los incluidos en el presente estudio.

"Contamos con muchos estudios que evalúan intervalos de radiación más breves", señaló la Dra. Kaklamani.

"Y la comunidad médica debe implementar más la radiación parcial de la mama, y las pacientes también deberían pedirla", comentó.

La Dra. Reshma Jagsi, D. Phil., profesora y presidenta delegada del Department or Radiation Oncology, en la University of Michigan, en Ann Arbor, Estados Unidos, consideró que estudios aleatorizados de gran calidad como este, en el cual se compararon esquemas más breves de radiación parcial de la mama con radiación total de la mama, son "decisivamente importantes" para ayudar a fundamentar las decisiones de tratamiento que las mujeres a las que se diagnostica cáncer de mama deben tomar cada año.

"Estas decisiones dependen de valores y preferencias de la paciente", manifestó la Dra. Jagsi a Medscape Noticias Médicas.

Por ejemplo, algunas mujeres podrían preferir acudir dos veces al día durante una semana en vez de diariamente durante muchas semanas, para minimizar la perturbación de su horario de trabajo o a causa de problemas que implican traslado, mientras que otras pudieran muy razonablemente decidir lo contrario.

"La contribución de estudios como estos es habilitar a cada mujer con la información precisa sobre el riesgo que necesita para tomar la decisión adecuada en su caso", escribió la Dra. Jagsi.

"Los investigadores han hecho una enorme contribución a través de este estudio", concluyó.

El Dr. Vicini y la Dra. Kaklamani han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente. La Dra. Jagsi ha recibido apoyos para investigación de Abbot, AbbVie Pharmaceuticals, Amgen, Eviti, Vizient, y MROWC/Blue Cross Blue Shield de Michigan, así como honorarios y viáticos de Amgene y Vizient. También ha comunicado tener acciones en Equity Quotient.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....