Mini Examen Clínico: Cribado oftalmológico en pediatría

Dr. Jesús Hernández Tiscareño

Conflictos de interés

4 de diciembre de 2018

Los recién nacidos pueden tener estrabismo intermitente (ya sea con los ojos girando hacia afuera o hacia adentro), pero esto debería resolverse entre los 2 y 4 meses de edad. Cualquier estrabismo constante se considera anormal a cualquier edad y el estrabismo intermitente después de 4 meses justifica la derivación al especialista.

Desde los 6 meses hasta los 2 años los niños deben poder arreglar y seguir un objeto de forma monocular y tener una alineación normal. Cuando los dos ojos no miran en la misma dirección, el niño aprende a suprimir los impulsos visuales del ojo desviado. Esto produce un deterioro de la agudeza visual en el ojo estrábico.

La prueba diagnóstica de estrabismo es la prueba de oclusión que permite descartar la existencia o no de una desviación. En la prueba de oclusión se realizan procedimientos para cubrir y descubrir objetos; se tapa un ojo con un pulgar o un elemento de oclusión, mientras el niño fija la vista en un punto determinado, como un juguete, una letra del optotipo o una luz de la linterna. Si el ojo descubierto presenta desviación, debe realizar un movimiento de refijación para mantener la vista fija sobre el objeto en cuestión. Entonces se descubre la oclusión y se cubre el otro ojo. Un movimiento de refijación del ojo descubierto al tapar el ojo opuesto indica la presencia de una tropía. Un movimiento de refijación en ambos ojos con la prueba de oclusión indica fijación alternante. Si solamente es uno de los ojos el que siempre desvía, entonces existe una fijación preferencial. En el caso de una esotropía, el ojo desviado efectuará un movimiento hacia afuera para realizar la fijación cuando se cubre el ojo que fija; si se trata de una exotropía, entonces el ojo desviado efectuará el movimiento hacia adentro.[11]

El diagnóstico precoz es fundamental en el tratamiento del estrabismo. Si se cumple esta premisa, la mayoría de los casos se soluciona con corrección óptica, oclusión, toxina botulínica o cirugía.

El conocimiento de los temas principales de oftalmología por los pediatras conseguirá mejorar el desarrollo visual en la infancia y optimizar las derivaciones al oftalmólogo. Es importante conocer los métodos de exploración de agudeza visual, de estereopsis y de estrabismo y sus particularidades según edades. Manejándolos adecuadamente, llevaremos a cabo un eficaz cribado de ambliopía, la principal causa de mala visión en la infancia.

Para más información sobre la esotropía, lea aquí.

Contenidos Relacionados

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....